Presidenciales en Bolivia: histórica segunda vuelta y protestas por sospechas de fraude

Con el 83% del escrutado y la transmisión de los resultados congelada, ningún candidato ha obtenido más del 50% de los votos
Un partidario del candidato presidencial boliviano Carlos Mesa protesta en La Paz, Bolivia, el 21 de octubre de 2019

REUTERS/UESLI MARCELINO  -   Un partidario del candidato presidencial boliviano Carlos Mesa protesta en La Paz, Bolivia, el 21 de octubre de 2019

Tras más del 80% de los votos escrutados en los comicios presidenciales bolivianos, cada vez se ve más clara la segunda vuelta de las elecciones presidenciales entre Evo Morales, el actual presidente y Carlos Mesa, líder de la oposición. Según datos del Órgano Electoral Plurinacional de Bolivia, con el 83,7% de las actas verificadas, el partido de Morales, Movimiento Al Socialismo (MAS), ha alcanzado el 45,28% de los votos frente a su rival, Comunidad Ciudadana que se ha hecho con el 38,16% de las papeletas. Pero las movilizaciones se han sucedido en la noche de este lunes en varias ciudades del país: una parte importante del electorado no se cree los resultados de los comicios.

Los partidarios del candidato presidencial de la oposición boliviana al partido Comunidad Ciudadana, el ex presidente Carlos Mesa (2003-2005) (L) y del presidente y candidato Evo Morales, son separados por las fuerzas de seguridad
AFP/ JORGE BERNAL - Los partidarios del candidato presidencial de la oposición boliviana al partido Comunidad Ciudadana, el ex presidente Carlos Mesa (2003-2005) y del presidente y candidato Evo Morales, son separados por las fuerzas de seguridad

De confirmarse los datos y debido a que ningún candidato ha obtenido más del 50% de los votos, Bolivia se encamina a una segunda vuelta de sus elecciones a la presidencia, hecho histórico en el país andino. Morales siempre se había hecho con la victoria arrasando desde 2006 con más de la mitad de los votos en la primera vuelta. 

En la madrugada de este lunes, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) boliviano ha decido interrumpir el sistema de Transmisión de los Resultados Electorales Preliminares (TREP). La presidenta del TSE, María Eugenia Choque, ha justificado la suspensión de la retransmisión argumentado que la institución ha querido evitar una “confusión” con el inicio del recuento oficial en las regiones bolivianas, según ha informado la agencia Infobae. Otra fuente ha contado a este medio latinoamericano que la decisión ha sido tomada de forma “no compartida” durante la noche del domingo. 

El presidente boliviano Evo Morales saluda a sus seguidores en el palacio presidencial de La Paz, Bolivia, después de una primera ronda de elecciones presidenciales, el domingo 20 de octubre de 2019
AP/JORGE SÁENZ - El presidente boliviano Evo Morales saluda a sus seguidores en el palacio presidencial de La Paz, Bolivia, después de una primera ronda de elecciones presidenciales, el domingo 20 de octubre de 2019

Estos hechos han levantado susceptibilidades en los miembros de la Misión Observadora de la Organización de Estados Americano (OEA), que ha reclamado al TSE que explique por qué ha interrumpido la transmisión de  los resultados.  Del mismo modo, la OEA ha pedido que el cómputo se desarrolle de manera fluida y transparente. Por su parte, el partido opositor de Carlos Mesa ha denunciado que el TSE ha actuado “de manera arbitraria, discrecional y por órdenes del Gobierno de Eve Morales” y que “ha incumplido el compromiso que hizo el 10 de octubre, de dar a conocer el conteo del TREP al 100%”, como así lo ha publicado el político opositor en su cuenta de Twitter. Mesa ha llamado a una movilización ante todos los tribunales departamentales “para que no se repita un 21F”. 

El domingo Bolivia celebró unas presidenciales en las que Morales compitió s compitiendo por un controvertido cuarto mandato como el primer presidente indígena del país en medio de acusaciones de corrupción y autoritarismo
AFP/ JORGE BERNAL - El domingo Bolivia celebró unas presidenciales en las que Morales compitió s compitiendo por un controvertido cuarto mandato como el primer presidente indígena del país en medio de acusaciones de corrupción y autoritarismo

El 21 de febrero de 2016, Bolivia celebró un referéndum para consultar si sus ciudadanos estaban de acuerdo con el cambio en el artículo 168 de la constitución del país que establecía que la elección presidencial solo podría repetirse una sola vez. Los bolivianos dijeron con el 51,3% de los votos “no” a este cambio. Sin embargo, y pese a que Evo Morales (que pretendía obtener el respaldo ciudadano para poder presentarse por tercera vez a los comicios) declarara que iba a respetar el resultado, se comenzó en el Parlamento boliviano el proceso legislativo para cambiar este artículo de la Constitución. 

Una mujer aymara emite su voto durante las elecciones presidenciales, en La Paz, Bolivia, el 20 de octubre de 2019
AFP/ JORGE BERNAL - Una mujer aymara emite su voto durante las elecciones presidenciales, en La Paz, Bolivia, el 20 de octubre de 2019.

Varias jornadas de manifestaciones se sucedieron por el país con consignas como “Bolivia dijo No” y “21F, el día de la mentira” y devinieron en episodios de fuerte violencia. Las movilizaciones fueron convocadas por los grupos opositores que se apoyaban en el resultado negativo del referéndum. Pese a todo, el Tribunal Constitucional Plurinacional y el TSE  fallaron a favor de poder eliminar los límites de reelección y el  4 de diciembre de 2018 el presidente Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera fueron habilitados para participar como candidatos de su partido el MAS, después de un proceso de primarias. 

El candidato presidencial de la oposición boliviana, Carlos Mesa, durante una conferencia de prensa en un hotel de La Paz, Bolivia, el lunes 21 de octubre
AP/JORGE SÁENZ - El candidato presidencial de la oposición boliviana, Carlos Mesa, durante una conferencia de prensa en un hotel de La Paz, Bolivia, el lunes 21 de octubre

El hasta la fecha presidente Evo Morales, sin hacer alusión a la segunda vuelta, se ha declarado ganador de las elecciones y  se ha mostrado confiado en el voto de las zonas rurales para obtener más del 51% de los votos y poder declarar, así, su tercer mandato como presidente de Bolivia. A la vez, Morales ha aplaudido la continuidad de la mayoría de su partido en el Congreso y el Senado. 

Sin embargo, todavía eventualmente pueden darse varias jornadas de incertidumbre en el país andino. Según la ley electoral de Bolivia, el recuento de los resultados electorales definitivos puede ver retrasada su publicación hasta 5 días para el cómputo de los departamentos oficiales y hasta 8 días para los departamentos nacionales.