Marruecos: 8.000 millones de € en termosolares hasta 2020

 -  

marruecosnegocios.com

Empresas como Acciona y Sener quieren aprovechar el macroprograma de inversiones en energía termosolar que tiene entre manos el Gobierno de Marruecos. Ambas empresas, junto con la ingeniería asturiana TSK, inauguraron hace unas semanas la primera fase de la planta Noor I en la localidad de Ouarzazate, en el centro del país.

Ahora, ambas compañías tienen su vista puesta en los nuevos proyectos que el Organismo Marroquí para la Energía Solar (Masen, por sus siglas en inglés) pretende poner en marcha en los próximos meses. Marruecos prevé desarrollar cuatro nuevos complejos: Midelt, El Aauiún, Boujdour y Tata.

Acciona tiene en Marruecos un país estratégico en su apuesta termosolar. En esta línea, la compañía que controla la familia Entrecanales estudia participar en todos los proyectos que prevé desarrollar Masen. Los procesos todavía están en una fase inicial y aún no hay conformados consorcios, según señalan fuentes internas de la multinacional. La compañía tiene ahora puesto el punto de mira en el complejo NoorM1, en la localidad de Midelt, y que contará con una capacidad de alrededor de 400 megavatios MW). Además de proyectos termosolares, la empresa analiza nuevas oportunidades en el país en fotovoltaica (Noor 4) e hidroeléctrica.

Sener, por su parte, trabaja en estos momentos en el desarrollo de Noor 2 y Noor 3, que se adjudicó el año pasado y que convertirá el complejo termosolar de Ouarzazate en el mayor del mundo con 510 megavatios (MW) instalados. La ingeniería que preside Jorge Sendagorta tiene el foco igualmente en la licitación de la planta Midelt. La compañía árabe ACWA Power ha anunciado su interés en desarrollar y operar esta instalación. Esta empresa ya ganó las instalaciones Noor I, II y III.

ACWA Power También ha liderado el proyecto termosolar de Bokpoort, en la región de Northern Cape, en Sudáfrica, y que ha sido ejecutado por un consorcio formado por Acciona, Sener y TSK, junto con la sudafricana Crowie. La relación de las empresas españolas con la firma saudí les otorga una posición privilegiada para recibir nuevos contratos.

La estrategia de energía nacional tiene establecido el objetivo de que en 2030 el 52% de la capacidad de producción del país sea renovable. Los planes termosolares del Gobierno de Marruecos prevén movilizar más de 9.000 millones de dólares (8.100 millones de euros) y contabilizar al menos 2 gigavatios (GW) instalados en 2020. Noor 1, con 160 MW, alcanzó un importe de 775 millones, mientras que los contratos de Noor 2 y 3 están valorados en alrededor de 1.800 millones.