Los diplomáticos ensalzan el papel de Casa Árabe en España

 -  

Por Carlos Arévalo
Foto: Un acto organizado por Casa Árabe en Madrid. 
 
Los embajadores árabes en Madrid de cuatro países estratégicos del Mediterráneo: Palestina, Egipto, Libia y Túnez, estrechos colaboradores de Casa Árabe, nos cuentan sus experiencias y opiniones sobre el trabajo de dicha institución en España.
 
¿Cómo valoran la función que realiza Casa Árabe?
Musa Amer Odeh, embajador de Palestina en nuestro país, asegura que “Casa Árabe realiza una función muy substancial en las relaciones entre el mundo árabe y musulmán por una parte y España por la otra”. Considera, además, que “es de suma importancia tener un espacio de intercambio cultural, económico y de cierto modo también político en el corazón de la capital española así como en la ciudad de Córdoba”. “Aspiramos, dice el representante de la Misión Diplomática Palestina, a que esta ilustre institución se fortalezca más y se apoye con más capital humano y financiero para poder abarcar a tantos países y culturas”. Por su parte, el embajador de Egipto, Ayman Zaineldine, habla del rol de Casa Árabe como “un papel importante en las relaciones con la zona árabe porque traslada aspectos de su cultura al pueblo español. Esta labor contribuye a afianzar el mutuo conocimiento y, por consiguiente, el entendimiento”. Por otro lado, asegura que “el contenido que ofrece Casa Árabe se distingue por su variedad y riqueza, hecho que dota de equilibrio a su presentación de la zona árabe”. Mohamed Alfaqeeh Saleh, embajador de Libia en España, destaca que Casa Árabe “organiza un gran número de actividades para estudiar los asuntos y las relaciones hispano-árabes, además de invitar a  intelectuales y especialistas del ámbito  cultural y económico de ambas culturas”. El embajador de Túnez, Mohamed Mezghani,  define a esta institución como “la casa de cada uno de los países árabes acreditados en España”, y considera que “fomenta un mejor conocimiento del mundo musulmán y está siempre abierta  para todos, con el fin de impulsar la cooperación cultural y económica  y la solidaridad y apertura entre los países árabes y España”.
 
¿Qué colaboraciones han llevado a cabo entre sus embajadas y Casa Árabe?
Musa Amer Odeh: “La Misión Diplomática de Palestina se enorgullece de haber mantenido siempre una colaboración muy cercana con Casa Árabe; es nuestro lugar preferido para la celebración de nuestras conmemoraciones y actos culturales”.
 
Ayman Zaineldine: “Casa Árabe mantiene excelentes relaciones con las embajadas árabes, basadas en el partenariado y la comunicación permanente. Nuestra Embajada mantiene buen nivel de cooperación y coordinación con ellos y tiene gran interés por asistir a los distintos eventos, acontecimientos y festivales culturales que desarrolla Casa Árabe en colaboración con los países árabes y, naturalmente, de forma muy especial aquellas actividades relacionadas con Egipto”.
 
Mohamed Alfaqeeh Saleh: “En los últimos dos años, hemos propuesto dos actividades a  Casa Árabe, una conferencia del Doctor Mahmoud Jabril sobre la ‘Primavera Árabe’, y un simposio sobre una novela del escritor libio Mohamed el Asghar, traducida al castellano. En dichas actividades hemos recibido un importante apoyo de la organización de Casa Árabe y sus trabajadores”.
 
Mohamed Mezghani: “Casa Árabe colabora con la Embajada de Túnez desde que se fundó. Uno de los eventos tunecinos organizados por ambas partes fue la celebración de las Jornadas Tunecinas, celebradas en diciembre de 2012, en las que se desarrollaron actividades empresariales, turísticas, artísticas, culinarias,  educativas  e intelectuales. La ayuda de Casa Árabe para hacer de esta actividad una realidad, fue muy valiosa, como en otras ocasiones”.
 
¿Qué otras iniciativas pueden aportar desde su embajada a Casa Árabe?
Musa Amer Odeh: “Nuestro deseo es fortalecer nuestra colaboración y nuestra propuesta sería que las actividades brillantes que se realizan en la sede de Casa Árabe puedan ser trasladadas a otras ciudades de España así como a Palestina para promocionar la marca España y tratar de sustituir aunque sea en algún aspecto, la ausencia de un Instituto Cervantes”.
 
Ayman Zaineldine: “Lo único que puedo proponer es que Casa Árabe prosiga la misma labor que está desarrollando hasta ahora y que considere otros medios creativos para disponer de los fondos que le permitan ampliar sus actividades y eventos en aras de reforzar la comunicación con el mundo árabe”.   
 
Mohamed Alfaqeeh Saleh: “Hay muchas propuestas e iniciativas que deseamos dar a conocer sobre Libia así como su cultura y sus intelectuales. Estamos seguros de que cuando se las traslademos al director de Casa Árabe, nos apoyará en todas ellas.”
 
Mohamed Mezghani: “Desde nuestra embajada, como de costumbre, seguimos considerando la posibilidad de promover en Casa árabe la literatura, el cine, la música, las exposiciones artísticas y todo lo que pueda poner de relieve la herencia cultural común entre Túnez y España”.