Radiografía del yihadismo del Estado Islámico

 -  

Por Isabel Garrido Mingo
Foto: Los fanáticos del Estado Islámico, peligroso grupo terrorista yihadista.
 
Para comprender a este grupo terrorista, hay que centrarse en primer lugar en conocer quiénes son y contra quién van. El Estado Islámico (E.I.) es un grupo islamista radical suní. Son yihadistas ya que promueven la yihad o “guerra santa” contra todos aquellos que consideran infieles. Éstos son los no suníes o l.os suníes que se oponen a ellos, en definitiva, contra los que piensen de forma diferente.
 
Origen del Estado Islámico
El surgimiento de este grupo se produjo en el año 2002 cuando Abu Musab Al Zarqaui, un antiguo traficante de drogas jordano creó la Comunidad del Monoteísmo y la Yihad. Durante la guerra de Irak de 2003, tomaron parte de la resistencia y numerosos combatientes extranjeros se unieron a la organización. En 2004 el grupo se vinculó a Al Qaeda, entonces dirigida por Osama Bin Laden.
 
En 2006 el ejército de EEUU acabó con la vida de Zarqaui y le sustituyó un líder de Al Qaeda que declaró el Estado Islámico de Irak, y más tarde también sería asesinado.
Con el estallido de la guerra civil en Siria, el Estado Islámico se expandió por la zona noroeste del país, y en 2013 se autoproclamaron Estado Islámico de Irak y Levante.
 
Grupos perseguidos
Entre los grupos religiosos más perseguidos están los cristianos, de los 300.000 que vivían en la zona, el 95% se ha visto obligado a huir a países cercanos como El Líbano, y el 5% restante se ha convertido al Islam, los yazidíes, una religión minoritaria procesada en Irak por 500.000 personas y los chiíes, la rama minoritaria del Islam que desde sus orígenes se encuentra enfrentada a los suníes por los diferentes líderes a los que optaron seguir.
 
Estos grupos y todos los que no profesan su misma religión corren el riesgo de ser perseguidos, ahorcados, descuartizados y las mujeres violadas.
 
Guerra con los Chiíes
Desde el inicio de la religión musulmana, sus seguidores se encuentran divididos en dos ramas. Por una parte, la más numerosa, los suníes, que tomaron como líder a Abu Bakr, el suegro de Mahoma, y por otro lado los chiíes que representan solo al 10% de los musulmanes, siguen al primo y yerno del Profeta, Ali ibn Talib. Esta diferencia les ha llevado a enfrentarse en numerosas guerras. 
 
Asimismo la mayoría parlamentaria en Irak es chií, lo que supone otro incentivo para aumentar la rivalidad entre las dos corrientes.
 
Odio a los estadounidenses
El Estado Islámico ha amenazado con atacar a los estadounidenses en cualquier lugar. Además, la semana pasada el Estado Islámico difundió un video con el degollamiento del periodista norteamericano James Foley, y amenazó con hacer lo mismo con Steven Sotloff, otro periodista secuestrado dependiendo de la próxima decisión de Barack Obama.
 
Integrantes de Estado Islámico
En junio de este año dejaron atrás su nombre original (Estado Islámico de Irak y Levante) y pasaron a denominarse únicamente “Estado Islámico”. Su líder Abu Bakr al-Baghdadi se autoproclamó “Ibrahim, imán y califa de todos los musulmanes”.
 
No son un grupo local iraquí, sino que en sus filas también están integrados afganos, pakistaníes, chechenos, georgianos e incluso personas procedentes de Europa y Estados Unidos. En la actualidad se estima que lo componen entre 6.000 y 15.000 milicianos.
 
Bajas constantes
A pesar del gran número de integrantes que forman el grupo, su capacidad militar es muy reducida. Por esto, las bajas de hombres no paran de sucederse y en lo que llevamos de mes ya han perdido solamente en Irak a 700 personas.
 
Su lucha
Su intención es crear un Estado en el que rija la ley islámica o “sharia” al mando de un Califa, y expandirse por todo el mundo musulmán. Comenzarían por los territorios ocupados de Siria y la parte suní de Irak, y de ahí pretenden en cinco años conquistar todo el mundo árabe, el norte de África, Asia hasta la India, los Balcanes hasta Austria, España y Portugal.