Juan Carlos I pone fin a 39 años de reinado en España

 -  

Redacción Atalayar
Foto: El Rey Don Juan Carlos y Don Felipe de Borbón se abrazan tras firmar la abdicación
El Rey Juan Carlos I se despidió el miércoles por la tarde de los españoles tras 39 años de reinado. Don Juan Carlos, de 76 años, sancionó y promulgó la ley de abdicación en una ceremonia  solemne que tuvo lugar en el Salón de Columnas  del Palacio Real, en Madrid. El joven monarca que hace casi cuatro décadas, el 22 de noviembre de 1975, dos días después de la muerte del dictador Franco, juró servir al pueblo español, el 18 de junio de 2014, cedió la Corona a su hijo y heredero, Don Felipe de Borbón, a quien definió como “el mejor preparado” para ser jefe del Estado español. Los motivos de la abdicación de Juan Carlos I han sido comentados por los medios hasta la saciedad: su avanzada edad, el ‘caso Nóos’ con la imputación de la Infanta Cristina y su esposo y yerno Iñaki Urdangarín, la caída de popularidad de la monarquía, la derrota del bipartidismo en las elecciones europeas… El hecho es que Juan Carlo I cedió “el protagonismo a una nueva generación”. La ceremonia de sanción y promulgación de la ley empezó a  las 17.45 horas  con el himno nacional, 21 salvas de honor y los aplausos de muchos ciudadanos que se habían congregado en  la madrileña Plaza de Oriente. A la ceremonia asistieron como  invitados  unas 150 personas, entre representantes del  Gobierno y de las más altas instituciones del Estado, los tres padres vivos de la Constitución de 1978, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, José Pedro Pérez Llorca y Miquel Roca, todos los presidentes autonómicos, con la excepción de Artur Mas e Iñigo Urkullu. Tuvieron una relevancia especial en calidad de  representantes  del Estado personalidades como los presidentes del Congreso y el Senado, Jesús Posada y  Pío García Escudero; el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes; y el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos. Las hijas del Rey Juan Carlos, Doña Elena y Doña Cristina, no estuvieron en la ceremonia, pero, además de Don Felipe, el monarca estuvo arropado por su esposa, Doña Sofía;  su nuera Doña Leticia; y sus dos nietas, las Infantas Leonor y Sofía. 
 
La emoción del Rey
Don Juan Carlos no pudo ocultar su emoción en el momento de firmar el final de sus casi cuatro décadas al frente de la máxima jefatura del Estado. El monarca siguió con atención todo el proceso de cesión de la Corona a su hijo Don Felipe, al que abrazó al concluir el acto y le cedió la silla que corresponde al jefe del Estado. Tras la lectura de la normativa y su firma por Don Juan Carlos, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, rubricó el documento de manera solemne. Una vez sancionada y promulgada por la ley solo quedó el trámite de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), prevista a las 00.00 horas del jueves 19 de junio. Fue una ceremonia emotiva, con muchos gestos y pocas palabras, que será recordada como un hito en la historia de España de principios del siglo XXI. El nuevo rey asumirá la máxima Jefatura del Estado durante  una ceremonia austera y poco ostentosa, que durará aproximadamente unas cinco horas.