Los rebeldes hutíes reciben armamento iraní a través del puerto de El Hodeidah

 -  

Daniel Abascal

Pie de foto: Camión cargado con dos contenedores en el puerto de El Houdeidah

Un barco con un envío iraní de armas y componentes tecnológicos para el montaje de drones con destino a los rebeldes hutíes ha descargado en el puerto yemení de El Hodeidah este pasado jueves, según han asegurado fuentes del Gobierno de Yemen. Según las fotos aportadas, un barco ha atracado en el puerto yemení para descargar las armas y los componentes tecnológicos destinados a la fabricación y ensamblaje de drones con los que últimamente los rebeldes hutíes han atacado instalaciones petroleras de Arabia Saudí y un almacen de armas. 

Las fuentes yemeníes también han facilitado una imagen de un camión cargado con dos contenedores saliendo de las instalaciones del puerto que, en teoría, debía permanecer bajo el control de autoridades neutrales, según los acuerdos firmados entre las dos partes bajo la mediación del enviado especial de Naciones Unidas, Martin Griffiths.

Las fuentes yemeníes denuncian que este aprovisionamiento iraní a los rebeldes hutíes solo provocará el incremento de la tensión en la guerra de Yemen en contra de la intención que se había puesto de manifiesto en los acuerdos de Estocolmo de buscar una solución pacífica y negociada. Además, añaden, los iraníes utilizan a los hutíes en Yemen para intensificar el enfrentamiento con Estados Unidos. El presidente Donald Trump ha decidido el despliegue de 1.500 militares más en Oriente Medio y el estado de emergencia para completar una venta de armas a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos.

Pie de foto: Imagen del barco atracado en el puerto yemení de El Hodeidah

Denuncia de Yemen sobre el puerto de El Hodeidah

Precisamente este viernes, el presidente del Yemen, Abdo Rabu Mansur Hadi, envió una carta al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en la que critica a su enviado especial para este país, Martin Griffiths, y le da una "última oportunidad" para cambiar lo que considera una visión parcial en favor de los hutíes. 

En una misiva de cinco páginas difundida este viernes a los periodistas, Hadi acusa al británico Griffiths de "minar las oportunidades de paz" y advierte a Guterres de que podría dejar de tratar con su enviado en caso de continuar "tomando partido" por los rebeldes. "No puedo aceptar más las continuas violaciones cometidas por su enviado especial, que ponen en peligro las oportunidades para una solución", afirma Hadi. Además, da a Griffiths “una última oportunidad final" para dejar de posicionarse del lado de los hutíes. Hadi critica al enviado por tratar a los rebeldes "como un gobierno de facto y ponerlos al mismo nivel que al gobierno elegido". Considera que el "pobre conocimiento de la naturaleza del conflicto yemení, fundamentalmente las actitudes sectarias, ideológicas y políticas de los rebeldes hutíes" por parte de Griffiths, le hacen no apto para el puesto. 

Pie de foto: A la izquierda el enviado especial de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, y el presidente yemení, Abdo Rabbu Mansur Hadi, en Adén

La tensión entre el Gobierno yemení y el enviado se disparó después de que el representante de la ONU avalara la retirada unilateral de los hutíes de tres puertos en el mar Rojo, uno de ellos el estratégico de Al Hodeidah, a mediados de mes. El funcionario de Naciones Unidos avaló el pasado día 15 ante el Consejo de Seguridad de la ONU la entrega unilateral de los puertos por parte de los hutíes, lo que calificó de "señales de esperanza" para el conflicto en el Yemen.  Miembros del Ejecutivo yemení han acusado a los hutíes de hacer la entrega de los puertos a guardacostas bajo su control y han culpado a Griffiths de hacer la vista la gorda con los rebeldes.

Martin Griffiths fue nombrado como enviado especial en febrero del año pasado en sustitución de Ismail Uld Sheij Ahmed, quien estuvo en el cargo durante tres años. Con la mediación del británico, hutíes y Gobierno yemení se reunieron en diciembre del año pasado en Suecia, donde llegaron a una serie de acuerdos, entre ellos, la retirada de los militares de la ciudad de Al Hodeidah, uno de los enclaves más importantes bajo control de los rebeldes. 

Ataques con drones

Según informó Henar Hernández en Atalayar, los rebeldes hutíes atacaron con drones un almacén de armas de Arabia Saudí y varios días antes, dos instalaciones petrolíferas.

Pie de foto: Fotografía sin fecha obtenida por The Associated Press, un avión teledirigido UAV-X usado por los rebeldes hutíes de Yemen, en Hodeida, Yemen. Un ataque de un avión teledirigido rebelde de Yemen esta semana, probablemente con UAV-X, en un oleoducto saudí muestra que las zonas arenosas y pacíficas de la Península Arábiga corren ahora el riesgo de sufrir un ataque similar, incluyendo una planta de energía nuclear en construcción y el Aeropuerto Internacional de Dubái, uno de los más activos del mundo. PHOTO/AP

El movimiento hutí, vinculado a Irán, ha lanzado este martes un ataque con un dron de combate del modelo Qasef-2K contra un almacén de armas en el aeropuerto de Najran, una ciudad localizada en el suroeste de Arabia Saudí, según ha recogido la cadena afín a los rebeldes Al Masirah.

La coalición internacional que combate en la guerra de Yemen ha emitido un comunicado en la Agencia de Prensa Saudí (SPA, por sus siglas en inglés) en el que denuncian que el ataque se habría llevado a cabo contra una instalación civil por medio de un avión no tripulado cargado de explosivos, aunque han explicado que no se han registrado bajas. En esta línea, el portavoz de la coalición, Turki Al-Maliki, alertó de que “la milicia terrorista de Irán respaldada por los hutíes continúa realizando actos de terrorismo que representan una amenaza real para la seguridad regional e internacional al atacar objetivos e instalaciones civiles, así como a ciudadanos civiles y residentes de todas las nacionalidades”.

Este lunes, el sistema Patriot de defensa aérea saudí interceptó dos misiles hutíes lanzados desde Yemen sobre la ciudad de Taif, ubicada a 80 kilómetros de La Meca, que se dirigían contra la ciudad sagrada del islam y la urbe costera de Jeddah. Así, la rebelión hutí estaría cumpliendo con su promesa de llevar a cabo “operaciones militares” contra “300 objetivos vitales y militares” radicados tanto en Arabia Saudí como en Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Tras el primer ataque lanzado el pasado 14 de mayo sobre dos instalaciones de bombeo de petróleo en territorio saudí, los acontecimientos de estos días indican que, no es aventurado pensar que, a este ritmo, para cuando concluya el año 2019 se hayan producido todos los ataques prometidos contra los 300 objetivos demarcados.

El conflicto del Yemen comenzó en 2014, cuando los hutíes ocuparon Saná y otras provincias del país y desalojaron del poder a Hadi, que sigue siendo reconocido por la comunidad internacional frente a los hutíes, a los que apoya Irán. La crisis se intensificó hasta convertirse en un conflicto internacional cuando en marzo de 2015 Arabia Saudita se involucró en la guerra al frente de una Coalición de países árabes, entre ellos Emiratos Árabes Unidos, en favor de Hadi.