Francia defiende el apoyo “por todos los medios” a la oposición siria y al Gobierno iraquí

 -  

Por Jean-Claude Dufour
Foto: El presidente de Francia, François Hollande, y su homólogo iraquí, Fuad Massum, durante la conferencia de París sobre Irak.
 
El presidente de Francia, François Hollande, pidió este lunes a la comunidad internacional que apoye “por todos los medios” a la oposición democrática siria que lucha contra el régimen dictatorial de Bashar al-Asad y se enfrenta también a la barbarie de los grupos yihadistas. Hollande hizo esta petición durante la conferencia internacional sobre la seguridad en Irak que se celebró en París. “El caos hace el juego a los terroristas. Por lo tanto, tenemos que apoyar a los que pueden negociar y conseguir compromisos necesarios para preservar el porvenir de Siria”, advirtió el mandatario galo. Abundando en la misma línea, Hollande exhortó a sus socios occidentales y árabes a implicarse “claramente y con lealtad al lado de las autoridades iraquíes”, porque “no podemos perder tiempo” frente a las amenazas de los yihadistas del Estado Islámico (EI). La campaña aérea francesa contra las posiciones yihadistas en Irak empezó este lunes. “La lucha de los iraquíes contra el terrorismo también es la nuestra”, enfatizó el presidente francés. Francia apoya la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra el EI, pero quiere tener un protagonismo militar y político propio en esta iniciativa y no ser un mero peón de Barack Obama. La conferencia de París, según insistió el presidente galo, “tiene un objetivo: aportar a las nuevas autoridades iraquíes el apoyo político que necesitan”. De lo que se trata, según Hollande, es de “romper las redes yihadistas” frente a la llegada de “combatientes que vienen del mundo entero”, incluso de Francia, España, Alemania, Reino Unido y otros países europeos. La conferencia de París, que tuvo como principales protagonistas a Hollande y al presidente iraquí Fuad Massum, reunió a una treintena de jefes de Estado y de Gobierno y a ministros de Asuntos Exteriores. Representaron a España, Estados Unidos y Rusia los jefes de las diplomacias de los tres países, José Manuel García-Margallo, John Kerry y Sergueï Lavrov. Kerry llegó el domingo a París después de una gira por Irak, Jordania, Arabia Saudí, Turquía y Egipto en busca de compromisos concretos. Los yihadistas suponen “una amenaza global que requiere soluciones globales”, dijo el presidente Hollande.  Desde el punto de vista militar, Hollande aseguró que “no necesitamos soldados que combatan sobre el terreno en Irak. Necesitamos una intervención aérea”, y “es necesario que la intervención sea rápida”. La posición de Barack Obama es prácticamente la misma que la de Hollande sobre esta cuestión.
 
Coalición internacional
La semana pasada, en una conferencia en Arabia Saudí, 10 países firmaron una declaración de apoyo a una posible campaña militar capitaneada por Estados Unidos, pero no dieron ningún detalle de cómo, cuándo o con qué estarían dispuestos a participar. Además de Arabia Saudí, los firmantes eran Emiratos Árabes Unidos (EAU), Catar, Irak, Kuwait, Egipto, Jordania, Líbano, Omán y Baréin. Turquía también estaba presente, pero prefirió no firmar. El frente europeo aún tiene que definirse. El primer ministro británico, David Cameron, aseguró que no excluye la participación en bombardeos si bien el ministro de Asuntos Exteriores, Philip Hammond, recordó que el Parlamento se negó a autorizar los ataques en Siria el año pasado. Alemania e Italia apoyan la iniciativa estadounidense y España todavía no ha expresado su posición. El viceministro de Asuntos Exteriores de Irán, Hossein Amir-Abdollahian, cuyo país no fue invitado a la conferencia de París, estimó que la  mejor manera de luchar contra el terrorismo yihadista es reforzando a los Gobiernos de Irán y Siria. Amir-Abdollahian hizo estas declaraciones en Teherán durante el encuentro que mantuvo con la presidenta de la comisión de Defensa del Parlamento galo, Patricia Adam. Los dirigentes iraníes, que apoyan al régimen de Damasco, pero también iraquíes,  lamentaron que Bashar al-Asad no hubiera sido invitado a la conferencia parisina. En este sentido, Amir-Abdollahian,  aseguró que “la República Islámica de Irán no esperará ninguna coalición internacional para luchar contra el terrorismo y ayudaros”. Por su parte, el guía supremo iraní, Ayatolá Ali Khamenei, declaró que su país rechazó una demanda de cooperación de Washington para combatir a los yihadistas del EI. Algunos observadores políticos no están del todo convencidos de que la estrategia global de lucha contra el yihadismo que se perfiló en la conferencia de París pueda llevarse a cabo, porque son muchas las discrepancias e intereses distintos entre los países de la coalición y los que podrían unirse a tal iniciativa. Además, países musulmanes políticamente relevantes como Turquía, Egipto, Arabia Saudí y Jordania no quieren desempeñar un protagonismo importante en los ataque aéreos, porque tienen que cuidar a sus respectivas opiniones públicas y los equilibrios regionales.
 
Misión en Malí
Por otra parte, España liderará a partir del mes de noviembre la misión europea European Union Training Mission in Mali (EUTM-Malí), que durante nueve meses estará dirigida por un general de brigada que contará con los apoyos al mando necesarios. Según indicó el Ministerio de Defensa en una nota, esta nueva responsabilidad se debe al compromiso de España con la estabilidad de los países africanos afectados por la amenaza terrorista yihadista, que, como reconoció la OTAN en la reciente cumbre de Gales, no está sólo en Oriente Medio, sino también de modo significativo en el norte de África y el Sahel. Aunque la cifra definitiva de participantes en la misión está aún por decidirse, el contingente español está formado actualmente por 114 efectivos y EUTM cuenta con 577 militares en 27 países. La firme posición de España y de otros aliados en la Unión Europea (UE) y la OTAN llevó a que fuera incluida la región del norte de África y el Sahel como una zona de especial riesgo e inestabilidad,  recordó el Ministerio de Defensa.