Trump nombra a un mormón complaciente como nuevo asesor de seguridad

Robert O'Brien se distancia de su predecesor, el halcón John Bolton, un defensor del uso de la fuerza militar estadounidense en el extranjero
Trump_O'Brian_Asesor seguridad_

AP/EVAN VUCCI  -   El presidente Donald Trump y Robert O'Brien el miércoles 18 de septiembre de 2019, cuando se anunció su nombramiento como nuevo asesor de seguridad nacional

Con Estados Unidos decidiendo su respuesta a los ataques contra refinerías de su aliado Arabia Saudí, con la coalición naval impulsada por Washington en el golfo Pérsico ganando adeptos, y con la sucesión ataques a petroleros y buques cisterna de los que EEUU responsabiliza a Irán, el presidente Donald Trump no da para estrategias, planes y acciones en la región

Así, el nombramiento esta semana de Robert O'Brien, nuevo asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca es una señal clara de que EEUU está algo ansioso por la situación actual en la que se encuentra el país. Trump no ha querido dejar que ese puesto quedara vacío por mucho tiempo y ha nombrado a alguien que no se encontraba en la quiniela de posibles candidatos que rondaban desde la Casa Blanca. El puesto de asesor presidencial de seguridad nacional es uno de los más influyentes del Gobierno en términos de relaciones exteriores.

O'Brian_Asesor
AP/NICHOLAS KAMM - El nuevo asesor de seguridad nacional Robert O'Brien.

O'Brien asume el puesto cuando Trump enfrenta una serie de desafíos de política exterior que su predecesor en el cargo, John Bolton, un halcón defensor de las intervenciones militares (desde Irán a Venezuela) y de la noción de 'regime change' (cambio de régimen), no supo encarrilar. Hasta ahora era el enviado especial presidencial para Asuntos de Rehenes en el Departamento de Estado y, según Efe, es un abogado mormón con instintos militaristas que conquistó al presidente Trump a base de elogiar su éxito como negociador para la liberación de rehenes estadounidenses. O'Brian, una apuesta clara del secretario de Estado, Mike Pompeo, le atribuyó a Trump el mérito de sus propios esfuerzos para liberar a rehenes estadounidenses en países como Corea del Norte y Turquía.

A Trump le ha debido de convencer la lectura, o el titulo, del libro de ensayos que O'Brian publicó en 2016  "While America Slept" ("Mientras Estados Unidos dormía"), en el que denunciaba la política exterior del expresidente Barack Obama, al que acusó de "apaciguar" a los enemigos de Estados Unidos.

En su trabajo de negociador con rehenes O'Brian ha tenido que enfrentarse a situaciones espinosas para EEUU. Entre ellos está su papel en la liberación en 2018 del pastor estadounidense Andrew Brunson, cuyo encarcelamiento de dos años en Turquía aumentó las tensiones entre Washington y Ankara que continúan a día de hoy. A principios de este año, O'Brien también jugó un papel en la liberación del estadounidense Danny Burch, que fue encarcelado en Yemen . Burch estaba trabajando para una compañía petrolera cuando fue secuestrado en 2017, según el New York Times.

Bolton_Asesor seguridad_O'Brian
AFP/SERGEI GAPON - El exasesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton.

Trump está a la búsqueda de grandes acuerdos diplomáticos, por la vía rápida, con enemigos históricos de EEUU como Corea del Norte e incluso Irán a través de la presión máxima sobre Pyongyang y Teherán, respectivamente. En ese entorno, O'Brian se presenta con poca experiencia gubernamental pero con un estilo que encaja en el equipo que Trump quiere a su alrededor: secretarios y asesores que no pretendan oponerse a los impulsos del presidente. El presidente "quiere victorias rápidas y fotogénicas, pero huye del trabajo duro de la diplomacia", resumió para Efe el presidente del centro de estudios Diálogo Interamericano, Michael Shifter.

En teoría, el cometido del asesor de seguridad nacional es coordinar las posturas de la veintena de agencias dedicadas a diplomacia, defensa e inteligencia; pero en la práctica ese cargo, que no requiere de confirmación del Senado, ostenta un poder enorme en el diseño de la política exterior de EEUU. 

O'Brian sentirá la presión del puesto desde el primer momento. Es el cuarto asesor de seguridad nacional del presidente Trump desde que asumiera la presidencia en enero 2020, después de Michael Flynn, H.R. McMaster y John Bolton. El expresidente, Barack Obama, tuvo un total de tres en sus ocho años de mandato.  

Según Efe, aunque se educó en el catolicismo, cuando era joven se convirtió al mormonismo, y ese factor atrajo al que fuera candidato republicano a la Presidencia en 2012, Mitt Romney, que lo eligió como asesor en política exterior.

"Ahora O'Brien es el mormón de mayor rango en el equipo de Trump, y esa fe supone uno de sus pocos contrastes con los cristianos evangélicos que dominan la Administración, como Pompeo y el vicepresidente Mike Pence", según constata la agencia.