Hamás amenaza a Netanyahu por ser “responsable directo” del secuestro y asesinato de un joven palestino

 -  

Por Samira Maaluf
Foto: El grupo islamista radical Hamás acusa al primer ministro de Israel de ser el responsable del asesinato de un joven palestino.
 
Mientras Siria e Irak se desangran y los grupos yihadistas siembran el terror por donde pasan, Arabia Saudí despliega 30.000 militares en la frontera iraquí. En tierras de Palestina e Israel, el grupo islamista radical palestino Hamás, que gobierna en la Franja de Gaza con  mano de hierro, acusó al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, de ser el “responsable directo” del secuestro y asesinato de un joven palestino en Jerusalén. Las primeras investigaciones apuntan a que el joven palestino pudo ser  víctima de un grupo de extremistas judíos que quiso vengar a tres adolescentes israelíes asesinados en Cisjordania tras haber sido secuestrados. Para Hamás no hay duda: Netanyahu es el culpable y tiene que pagar por ello.m Lo mismo dijeron de Hamás algunos ministros de Netanyahu cuando el Ejército descubrió los cuerpos de los tres adolescentes israelíes en una fosa cerca de Hebrón. Sami Abu Zuhri, portavoz del grupo radical islamista,  afirmó que Netanyahu y otros altos cargos políticos israelíes “pagarán el precio de estos crímenes”. “Esto es algo que se verá pronto”, advirtió el dirigente palestino. La Policía israelí localizó a primera hora del miércoles, horas después de que se denunciara su secuestro, el cadáver del adolescente palestino en un bosque en los alrededores  de Jerusalén. El portavoz de la Policía israelí, Micky Rosenfeld, explicó  que los investigadores consiguieron saber que “un joven había sido metido a la fuerza en un vehículo y posiblemente secuestrado”, tras lo que se iniciaron las tareas de búsqueda. Aunque Netanyahu condenó este asesinato, los islamistas palestinos no creen en la inocencia del primer ministro israelí. 
 
Condena  de la Yihad Islámica 
Por otra parte, la facción palestina radical Yihad Islámica también  condenó  el secuestro y asesinato del  joven palestino  y afirmó  que los colonos  israelíes que ocupan ilegalmente muchas tierras son un “objetivo legítimo” para “la resistencia”. En su comunicado, la Yihad Islámica acusó a las  autoridades israelíes de ser  responsables de los “continuos ataques contra la población palestina, sus territorios y sus lugares religiosos”. Además, el grupo radical  recalcó  que el asesinato del joven es “una continuación de los crímenes del Ejército israelí y los colonos judíos” contra los palestinos.