Grandes expectativas económicas para la Exposición Universal de Dubái 2020

 -  

Raúl Redondo

Pie de foto: Expo Dubái 2020

La programación de la Exposición Universal de Dubái 2020 sigue su curso en diversos aspectos, como viene detallando Atalayar a lo largo de estas semanas, y, poco a poco, se va acercando la fecha para el comienzo de esta, que está fijada para el 20 de octubre de 2020. Esta Exposición Universal es la primera que se celebra en el área MEASA (Oriente Medio, África y Asia Meridional) y la primera que organiza un país árabe, en este caso Emiratos Árabes Unidos (EAU); y tan magno evento dejará una huella económica muy remarcable dentro de una región que se ha caracterizado estas últimas décadas por un desarrollo financiero muy destacable.

Expo Dubái 2020 cuenta con un presupuesto de 6.750 millones de dólares (unos 25.000 millones de dírhams, moneda local de EAU) y espera la llegada entre el 20 de octubre de 2020 y el 10 de abril de 2021 de unos 25 millones de visitantes; un aluvión de asistentes que seguramente significará un impulso económico espectacular para la ciudad de Dubái, para el conjunto del emirato homónimo y para EAU en general.

La atención a esta cita internacional llega desde todas las partes del globo terráqueo. Así, hasta 192 países tienen confirmada su asistencia a tal evento, incluido un país no muy cercano al mundo árabe, como es Israel. 192 países, incluidas todos las naciones más potentes del mundo, que tienen ya puesta la mira en su participación en esta cita mundial; cada uno tendrá su propio pabellón en el que podrán mostrar su potencial industrial y de innovación.

La Expo de Dubái tiene como lema “conectando mentes, creando el futuro”, con el firme objetivo de celebrar los logros alcanzados por la humanidad e invitar a todos a unirse para fomentar un futuro mejor, facilitando para ello el intercambio de ideas y culturas de cara a afrontar problemas muy importantes y encontrar ante estos soluciones creativas; todo ello orientado hacia el gran reto de construir un futuro mejor para todas las personas, con gran protagonismo de la innovación y los desarrollos tecnológicos propios de la época en la que vivimos actualmente.

Pie de foto: maqueta del proyecto Expo 2020 en Dubái, Emiratos Árabes Unidos. REUTERS/STRING

Ante tal elenco participativo internacional, las oportunidades de negocio serán muy grandes en Dubái. En este sentido, Maha Al Gergawi, directora de Participantes Internacionales de la Exposición Universal de Dubái 2020, ha indicado que a todas estas naciones se les brindará la oportunidad de “explorar nuevos mercados y oportunidades” tanto en Dubái, como en EAU y la región de Oriente Medio. “Será una oportunidad para que los países y sus diversas empresas realicen intercambios y muestren sus tecnologías innovadoras en áreas como el tratamiento de agua, la gestión de residuos, el transporte y las energías renovables”, ha explicado la propia Al Gergawi. Una directora de Participantes Internacionales de la Expo de Dubái que también ha apuntado que se toman muy en serio “la posibilidad de que empresas de todos los tamaños de todo el mundo aprovechen los miles de millones de dólares en oportunidades antes, durante y después de la Expo 2020”.

Este acontecimiento universal de alto nivel tendrá un impacto más que positivo en el crecimiento económico de EAU, y de Dubái en particular. Al Gergawi ha revelado que ya en 2017 la Expo otorgó casi 3.000 millones de dólares (unos 10.800 millones de dírhams) en contratos de construcción y que los contratos no vinculados a este sector se elevaron ya hace dos años a unos 112 millones de dólares (algo más de 400 millones de dírhams). La encargada de participantes de la cita de Dubái también ha señalado que la llegada de millones de visitantes a suelo emiratí provocará un auge lógico del sector turístico que significará un nuevo estímulo económico y una mayor inversión en la zona, lo que generará también aún más puestos de trabajo para los ciudadanos de la región. Para Al Gergawi, todo este panorama posibilitará “construir lazos que más allá de 2020 continuarán contribuyendo a la generación de nuevos negocios, al crecimiento del PIB y a la creación de empleos en Dubái y en Emiratos Árabes Unidos”.

Pie de foto: Construcción de Expo Dubái vista desde el aire

De cara al sector empresarial, hay ya un plan trazado. “Nos tomamos en serio la posibilidad de maximizar estas opciones para las empresas de todos los tamaños de todo el mundo a través de nuestros programas de extensión comercial con compañías y cámaras de negocios a nivel internacional para asegurarnos que puedan aprovechar los miles de millones de dólares en oportunidades antes, durante y después de la Expo 2020”, ha aseverado la Directora de Participantes Internacionales de la Expo.

Más en concreto, existen datos reveladores sobre la gran oportunidad económica que supone globalmente la Exposición Universal de Dubái 2020. Según un informe independiente de la consultora Ernst & Young, está previsto un incremento de la actividad económica en unos 33.000 millones de dólares (122.000 millones de dírhams) entre 2013, año en que Dubái se ganó el derecho a organizar la Expo, y 2031.

También se espera para ese período la creación de unos 900.000 puestos de trabajo a tiempo completo gracias a toda la actividad generada a partir de la Expo. Una actividad en la que los eventos de la organización y negocios de servicios protagonizarán un crecimiento de unos 19.000 millones de dólares (69.000 millones de dírhams); mientras, por otro lado, el sector de la construcción tendrá un repunte en este período de unos 7.300 millones de dólares (27.000 millones de dírhams), y el de los hoteles y restaurantes un crecimiento de negocio estimado en unos 1.300 millones de dólares (4.800 millones de dírhams), lo que potenciará el sector turístico, el cual tendrá diversos atractivos como la gran construcción llamada ‘el marco’ (the frame), un espectacular mirador de cristal, desde el que se podrá divisar Dubái con unas vistas espectaculares.

Pie de foto:  The Dubai Frame está formada por dos torres de 150 metros de altura, que están unidas por un puente de 93 metros de largo con paneles de cristal en el suelo, lo que brinda una visión de 360º del skyline de Dubái. REUTERS/SATISH KUMAR

En el apartado de infraestructuras, punto vital para cualquier país, el incremento de la inversión entre 2013 y 2031 estará cerca de los 11.000 millones de dólares (40.000 millones de dírhams), comprendiendo tanto carreteras, como puentes y también, en este caso, la extensión del Metro de Dubái con la ‘Ruta 2020’. Mientras, las pequeñas y medianas empresas (PYMES) experimentarán un auge de negocio en torno a los 570 millones de dólares (4.800 millones de dírhams).

Pie de foto: Estación de metro de Dubái.

Cabe apuntar, como dato general, que durante los seis meses en los que se celebrará la Expo de Dubái se espera un crecimiento espectacular del 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB) de EAU. Una cifra que, a buen seguro, resulta muy atractiva para los dirigentes emiratís.

Durante los seis meses que durará la Expo 2020, el gasto de las visitantes en entradas, mercadotecnia (productos diversos vinculados a la Expo), comidas y bebidas, hoteles, vuelos y transporte local impulsará también de una manera notable la actividad económica. De los 25 millones de asistentes que se esperan, el 70% provendrá de fuera de EAU, un país que tendrá la oportunidad de demostrar su hospitalidad y todo lo que puede ofrecer para satisfacer a todos aquellos que pongan rumbo a territorio emiratí para disfrutar de esta Expo.

Además, es la primera vez que una exposición universal se desarrolla desde octubre hasta abril, por lo que cubrirá así diversas celebraciones nacionales y mundiales por primera vez, incluida Navidad o Año Nuevo. El programa dispuesto ofrecerá iniciativas para todos los públicos, desde lo gastronómico hasta lo artístico, con diversos espectáculos culturales.

Un gran escenario mundial que contará con unos 30.000 voluntarios y que se planea sobre un recinto vallado que actualmente se proyecta sobre un espacio que cuenta con una superficie de 2 kilómetros cuadrados, con otros 2,4 kilómetros cuadrados en la parte exterior destinados a servicios varios, instalaciones, alojamiento para los participantes (denominado Expo 2020 Village), almacenes, transporte, logística, parques, hoteles y zonas comerciales, además de lugares de aparcamiento.

La organización básica del recinto de la Expo está proyectada para reflejar los conceptos principales sobre los que se basa el evento. En este caso se podrá apreciar un diseño simétrico que albergará los tres distritos temáticos sobre los que girará la Expo, que son la ‘Oportunidad’, la ‘Movilidad’ y la ‘Sostenibilidad’, los cuales aparecerán en forma de hélice y confluirán en la gran plaza central Al Wasl Plaza (la ‘plaza de la conectividad’), de 150 metros de diámetro. Mientras, los pabellones de cada nación se organizarán a lo largo del contorno del recinto. En el centro de la plaza estarán los pabellones más pequeños y, siguiendo el perímetro, los más grandes, que se extenderán simulando pétalos de mayor tamaño. 

Pie de foto: Construcción del área de Al Wasl Plaza.

Todo dispuesto para que ciudadanos de todas las partes del mundo acudan a Dubái para disfrutar de la que posiblemente pueda llegar a convertirse en la mejor Exposición Universal de la historia.