Henar Hernández

Pie de foto: Luis Almagro, Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Erika SANTELICES / AFP

La Organización de Estados Americanos (OEA), con la colaboración de ONU Mujeres, ha presentado la “Ley Modelo Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la muerte violenta de mujeres y niñas”, en el marco de la celebración del encuentro “Asesinato de mujeres y niñas por razones de género”, organizado por la OEA en Washington durante esta semana.

El objetivo de esta ley es combatir de forma integral el feminicidio en la región. Asimismo, la OEA pretende que los Estados armonicen sus legislaciones nacionales en torno a la Convención de Bélem do Pará de 1994, que estipula, por primera vez de forma explícita, el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia. Este texto, que celebra su 25 aniversario este año, recoge también explícitamente el derecho de las mujeres “al reconocimiento, goce, ejercicio y protección de todos los derechos humanos”. En esta línea, la presidenta del MESECVI, órgano encargado del seguimiento de la aplicación de la Convención, Liriola Leoteau, ha recalcado que con la nueva Ley Modelo se busca avanzar en la efectividad de la justicia, más allá del ámbito penal, es decir, que los Estados garanticen tanto la prevención del feminicidio como la reparación de las víctimas, sobrevivientes y familiares. Del mismo modo, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha recordado que la lucha por la igualdad de género es un derecho humano y que la OEA trabaja todos los días en esta materia.

Pie de foto: Centro polivalente para mujeres, con respaldo de ONU Mujeres, que brinda apoyo a las mujeres y niñas más vulnerables y marginadas. ONU Mujeres/Allison Joyce

La organización interamericana ya ha puesto a disposición de sus Estados miembros la Ley Modelo. Por ello, los siguientes pasos de la OEA se centran en difundir la nueva legislación, así como capacitar y sensibilizar a los expertos nacionales – de los poderes ejecutivos, legislativos y judiciales y de la sociedad civil – que estén encargados de la aplicación y ejecución de la normativa, que podrá ser transpuesta a las legislaciones nacionales, bien creando nuevas leyes o actualizando las ya existentes.

Según datos de Naciones Unidas, en 2017, 87 mil mujeres fueron asesinadas en todo el mundo, de las cuales 50 mil perdieron la vida a manos de sus parejas, exparejas o algún familiar. Estas cifras suponen que se cometieron 137 feminicidios cada día.

En el encuentro de Washington participó Rita Segato, antrópologa y experta feminista argentina, que alertó de estas cifras proporcionadas por la ONU y criticó que la violencia de género haya sido aceptada como un problema menor y no universal. En este sentido, abogó por la utilización del término “femigenocidio”, puesto que “no hay personalización del crimen […] es un crimen genérico […] un mandante y un grupo, una corporación armada, victimiza a muchas mujeres”.

Pie de foto: Mujeres en una protesta contra la violencia de género y los feminicidios en la Ciudad de México el 2 de febrero de 2019. PEDRO PARDO / AFP

Otros datos de Naciones Unidas que advierten sobre la magnitud de la violencia contra la mujer en el mundo son, por ejemplo, que una de cada 3 mujeres ha sido, es o será víctima de la violencia a lo largo de su vida; cerca de 750 millones de mujeres han sido casadas antes de los 18 años y más de 250 millones han sufrido mutilación genital femenina.