La Unión Europea alerta de las "peligrosas aventuras" en Oriente Medio

 -  

Atalayar/Agencias

Pie de foto: La jefa de la diplomacia europea junto al ministro de Exteriores iraquí. 

Los países europeos no apoyan directamente las sanciones de Estados Unidos a Irán.

La Unión Europea (UE) respalda completamente los esfuerzos de Irak para reducir las crecientes tensiones entre Estados Unidos e Irán porque el conflicto tendría graves consecuencias para todas las partes, declaró este sábado la jefe de política exterior de la UE, Federica Mogherini. En una conferencia de prensa con el ministro de Relaciones Exteriores iraquí, Mohammed al-Hakim, durante una visita a Bagdad, Mogherini dijo que el bloque apreciaba y apoyaba la política de Irak de mantener buenas relaciones con todos sus vecinos y advirtió contra las "peligrosas aventuras" en la región. 

“El ministro y yo hablamos extensamente sobre el aumento de las tensiones en torno a Irak y la necesidad, ante todo, de evitar una escalada, evitar cualquier error de cálculo, que podría tener consecuencias muy peligrosas; ante todo para Irak, pero también más allá". 

El viaje de Mogherini llega en un momento de mayor tensión entre Irán y Estados Unidos. Estados Unidos culpa a Irán por varios ataques recientes a petroleros y los dos enemigos se acercaron al conflicto militar directo el mes pasado cuando Irán derribó un avión no tripulado estadounidense y el presidente Donald Trump ordenó ataques aéreos de represalia, solo para cancelarlos minutos antes del impacto. 

Trump retiró a Estados Unidos el año pasado de un acuerdo de 2015 entre Irán y las potencias mundiales para frenar su programa nuclear. Washington ha endurecido severamente las sanciones contra Irán, que ha respondido incrementando el enriquecimiento de uranio más allá de los límites establecidos por el acuerdo. Los países europeos no apoyan directamente las sanciones de Estados Unidos, pero no han podido encontrar formas de permitir que Irán las evite. 

Las tensiones han colocado a Bagdad, cuyos dos aliados más grandes son Washington y su vecino Teherán, en una posición incómoda y amenazan directamente su seguridad. Irak confía en los Estados Unidos para la asistencia de seguridad e importa energía y bienes vitales de Irán y su mayoría chiíta comparte lazos religiosos. Ambos ayudaron a derrotar a los militantes del Daesh que invadieron un tercio de su territorio en un momento dado. Un conflicto militar entre ellos casi seguramente se extenderá a Irak, que alberga tanto a las tropas estadounidenses como a las influyentes milicias chiítas aliadas de Irán. 

"También afirmamos a Mogherini que Irak no debería convertirse en un campo de batalla para este conflicto, sino que debería desempeñar un papel para ayudar a resolver esta crisis junto con otros países árabes, especialmente Kuwait y Omán", dijo Hakim, agregando que un conflicto también complicar los esfuerzos de lucha contra el terrorismo. "La cancelación unilateral del acuerdo nuclear causó una crisis que podría haberse evitado mediante negociaciones", dijo refiriéndose a la retirada de Trump del acuerdo, pero agregó que la UE podría desempeñar un papel importante en la reducción de las tensiones. 

La UE apoya la propuesta de Irak de celebrar una conferencia regional entre Irán y los estados del Golfo Sunni aliados de Estados Unidos, como Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, dijo Mogherini, quien también se reunió con el Primer Ministro iraquí Adel Abdul Mahdi y el presidente Barham Salih durante su viaje. "La experiencia europea es que incluso en los momentos más difíciles siempre es mejor sentarse y hablar en lugar de explorar vías de lo desconocido que pueden ser peligrosas para todos", dijo.