Prisión para la madre que pretendía enviar a sus hijos a Siria

 -  

D.A./Agencias

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha enviado a prisión a la madre de los gemelos de 16 años arrestados este martes en Badalona (Barcelona) por 'yihadismo', al considerar que "facilitó las gestiones" para que ambos se desplazarán de forma inminente a Siria para participar en los combates, informaron fuentes jurídicas.

El magistrado, que imputa a la mujer un delito de colaboración con organización terrorista, también ha dejado en libertad a su marido, al que atribuye el mismo delito, con la obligación de cumplimentar comparecencias semanales en el juzgado más próximo a su domicilio, prohibición de salir del territorio nacional y retirada del pasaporte.

Los dos chicos, por su parte, han comparecido ante la Fiscalía en el trámite del acta de exploración y serán, previsiblemente, enviados a un centro de menores tras declarar ante el juez central José Luis Castro.

Agentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil de la Unidad Central Especial número 2 y de la Sección de Información de la Zona de Cataluña detuvieron este martes en Badalona (Barcelona), a una familia relacionada con el envío de yihadistas a Siria.

Los detenidos, un matrimonio y sus dos hijos gemelos de 16 años, son de nacionalidad marroquí y estaban siendo investigados por su "radicalización".

La investigación se centra ahora en descubrir la red de reclutamiento asentada en Marruecos y en la posible existencia de otros procesos abiertos para enviar yihadistas a la zona de conflicto, por lo que se trabaja en coordinación con las autoridades marroquíes.

En los últimos meses, el Servicio de Información de la Guardia Civil ha detectado un incremento en las acciones de captación y reclutamiento de yihadistas, sobre todo dirigidas a menores de edad.

Tiene una "especial relevancia" la actividad de los reclutadores que operan en el norte de Marruecos y sus vinculaciones con ciudadanos de origen marroquí establecidos en España. Para ello se emplean nuevas formas de comunicación como las redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp, una estrategia dirigida e impulsada por el Estado Islámico.

Iban a viajar este martes

Los menores tenían previsto salir el martes de Badalona hacia Siria, y ya habían contactado con miembros de las redes de captación y envío para realizar su viaje a través de Turquía.

Los menores habían abandonado sus estudios en Badalona para realizar formación coránica en una madrasa de Tetuán (Marruecos), y según el Ministerio de Interior "estaban inmersos en un proceso de radicalización".

Un hermano de los menores ya se había desplazado a Siria captado por grupos yihadistas, tras lo que se cree que se integró en las filas de Harakat Sham al Islam, un grupo terrorista afín al Estado Islámico, y murió en 2014.

Cambios de actitud de los jóvenes

Según han explicado varios compañeros que jugaban con ellos a fútbol en el polideportivo del barrio de Llefià, antes eran aficionados al deporte y jugaban con ellos cada día, pero "habían cambiado" al volver de Marruecos.

Uno de ellos, Alberto, ha explicado que entonces cambiaron de vestimenta, dejaron de relacionarse con los chicos del barrio y eran muy activos en las redes sociales. Una menor que iba a empezar el mismo curso que ellos en septiembre ha explicado que este año no fueron a clase, que solamente habían vuelto de su país hace un mes, y que desde entonces vieron "un cambio". Al parecer, los jóvenes antes de este viaje ya se negaban a participar en la clase de Música porque aseguraban que su religión les prohíbe tocar instrumentos y hacer música.

Según el Ministerio de Interior, los dos hermanos "estaban inmersos en un proceso de radicalización".