Israel y Corea del Sur: a las puertas de un acuerdo de libre comercio

 -  

Henar Hernández

Pie de foto: El Presidente Rivlin (@PresidentRuvi) tuvo cumbre con Press Mon (@moonriver365) hoy. A partir de la cumbre, se firmaron dos Memorandos de Entendimiento relativos a la energía del hidrógeno y la cooperación humana en la educación superior. OFICINA DEL PRESIDENTE MOON JAE-IN

El presidente de Israel, Reuven Rivli, se ha desplazado hasta Corea del Sur para impulsar las relaciones bilaterales entre ambos países, en un viaje que se configura como la segunda visita oficial de un presidente israelí al país asiático desde 1992, cuando se abrió la Embajada de Israel en territorio surcoreano.

La principal conclusión del encuentro es que Rivli y su homólogo, Moon Jae-in, han acordado acelerar las negociaciones para lograr un acuerdo de libre comercio a corto plazo, con el fin de alcanzar una “cooperación óptima mutuamente beneficiosa”, según recoge la agencia de noticias Yonhap.

Las negociaciones sobre un acuerdo de libre comercio comenzaron en el año 2009, si bien no se materializaron hasta junio de 2016, cuando se celebró la primera ronda de diálogo. Seis meses más tarde, en diciembre de 2016, tenía lugar el segundo encuentro. Aunque todavía no se haya firmado un acuerdo entre los dos países, los vínculos económicos que les unen se basan en un comercio bilateral por valor de 2.700 millones de dólares, caracterizado, por un lado, por la venta surcoreana a Israel de vehículos, dispositivos de comunicaciones y resinas sintéticas y, por otro lado, por la venta israelí a Corea del Sur de microchips y equipos electrónicos. Es importante señalar que, en 2015, el comercio entre las dos naciones se situó en los 1.700 millones de dólares, lo que implica que, en los últimos cuatro años, el volumen se ha incrementado de forma exponencial en 1.000 millones.

Así, los tres focos centrales sobre los que se articulado esta visita oficial han sido los automóviles, la alta tecnología y la energía, todo ello intrínsecamente relacionado. Por ello, cabe destacar que la delegación de Rivlin ha visitado las instalaciones de la compañía surcoreana Hyundai Motor, la cual se configura como un puente entre las dos economías. Ejemplo de ello fue el lanzamiento el 6 de noviembre de 2018 en Tel Aviv del nuevo centro Hyundai CRADLE (Center for Robotic-Augmented Design in Living Experiences), una empresa del grupo surcoreano que persigue un negocio de “innovación abierta”, ya que busca generar “inversiones para el crecimiento” en materia de inteligencia artificial, robótica, soluciones energéticas, ciudades inteligentes con servicios de movilidad o seguridad cibernética, entre otros.

Pie de foto: "Israel and Korea have much in common. This morning, meeting President Moon @moonriver365, I said that as we face the Industrial Revolution 4.0, we can turn the challenges we face into opportunities by working together. To ever greater cooperation! @TheBlueHouseENG", escribía el presidente israelí, Reuven Rivli, en su cuenta de Twitter. @PresidentRuvi

La decisión de establecer el segundo centro CRADLE en la capital israelí – ya operaba uno en Silicon Valley y posteriormente se ha establecido otro en Berlín – fue justificada por el CEO de la plataforma, Ruby Chen, porque “Israel es una superpotencia en el desarrollo de tecnologías automotrices”, además de ser una “Start-up Nation”, como ha expresado el vicepresidente de CRADE Silicon Valley, John Suh. Junto con el lanzamiento del centro de innovación de Israel, Hyundai anunció inversiones en cinco startups locales: Autotalks, dedicada al mercado de chips V2X; Allegro.ai, dirigida al negocio de la Inteligencia Artificial; Percepto, dedicada a la provisión y gestión de drones para las empresas; OPSYS Tech Ltd, del ámbito de la fibra óptica; y D-ID, que trabaja en tecnología de reconocimiento facial, dentro de la Inteligencia Artificial.

En junio de 2019, Hyundai anunció que invertiría en otra start-up israelí, MDGo, encargada de la realización de informes automáticos sobre los datos médicos de los pasajeros de vehículos en caso de accidentes. El algoritmo desarrollado por MDGo muestra, además, la gravedad de las lesiones de los pasajeros cuando el automóvil se siniestra, y permite enviar los datos recopilados a las ambulancias y hospitales más cercanos.

Del mismo modo, ambos mandatarios han firmado sendos acuerdos en materia de educación y la economía del hidrógeno. También se han comprometido a estrechar sus lazos de colaboración en inteligencia artificial, conducción autónoma y el desarrollo de las redes del 5G, todo ello enmarcado en el proceso de la “cuarta revolución industrial”.

No obstante, en la cumbre también se han abordado temas de índole geopolítico, entre ellos, la situación actual en la península coreana, sobre todo, tras la reunión celebrada el pasado 30 de junio en la Zona Desmilitarizada entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y el presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un, y en la que también participó brevemente el mandatario surcoreano. Como resultado del encuentro, los dirigentes acordaron restablecer las negociaciones en la búsqueda de la paz, un escenario de aparente estabilidad que se ha tornado efímero, pues el pasado 12 de julio, los medios estatales de Corea del Norte anunciaban que el país liderado por Kim Jong-un desarrollará y probará un nuevo armamento que destruya los nuevos cazas F-35 de Corea del Sur, al considerarlos un “arma letal invisible” con el objetivo de “asegurar la supremacía militar sobre los países vecinos de la región y, sobre todo, abrir una puerta para invadir a Corea del Norte”.

Sobre este escenario que se plantea actualmente entre las dos Coreas, Moon Jae-in ha solicitado a Israel que apoye y coopere tanto con el proceso de paz como con la desnuclearización del territorio, a lo que Rivlin ha reafirmado su compromiso de apoyo con los procesos en marcha.

Pie de foto: "Thank you for your warm welcome to #Korea, Minister Park Young-sun!", escribía el presidente israelí, Reuven Rivli, en su cuenta de Twitter. @PresidentRuvi

Israel vira hacia Asia

Desde que Reuven Rivlin llegó a la presidencia de Israel en 2014, ha visitado otros países de la zona como Singapur, India y Vietnam. Como expone The Jerusalem Post, “Asia se ha convertido en un asunto muy importante para Israel a varios niveles”, y, fruto de ello, se han mejorado las relaciones bilaterales con las naciones de la región, así como se ha conseguido una expansión de la cooperación en diferentes campos, como la lucha contra el terrorismo, la investigación cibernética o en el ámbito médico, o el equipamiento militar.