Las mujeres conquistan el espacio

Las estadounidenses Christina Koch y Jessica Meir han protagonizado la primera caminata espacial formada íntegramente por mujeres de la historia
Esta combinación muestra a las astronautas Christina Koch (izquierda) y Jessica Meir (derecha)

AFP PHOTO/NASA  -   Esta combinación muestra a las astronautas Christina Koch (derecha) y Jessica Meir

Las estadounidenses Christina Koch y Jessica Meir han pasado a la historia. ¿La razón? Haber protagonizado el primer paseo espacial íntegramente formado por mujeres. A las 7:38 horas de la mañana de este jueves -hora estadounidense (sobre la 1 del mediodía, hora española)- las dos astronautas emprendían su camino hacia esta hazaña histórica. Si bien otras mujeres han participado en caminatas espaciales, hasta en 43 ocasiones anteriores, siempre lo habían hecho acompañadas por compañeros varones. En 1984, hace 35 años, Kathryn Sullivan -también de la NASA- se convirtió en la primera mujer estadounidense en caminar en el espacio.

“La primera caminata espacial de mujeres es un hito que vale la pena señalar y celebrar, ya que la agencia espera poner a la primera mujer y al próximo hombre en la Luna para 2024 con el programa de exploración lunar Artemis de la NASA”, declaran desde la entidad norteamericana.

Las astronautas de la NASA Christina Koch y Jessica Meir salen de la Estación Espacial Internacional el viernes 18 de octubre de 2019. PHOTO/NASA via AP
PHOTO/NASA via AP - Las astronautas de la NASA Christina Koch y Jessica Meir salen de la Estación Espacial Internacional el viernes 18 de octubre de 2019

El paseo, además de suponer un hito, se ha realizado por cuestiones operativas. Era necesario reemplazar un controlador de energía averiado, un dispositivo que también se conoce como unidad de carga y descarga de la batería (BCDU, por sus siglas en inglés). Su funcionalidad reside en regular la carga a las baterías que recolectan y distribuyen energía solar a los sistemas de laboratorios en órbita, según explica la NASA. Este paseo se produce tras la instalación de nuevas baterías de iones de litio en la estructura exterior de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) el pasado 11 de octubre. Una BCDU no se activó, por lo que ha sido necesario su sustitución: “Aunque el fallo de la unidad no ha afectado a las operaciones de la estación o la seguridad de la Estación, si evita que las nuevas baterías proporcionen una mayor potencia a la Estación”, expone la NASA.

En total, la misión se ha prolongado durante cerca de seis horas, como estaba prevista, acabando sobre el mediodía estadounidense y sobre las 19 de la tarde hora española. En el paseo, que ha sido retransmitido por streaming en el canal de la NASA, se ha podido observar como Koch, que portaba un traje con rayas rojas y un casco con un número 18 marcado; y Meir, vistiendo un traje sin rayas y el número 11 en su casco, han realizado labores de mantenimiento. Mientras que para Meir este ha sido su primera caminata espacial desde su llegada a la ISS el pasado 25 de septiembre -uno de sus dos compañeros de viaje fue el astronauta emiratí Hazza al-Mansoori, quien también pasó a la historia al convertirse en el primer árabe en pisar la Estación-, para su compañera y compatriota este ha sido su cuarto paseo espacial. Christine Koch cumplió, el pasado 1 de octubre, 200 días a bordo de la ISS, y todavía le quedan 300 días más de misión en el espacio, por lo que romperá el récord de estancia en la Estación conseguido por una mujer. No obstante, ambas se encuentran en su primer vuelo espacial. 

Las astronautas Christina Koch (derecha) y Jessica Meir posan para una foto en la Estación Espacial Internacional
PHOTO/NASA via AP - Las astronautas Christina Koch (derecha) y Jessica Meir (izquierda) posan para una foto en la Estación Espacial Internacional

“Al final, creo que es importante, y creo que es importante debido a la naturaleza histórica de lo que estamos haciendo. En el pasado, las mujeres no siempre estaban sobre la mesa. Es maravilloso estar contribuyendo al programa especial en un momento en el que se aceptan todas las contribuciones, cuando todos tenemos un papel. Eso puede conducir a su vez a una mayor probabilidad de éxito. Hay muchas personas que derivan de la motivación de historias inspiradores de personas que se parecen a ellos y creo que es una historia importante que contar”, declaró Koch antes de emprender la caminata.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha querido felicitar a las dos astronautas por su logro conseguido. A través de una llamada telefónica, el mandatario ha querido destacar que “dos valientes y brillantes astronautas han hecho historia”. “Lo que han hecho es increíble”, ha señalado Trump, quien también les ha lanzado una pregunta: “¿Qué le dirían a las mujeres jóvenes sobre lo que han logrado hoy?”. “Queremos ser una inspiración para todo el mundo que tenga un sueño. Con trabajo duro [han recordado que llevan entrenándose seis años para esta misión] los sueños pueden convertirse en realidad”, ha respondido Meir. “Estamos muy orgullosos de vosotras, millones de personas os están viendo ahora mismo”, ha manifestado el presidente. Ha querido concluir su intervención recordando los hitos estadounidenses en la carrera espacial y aventurando los próximos: “Primero, fuimos a la Luna, ahora iremos a Marte”.

La astronauta estadounidense Jessica Meir camina fuera de la Estación Espacial Internacional (ISS), en esta imagen fija tomada de un video de la NASA, el 18 de octubre de 2019
PHOTO/NASA TV/REUTERS - La astronauta estadounidense Jessica Meir camina fuera de la Estación Espacial Internacional (ISS), el 18 de octubre de 2019
Antecedentes

Este paso adelante en el empoderamiento femenino que han consumado las dos estadounidenses tenía que haberse realizado siete meses antes, en concreto, el 29 de marzo de 2019. Entonces, las protagonistas iban a ser Koch -que el 1 de octubre cumplió 200 días en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés)- y la también estadounidense Anne McClain. Sin embargo, en una caminata espacial realizada días antes de la fecha prevista para la hazaña, McClain avisó de que era necesario un reajuste en el traje espacial diseñado para actividades fuera de la base, que se denomina unidad de movilidad extravehicular (EMU, por sus siglas en inglés). 

Las astronautas Christina Koch y Jessica Meir durante su caminata espacial en la Estación Espacial Internacional el 18 de octubre de 2019.  PHOTO/Jose ROMERO / NASA TV / AFP
PHOTO/Jose ROMERO / NASA TV / AFP - Las astronautas Christina Koch y Jessica Meir durante su caminata espacial en la Estación Espacial Internacional el 18 de octubre de 2019

La astronauta comprobó que la versión mediana de la parte dura del torso superior del traje encajaba mejor que la grande. Koch necesitaba el mismo tamaño. Los trajes no pudieron configurarse correctamente a tiempo para la caminata conjunta femenina y McClain fue sustituida por su compatriota Nick Hague, una decisión que ella misma recomendó, como revela National Geographic. “El ajuste es primordial en los trajes espaciales, porque evita que los astronautas sufran daños corporales y fatiga excesiva”, explica la analista Maya Wei-Haas a este medio.