La barbarie yihadista acaba con la vida de David Haines

 -  

Por Luz García Pueyo
Foto: Vídeo sobre la ejecución de David Cawthorne Haines  difundido por los terroristas del Estado Islámico.
 
La barbarie yihadista no tiene límites. La maldad del Estado Islámico (EI) es infinita y el único lenguaje que entiende ese grupo terrorista aún más radical y violento que Al Qaeda es el de la fuerza. Los Estados democráticos e incluso aquellos países árabes que  no lo son no tienen otra alternativa frente a la violencia yihadista que el uso de la fuerza. “Toda apelación a la piedad es un ejercicio estéril ante Estado Islámico de Irak y el Levante, salvo que vaya acompañada de los seis millones de euros que ha costado liberar a algún rehén francés e italiano que estaba retenido por el grupo de fanáticos yihadistas”, señaló este domingo pasado el diario madrileño. ABC. Quienes tengan dudas al respecto pueden ver el vídeo del EI donde un terrorista amenaza y decapita al cooperante británico David Cawthorne Haines, de 44 años. El yihadista también amenaza con ejecutar a otro ciudadano del Reino Unido, Alan Henning. En la pantalla, Haines va vestido de naranja y está arrodillado frente a otro hombre. La víctima mira a la cámara y declara: “Mi nombre es David Cawthorne Haines. Quiero decir que considero a David Cameron el responsable de mi ejecución”. “Tú entraste voluntariamente en coalición con los Estados Unidos contra el Estado Islámico, justo como hizo tu predecesor, Tony Blair”, continúa Haines, que afirma ante la cámara que “desafortunadamente, somos los británicos los que acabaremos pagando el precio por las decisiones egoístas de nuestro Parlamento”. El grupo especializado en terrorismo SITE (The Search for International Terrorist Entities) y los servicios secretos británicas analizan la autenticidad del vídeo, titulado ‘Un mensaje para los aliados de América’. Fue difundido el pasado sábado y es similar a los dos anteriores publicados por el EI en los que mostró las ejecuciones de los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff. La misma puesta en escena. La misma brutalidad. Junto al cooperante británico se encuentra su verdugo, que, según SITE, podría tratarse del mismo que aparece en los dos vídeos anteriores. Los servicios secretos británicos barajan la hipótesis que dicho terrorista sea un joven londinense que abrazó las tesis criminales del yihadismo. El terrorista advierte tanto al primer ministro británico, David Cameron, como a su Gobierno  de que su alianza con Estados Unidos sólo conseguirá “acelerar” su “destrucción” y llevará a la población del Reino Unido a “otra sangrienta e interminable guerra”. La muerte de Haines se produjo horas después de que sus familiares lanzaran a través del ministerio de Asuntos Exteriores británico un dramático mensaje para tratar de ponerse en contacto con los yihadistas. 
 
“Acto de pura maldad”
“Os hemos enviado mensajes para los que no hemos obtenido respuesta. Pedimos que aquellos que retienen a David se pongan en contacto con nosotros”, pidió la familia del cooperante a los terroristas. El cooperante fue secuestrado en Siria en marzo de 2013, cuando colaboraba con la Agencia de Cooperación Técnica y Desarrollo (ACTED). El cooperante británico había realizado labores humanitarias en Libia, Sudán del Sur y tiene una hija en Croacia y otra en Escocia. “Conocemos el vídeo y estamos trabajando con urgencia para verificar su contenido”, señaló un portavoz del Foreign Office. Este ministerio afirmó que “si el vídeo es cierto” se trata de “otro repugnante asesinato”. “Estamos ofreciendo a la familia todo el apoyo posible. Nos han pedido que les dejemos solos en estos momentos”, indicó el portavoz de la diplomacia británica. David Cameron aseguró que los servicios de seguridad de su país “harán todo lo que podamos para dar caza a esos asesinos, independientemente del tiempo que ello conlleve”. “Es un acto de pura maldad”, señaló el jefe del Gobierno británico, que calificó de “despreciable y atroz” el “asesinato de un trabajador humanitario inocente”. Agregó: “Mi corazón está con la familia de David Haines, que ha mostrado un coraje y una fortaleza extraordinarios durante todo este calvario”. El primer ministro británico defendió la coalición internacional liderada por Washington para acabar con el Estado Islámico. Otros países como Estados Unidos, España y Francia condenaron el asesinatro de Haines. El Reino Unido está en estado de alerta. Se calcula que 500 jóvenes británicos, de segunda o tercera generación de inmigrantes musulmanes, han viajado a Siria e Irak para unirse a la yihad. Londres teme su regreso. Cameron  llegó a proponer que se retire el pasaporte a los sospechosos que intenten volver. El Gobierno británico se ha sumado a la campaña de bombardeos de Obama contra las posiciones yihadistas en Irak, y  anunció por ello que cooperará con el nuevo Ejecutivo de Bagdad para armar a los guerrilleros kurdos -los peshmergas-,  que hasta ahora han sido la mejor baza, en realidad casi la única, contra el avance de los yihadistas. 
 
Amigo de los musulmanes
El rehén británico, exmilitar de 44 años, trabajaba como asesor de seguridad para  ONGs occidentales en zonas de riesgo extremo. En 2011, cooperó con una agencia británica en la guerra civil de Libia. En 2012, estuvo en Sudán del Sur con una ONG estadounidense y cuando fue capturado, hace 17 meses al norte de Siria, trabajaba para  una organización social francesa. Los amigos de Haines han destacado el compromiso humanitario del rehén con los musulmanes castigados por la guerra de los Balcanes. “Iba casa por casa preguntándoles que necesitaban, ayudándoles a reconstruir sus viviendas y escuelas”, recuerda un amigo de Haines. Los musulmanes de los Balcanes lo llamaban afectuosamente “el loco escocés”. Era padre de dos hijas, una de 16 años de su primer matrimonio con una escocesa y la otra de cuatro años, fruto de su actual esposa croata. Haines tenía su domicilio en Zagreb -la capital de Croacia- desde hace cuatro años, donde trabajaba en una compañía franco-croata de cocinas. Su familia explicó que, tras el secuestro de Haines,  recibió órdenes de guardar silencio del Gobierno de Londres. Durante más de un año de angustia, la familia sólo recibió una prueba de vida, enviada por Skype por los terroristas. La siguiente vez que lo vieron, estaba vestido de naranja y amenazado por un cuchillo. El “loco escocés” era un hombre bueno pero ha sido asesinado por otros hombres que no están locos, sino que son asesinos y mafiosos que tendrán que ser derrotados. El EI está considerado el grupo terrorista más rico de la historia, por el dinero que obtiene con el robo del gas y del petróleo, los rescates, y los saqueos y extorsiones en el territorio que domina. Es también la primera banda terrorista que se ha implantado en una zona muy extensa, del tamaño de un pequeño país. Por otra parte, 930 franceses o extranjeros residentes habitualmente en Francia se fueron a Siria e Irak para combatir en las filas del terrorismo yihadista, según reveló un responsable galo.