Tanger Med, el proyecto marroquí que aspira a dominar el Mediterráneo

 -  

Henar Hernández. Tánger

Pie de foto: Vista general del puerto de Tanger Med. Cortesía de Alfredo Guardia. ATALAYAR

Atalayar ha formado parte de la delegación internacional de periodistas que han viajado a Tánger entre el 7 y el 10 de julio, en un encuentro organizado por la Oficina de Turismo de Marruecos y en la que han participado medios de España, Francia, Italia, Polonia, Hungría y China

La inauguración de Tánger Med 2, la nueva fase de ampliación del puerto de la ciudad marroquí, cataliza, todavía más, la figura de Tánger como un hub de oportunidades económicas. Esta extensión supone el incremento de la capacidad de las terminales del complejo, lo que permitirá alcanzar un tráfico de 9 millones de contenedores (MEVP, acrónimo del término francés million y équivalent vingt pieds) para el año 2025. Con esta cifra, Tanger Med (TM) aspira a convertirse en el principal puerto del Mediterráneo, superando a los puertos españoles de Valencia y Algeciras en términos de capacidad de contenedores. Cabe recordar que, actualmente, TM lidera el ránking de África en esta materia, seguido por el puerto de Durban en Sudáfrica y por Port Said en Egipto.

Con una extensión de 1.000 hectáreas (Ha), el complejo portuario de Tanger Med está conformado por el puerto Tanger Med 1, el puerto Tanger Med 2 y el puerto de Pasajeros (Passagers et Rouliers). A su vez, cada puerto está dividido en diferentes terminales. Por un lado, TM1 se vertebra en dos: la terminal 1, que comenzó a desarrollar su actividad en julio de 2007 y está operado por la compañía neerlandesa APM Terminals, la cual gestiona otros 76 puertos en todo el mundo; y la terminal 2, que inició su labor un año más tarde, en agosto de 2008, y está operada por la alemana Eurogate. Las dos terminales, en las que se ha invertido 300 millones de euros, suman un tráfico de 3 MVEP.

Pie de foto: Vista de un buque en el puerto de Tanger Med, mientras los operarios le cargan con vehículos. El destino será, primero, Barcelona y, finalmente, la ciudad francesa de Fos-Sur-Mer. ATALAYAR

Por otro lado, Tanger Med 2 se inauguró el pasado viernes 28 de junio, en un acto presidido por el príncipe heredero Moulay Hassan, hijo del rey Mohamed VI de Marruecos, en el que también estuvo presente Atalayar. TM2 comprende la terminal 4, en la que ya están operativos 5 de los 7 bloques que la conforman – se espera que los dos últimos entren en funcionamiento a finales de este año –, y gestionada por APM Terminals, compañía que ha desembolsado una inversión seis veces superior a la realizada en TM 1; y la terminal 3, cuyo inicio operacional se espera para enero de 2020.

Con las dos nuevas terminales de TM2, que supondrán un movimiento adicional de 6 MVEP, el tráfico total de Tanger Med ascenderá hasta los 9 MVEP, según las previsiones planteadas para el horizonte 2025. Del mismo modo, permitirá elevar el flujo de camiones a los 700.000, la exportación de vehículos se incrementará hasta el millón de unidades y el número total de pasajeros que circulen a través de TM rondará los 7 millones de personas. También contribuirá a generar empleo, pues está previsto que se cubran un total de 75.000 puestos de trabajo, incluyendo los ya existentes, de acuerdo con las proyecciones de las autoridades de TM.

Imagen eliminada.

Pie de foto: Vista general de Tanger Med 2. ATALAYAR

No obstante, cabe resaltar que TM no solo se circunscribe al transporte de contenedores, vehículos y personas, sino que también juegan un papel destacado los hidrocarburos. En el año 2018, las instalaciones comprendidas en una extensión de 12 Ha, gestionadas por la compañía estatal Horizon Terminals Tanger, soportaron una capacidad de tratamiento de este tipo de recursos para 6 millones de toneladas, una cifra que se espera que se eleve durante los próximos siete años hasta los 15 millones. En este campo, las infraestructuras ofrecen servicios dedicados al abastecimiento, importación y transporte de los productos refinados.

De acuerdo el director general adjunto de la Autoridad del Puerto de Tanger Med, Hassan Abkari, durante el acto de bienvenida a la delegación internacional de periodistas al complejo portuario, “Marruecos, al no configurarse como un país productor de petróleo, busca el desarrollo económico a través del complejo de Tanger Med y sus zonas adyacentes”. Sin embargo, en este punto es necesario recordar que el Reino sí dispone de reservas de gas. Una de las últimas reservas fue descubierta por la compañía británica Longeach en el año 2014, cuando perforaban su segundo pozo en Sidi Mokhtar, en la región sureña de Essaouira.

Pie de foto: Instalaciones de Horizon Terminals Tanger en Tanger Med. ATALAYAR

El desarrollo exponencial de este proyecto portuario, con una historia de tan solo 13 años, se ha producido por la localización estratégica de la plataforma en el estrecho de Gibraltar, un puente de conexión marítimo entre el Este y el Oeste y el Norte y el Sur por el que circula anualmente el 20% del comercio mundial, con un tráfico de 100.000 barcos, más de 60 MVEP y 6 millones de pasajeros. Así, desde el complejo portuario se vislumbra con claridad la costa de España, situada a tan solo 14 kilómetros de distancia. De este modo, Tanger Med se erige como la puerta de entrada tanto a África como a Europa.

La entrada de Tanger Med en el mapa global ha sido posible, además, por la conectividad de la que gozan sus instalaciones, ya que cuenta con una red de autopistas, por la que se exportan el 95% de los productos que llegan a TM; y una estación de tren, por la que circula el 5% restante, si bien con las proyecciones – tras la inauguración del servicio de alta velocidad ferroviaria – se espera que las exportaciones por esta vía alcancen entre el 15% y el 20% de la cuota para el año 2025.

Tanger Med Zones

En este punto, cabe poner de manifiesto las palabras de Hassan Abkari: “El puerto no acaba en sí mismo, sino que es una herramienta que, a través de un proyecto multidimensional, sirve para conectar a Marruecos con el resto del mundo”. Así, el complejo portuario de Tanger Med se encuentra rodeado por las denominadas Tanger Med Zones (TMZ), una plataforma regional de competitividad industrial que se alza como la segunda zona más importante en términos económicos dentro del Reino, por detrás de Casablanca.

A la luz de esta afirmación, destacan dos cifras reveladoras: por un lado, que la inversión privada ha superado los 4.900 millones euros y, por otro lado, que las exportaciones que se realizan a través de la plataforma superan los 7.300 millones de euros. Asimismo, cabe resaltar que se configura como una de las mayores zonas industriales del Reino con una extensión de 16 millones de metros cuadrados, ya que aglutina en su interior diversas áreas de desarrollo económico como Zone Franche Logistique, de 150 Ha; Tanger Automotive City, de 300 Ha; Renault Tanger Med, de 300 Ha; Tetouan Park, de 156 Ha; Tetouan Shore, de 20Ha; y, finalmente, Tanger Free Zone, de 400 Ha.

En este contexto, cabe destacar el rol de dos de las áreas que componen TMZ: en primer lugar, la Zone Franche Logistique, un área visitado por Atalayar que se dedica a la logística y donde se han instaurada desde 2008 grandes multinacionales como Decathlon, Emirates Logistiques, Adidas, Bosch o Huawei. La actividad que se desarrolla en esta zona está orientada a cuestiones puramente logísticas, como el suministro, el almacenamiento o la distribución.

En segundo lugar, la Tanger Free Zone, creada en el año 2000 en la región de Tanger-Assilah, que se posiciona como la sexta zona franca a escala mundial y la primera a nivel portuario en el ránking global, según Financial Times. En las 400 hectáreas que alberga, convergen las actividades de diferentes industrias: la aeronáutica, donde sobresale la compañía Esterline Souriau; la textil, donde operan las empresas Larinor y Eiremor; y la automovilística, con la presencia del grupo Renault-Nissan, que ha instalado una fábrica donde se fabrican más de 400.000 vehículos al año, los cuales se exportan al extranjero vía Tánger med.

Pie de foto: Vista general de la terminal de vehículos en Tanger Med. ATALAYAR

En total, se han instalado más de 500 empresas, que han generado más de 30.000 puestos de trabajo en estas dos décadas de funcionamiento. La capacidad operativa de la zona franca se ha desarrollado de forma exponencial, hasta cubrir en la actualidad el 79% de los lotes ofertados, dejando en el mercado otros 31, que implican un área total disponible de tan solo 20 hectáreas. Las facilidades técnicas de las que se pueden beneficiar las compañías, como la aplicación del sistema de ventanilla única (Windows System), se suman a los servicios que la zona ofrece, entre ellos, agencias de correos, instituciones bancarias, gasolineras, hoteles o restauración. Todo ello es, a su vez, protegido por un sistema de seguridad avanzado.

Otra de los factores clave que han configurado a Tanger Free Zone como el gran atractivo de África para los inversores globales ha sido la conexión de esta con infraestructuras de transporte, pues se sitúa a tan solo 3 kilómetros del aeropuerto de Tánger y a 12 kilómetros de la estación de tren Tanger Ville. Esta gare también es protagonista de uno de los últimos éxitos del sector automovilístico marroquí, pues en ella opera el único tren bala de África, Al Boraq, capaz de conectar a la ciudad costera con Casablanca, separadas por 338 kilómetros, en tan solo 2 horas y 10 minutos, alcanzado una velocidad de 320 kilómetros por hora (km/h), un cifra superior a la del AVE español, cuya velocidad punta son 300 km/h.

Pie de foto: Vista general de Tanger Med. ATALAYAR

En esta línea, cabe destacar el mensaje reciente de la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyach, en un desayuno informativo organizado por Executive Forum España, que aúna estos factores: se ha producido un salto cualitativo en las mejoras sustanciales en materia de infraestructuras, sobresaliendo, por excelencia, “el único tren de alta velocidad de África y el puerto de Tánger Med”.

Tanger Med y TMZ se configuran, así, como un hub logístico para los actores internacionales que buscan la optimización de sus operaciones logísticas de exportación y de distribución regional para los mercados de Europa, África y América. En un discurso pronunciado por el rey Mohamed VI en febrero de 2003, con motivo del lanzamiento de TM, el monarca ya aseguraba que con el proyecto Marruecos consolidaba “su superficie en el área euromediterránea, en su entorno árabe y en el Magreb”, además de valorar “su vocación como polo de intercambios entre Europa y África, el Mediterráneo y el Atlántico”, al mismo tiempo que reforzaba “su papel central como socio activo en los intercambios”.

Cinco años más tarde, en 2008, se iniciaron los estudios para proceder a la extensión de Tanger Med, que había entrado en funcionamiento en 2007, a instancias de Mohamed VI. Esta decisión fue la clave que le ha conferido una particularidad determinante a TM: “En 2008, el resto de países desarrollados se encontraban sumidos en una crisis económica y financiera. Que el rey adoptara esa medida justo en ese año fue muy importante, pues ha permitido que ahora logremos posicionarnos en el primer puesto en el Mediterráneo en términos de capacidad portuaria de tráfico de contenedores”, asevera Hassan Abkari. La elección del momento y el aprovechamiento de la oportunidad que se planteaba por aquel entonces, es decir, sacar una ventaja a los países occidentales, no ha podido devenir en mejores resultados.

Ahora, con la inauguración de Tánger Med 2, y el desarrollo en marcha de sus dos terminales, las declaraciones están más cerca de convertirse en una realidad que posicione al puerto de la ciudad marroquí como un verdadero puente entre las dos orillas del Mare Nostrum, uniendo de una forma eficiente, a su vez, el Norte con el Sur y el Este con el Oeste. Como declara Hassan Abkari, la decisión de elegir la ciudad de Tánger no fue casual: “se escogió este lugar para conectar a Marruecos con el resto del mundo”. Se habría realizado, así, “una visión real” – en referencia a la corona marroquí –, el eslogan que define a Tanger Med y que se puede leer prácticamente en todos los carteles informativos de las instalaciones.