La creación de un área de libre comercio en el continente africano

Los últimos «cruzados» defensores del libre comercio están en África. La tendencia económica entre las grandes potencias mundiales es hacia el proteccionismo. Excepto en África, cuyos líderes acaban de anunciar un mercado común de libre comercio
Puerto de Lomé, Togo

 -   Puerto de Lomé, Togo

La mejor palabra para describir el estado de ánimo de la economía mundial estos días es «sombría». El pesimismo está estrechamente relacionado con la pérdida de la fe en el libre mercado y el libre comercio, las dos fuerzas que impulsaron la economía mundial durante las últimas siete décadas. Estados Unidos, durante mucho tiempo el más ferviente defensor de estas ideas, se ha pasado totalmente al «modo mercantilista. Reino Unido, la superpotencia original del libre comercio, se está retirando de la Unión Europea, su mayor relación bilateral de libre comercio. China se esfuerza por ser menos dependiente de empresas extranjeras y cadenas de suministro mundiales. En todas partes la tendencia parece la misma. Excepto en África.

El mes pasado, pasando desapercibidos a gran parte de los medios de comunicación, los líderes de África anunciaron la creación de un área de libre comercio en todo el continente que potencialmente reunirá a 1.300 millones de personas en una zona económica de 3,4 billones de dólares. El éxito de este proyecto depende de si las naciones realmente reducen los aranceles y otras barreras comerciales, pero si lo hacen, el comercio podría aumentar hasta en un 50% en las próximas décadas, según el Fondo Monetario Internacional. Como lo expresó el FMI: «Esto podría ser un punto de inflexión económico para el continente».

África tiene seis de las diez economías de más rápido crecimiento en el mundo. Para 2050, una nueva clase alta y media africana de 250 millones de personas podría estimular un aumento del 400% en la demanda de bienes y servicios. El Banco Mundial ha detectado que un tercio de todas las reformas de la regulación empresarial entre 2017-2018 se llevaron a cabo en África subsahariana, y el continente podía enorgullecerse de contar con cinco de las diez economías con mejores resultados en el índice anual ‘Doing Business’ de la institución. Más de 400 empresas africanas ya obtienen al menos 1.000 millones de dólares en ingresos anuales. Estos datos vienen de un reciente artículo de opinión de ‘Brookings Institution’, «La promesa de alto crecimiento de una África integrada», de Landry Signé y Ameenah Gurib-Fakim.

«El crecimiento económico ha estado motivado, entre otros factores, por el superciclo de las materias primas, mejoras en la gestión macro-económica, estrategias de diversificación a nivel productivo y de socios comerciales, o la demanda de materias primas de toda índole -minerales, hidrocarburos, alimentos, etc.- por las denominadas economías emergentes», explica la profesora Elsa Aimé González, investigadora del Grupo de Estudios Africanos de la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora del área de África Subsahariana en la Fundación Alternativas.