Los cascos azules de la ONU ya están a salvo en su base

 -  

Por Isabel Garrido Mingo

Foto: Cascos azules de la ONU de origen filipino detenidos por un grupo de terroristas en los Altos del Golán.

Después de dos días detenidos en las proximidades de Quneitra, los cascos azules pertenecientes a la Fuerza de la ONU de Observación de la Separación (FNUOS) que se encontraban retenidos por terroristas en los Altos del Golán, ya se encuentran a salvo en su base. El jefe de las Fuerzas Armadas filipinas, el general Gregorio Catapang, anunció que un total de 72 cascos azules consiguieron escapar del cerco después de combatir durante siete horas, cuando los rebeldes sirios estaban durmiendo. Los responsables del secuestro de 44 cascos azules de origen filipino, desplegados en los Altos del Golán el jueves de la semana pasada, son un grupo de rebeldes sirios y miembros del Frente Al Nusra, una filial de Al Qaeda en Siria. Los secuestradores pidieron a los soldados que entregaran las armas pero éstos se negaron. La ONU anunció que este incidente sucedió como consecuencia del incremento de combates en la zona, entre fuerzas del Ejército sirio y grupos armados no identificables por Naciones Unidas.

Zona conflictiva
Con ésta es la tercera vez que oficiales de Naciones Unidas son retenidos en los Altos del Golán a manos de rebeldes sirios. En marzo de 2013, 21 cascos azules de origen filipino fueron secuestrados durante unos días en Deraa, y dos meses más tarde, en mayo, cuatro cascos azules también filipinos fueron retenidos y liberados unos días más tarde. La zona de los Altos del Golán donde fueron retenidos los soldados, es un lugar en el que durante estas últimas semanas se han intensificado los enfrentamientos entre las tropas leales al presidente sirio Bashar al-Asad y los grupos rebeldes. Los militares de la FNUOS tienen la misión desde su creación, el 31 de mayo de 1974, con motivo de la Guerra del Yom Kippur, de mantener la paz en la frontera entre Siria e Israel y supervisar el acuerdo entre estos dos países para la retirada de los Altos del Golán. En la actualidad según datos de la ONU, el destacamento de la FNUOS está compuesto por 1.223 efectivos de seis países, Filipinas, Fiji, India, Nepal, Irlanda y Holanda, más 78 observadores militares, 46 funcionarios internacionales y 97 civiles locales.
 

Embajada estadounidense
Por otra parte, un grupo de milicianos islamistas ocupó el pasado domingo la Embajada de Estados Unidos en Trípoli.  En un vídeo difundido en Internet, un comandante de la milicia Amanecer en Libua  aseguró que la legación está en su poder. En las imágenes se puede ver a combatientes lanzándose a la piscina desde el tejado de la casa. Debido a la inseguridad, Washington evacuó a todo el personal diplomático al vecino Túnez a finales de julio y desde entonces, el edificio lo ocupaba otro grupo armado, derrotado por Amanecer en Libia. Musa Abu-Zaqia, el comandante del grupo Amanecer en Libia declaró: “Los empleados de la embajada estadounidense son bienvenidos. Todas las zonas por donde ha pasado Amanecer de Libia son seguras y no hay ningún problema en absoluto. Gracias a Dios todo está bajo control”. La alianza de varias milicias islamistas no afiliadas a Al Qaeda ganó el pulso a otra facción rival la semana pasada y tomó el control de Trípoli y su aeropuerto internacional.