Nigeria: Constantes sonrisas y lágrimas en la Copa Mundial de Baloncesto

La selección verdiblanca pone rumbo a Tokyo 2020 con Josh Okogie, su máximo anotador, mostrando al mundo su talento
Nigeria_Baloncesto_Mundial_Tokio

AFP  -   El entrenador de Nigeria, Alexander Nwora, habla con los jugadores nigerianos durante un partido de la Copa Mundial de Baloncesto celebrado en Wuhan, provincia de Hubei, el 31 de agosto de 2019.

Si uno se plantease acertar el país vencedor en la Basketball World Cup China, el primer nombre que aterrizaría en la lista no sería, ni por asomo, Nigeria. En cambio, en su Power Ranking, la Federacion Internacional de Baloncesto (FIBA, por sus siglas en inglés) situó a esta selección africana como octava favorita al Mundial por la presencia de Al-Farouq Aminu, Okoye o el propio Udoh.

Pese a que el conjunto nigeriano no logró clasificarse para la final, y a pesar de que casi no llegan al campeonato en Beijing, en el mundo del basket internacional se ha llegado a un consenso de que el equipo ha mostrado una intensidad en la Copa Mundial de Baloncesto que vale remarcar. 

Nigeria_Baloncesto_Mundial
AP PHOTO/ANDY WONG - Micheal Eric de Nigeria durante un partido contra Corea del Sur en la Copa Mundial de Baloncesto de la FIBA.

Entre 16 equipos participantes que compitieron por conseguir uno de los cinco billetes que correspondían al continente africano para China, se encontraban Angola, Camerún, Costa de Marfil, Egipto, Guinea, Malí, Marruecos, Mozambique, Nigeria, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Ruanda, Senegal, Sudáfrica, Túnez y Uganda.

La selección nigeriana se clasificó para la Copa Mundial hace justo un año, en septiembre de 2018, junto con Túnez, tras salir victoriosos de toda la segunda ronda de los clasificatorios en África. Túnez venció a Egipto 69-47, mientras que Nigeria venció a la República Centroafricana por 114-69, sin ningún tipo de dificultad como demostraba en el marcador. Ambos países ocupaban así dos de los cinco puestos, de treinta y dos, que pertenecerían a África para la competición más importante de la FIBA. Las otras tres posiciones se repartirían entre Angola y Senegal, las otras dos mejores selecciones de la fase de grupos, y Costa de Marfil como mejor tercer equipo.

FIBA
REUTERS/JORGE SILVA - Instantánea del partido Puerto Rico-Túnez, el segundo país africano en clasificarse, del Mundial de China. 
Dificultades económicas para aterrizar en Beijing

A tan solo dos semanas del comienzo del mundial, cuando el conjunto nigeriano ya tenía preparado el viaje para la cita en tierras chinas, el equipo aún no tenía claro si conseguiría aterrizar allí, tal y como aseguraban desde la federación de baloncesto nacional (NBBF), por razones económicas. “No sabemos cuándo vamos a viajar a China. El equipo está aquí, en Nigeria. La federación está esperando a que el ministerio pague para que podamos ir”, explicó el mánager del combinado, Musa Adamu, ante los medios.

El cuerpo técnico aseguraba en un principio no tener margen de maniobra sin los fondos proporcionados por el gobierno para pagar dietas, desplazamientos y entrenamientos, por lo que esperaban a que la situación se resolviese, y que el equipo llegase lo mejor posible a la competición, en lo que a preparación se refería. 

Mundial
REUTERS/THOMAS PETER - Costa de Marfil - China en el Wukesong Arena, Beijing, China, el 31 de agosto de 2019. 

Esta incertidumbre promovió protestas en jugadores como Ekpe Udoh, Stan Okoye o Chimezie Metu que denunciaron la situación a través de las redes sociales: "Dos semanas antes del Mundial, la Comisión de Deportes de Nigeria se niega a liberar el dinero que nos asignaron para entrenamiento, viajes y comida", escribió el que fuera pívot del Fenerbahce. "Tenemos un equipo especial y posiblemente el mejor que hayamos tenido hasta ahora. Espero que esto se resuelva pronto...", añadió. 

Después de varios días de máxima incertidumbre por la negativa del Ministerio de Deportes a colaborar en los gastos del viaje, los aficionados del baloncesto nigeriano pudieron respirar tranquilos. La federación nigeriana de baloncesto consiguió resolver el conflicto rescatando la financiación por otras vías y el equipo pudo poner rumbo China.

Tunez_Iran
REUTERS/JORGE SILVA - Túnez contra Irán - Gimnasio de Guangzhou, Guangzhou, China - 2 de septiembre de 2019.

El manager del equipo, Musa Adamu, agradeció el apoyo del presidente de la federación, Musa Kida, “por hacer posible nuevamente nuestro viaje y participación en la Copa del Mundo. Sin él y el apoyo de la federación esto habría sido una historia completamente diferente”.

Jugadores que nos suenan

Con una altura media de 2,01 metros y 27 años de edad, la selección Nigeriana nos muestra caras conocidas. Acoge jugadores familiares tanto para seguidores de la NBA, como para aficionados de la ACB. 

"Stan" Okoye, jugador de baloncesto estadounidense nacionalizado nigeriano, pertenece a la plantilla del Herbalife Gran Canaria. Con 1,98 metros ocupa la posición de alero y debutó en la selección Nigeriana en 2013. No ha hecho un gran dato durante la Copa Mundial de Baloncesto, 5,2 puntos, 1,8 rebotes y 2 asistencias. 

Alfarouq Aminu acaba de firmar por tres años para Orlando. Con doble nacionalidad, estadounidense y nigeriana, y 2,06 metros de altura, superando la media del equipo, desde su posición de alero ha hecho 8,2 puntos, 6,6 rebotes y 3.6 asistencias de promedio. Ha conseguido ser el mejor reboteador del conjunto nigeriano.

Chimezie Chukwudum Metu, de ascendencia nigeriana, pertenece a la plantilla de los San Antonio Spurs de la NBA. Con solo 22 años forma parte de los aleros.

El talento joven despunta en los africanos

De entre las jóvenes promesas menores de 21 años que participan en la Basketball World Cup China, Nigeria apunta un par de jugadores que no hay que perder de vista, parece que les augura una buena carrera profesional.

Nigeria_Baloncesto
REUTERS/JASON LEE - El nigeriano Jordan Nwora en acción con el ruso Mikhail Kulagin.

El pasado 9 de septiembre Jordan Nwora cumplió 21 años. El nativo de Buffalo, Nueva York, jugó para Nigeria por primera vez en los Clasificatorios de África, promediando 21.7 puntos, 8.0 rebotes, 2.7 asistencias y 2.3 robos en tres partidos.  

Nwora ha bajado sus estadísticas durante la Copa a 11 puntos, 3.5 rebotes y 2 asistencias, pero cabe señalar que tan solo ha jugado dos partidos.  

Josh Okogie, máximo anotador de la selección y mejor jugador, ha hecho su debut en la selección de Nigeria en el torneo en China, después de cambiar su representación en un torneo oficial de la FIBA, tras haber jugado para los Estados Unidos en el Mundial de Baloncesto FIBA U19 2017.

Durante su temporada en los Minnesota Timberwolves de la NBA promedió 7.7 puntos, 2.9 rebotes, 1.2 asistencias. En la Copa Mundial de China ha elevando su estadística a 12.6 puntos, 3.6 rebotes y 4.4 asistencias. El escolta, con un buen porcentaje en libres, se ha consolidado tras su juego como estrella emergente y ha puesto a Nigeria en el punto de mira como selección favorita en relación a las africanas.

Nigeria_Baloncesto
AP PHOTO/ANDY WONG - Josh Okogie de Nigeria, contra Luis Scola, a la izquierda, y Facundo Campazzo de Argentina, a la derecha, durante el partido de en la Copa Mundial de Baloncesto. 
Sabor agridulce: Rumbo a Tokyo 2020

Tras la primera pérdida contra Rusia en la segunda fase, Nigeria fue batida por una de las favoritas de la Copa, Argentina.

La selección azul y blanca obligó a los nigerianos a llevar su juego al exterior de la pintura, anotando solo nueve de sus 28 intentos detrás del arco. Esta podría ser la parte agria para la selección. Además, el conjunto nigeriano se pasó de enérgico y cometió 25 faltas.
Al menos guardarán un buen recuerdo de su descalificación. Con 10 tapones, esta selección se ha convertido en el equipo africano en la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA en el siglo XXI, que más gorros ha puesto. Solo España ha hecho más tapones que Nigeria: 13 contra Senegal en 2014.

A pesar de esto, los nigerianos ya han conseguido un pase para Tokyo 2020 tras derrotar a Filipinas, 95-75. Con esta, será la tercera ocasión en que la selección africana acuda a unos Juegos Olímpicos. Las dos veces anteriores fueron en 2012 y 2016.

Y así concluyen las andanzas de los africanos en esta Copa Mundial. Sin duda otra vez con la parte dulce del viaje, celebrando que no tendrán que pasar por un preolímpico. Después de ni siquiera saber si acudirían a China por problemas económicos, no es mal final. Como bien auguraban algunos, sonrisas y lágrimas para la selección Nigeriana.