La visita de Ángel Olivares se produce en medio de la consternación por la muerte en un accidente de 13 soldados franceses en el país saheliano

El secretario de Estado de Defensa visita las tropas españolas en Mali

Pool Moncloa/Ejército de Tierra - Foto de familia del presidente del Gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez, con el contingente español destacado en Mali

El secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, visita este martes a las tropas españolas en Mali, donde la misión de la Unión Europea en la que participan ha adiestrado este año a 2.300 soldados malienses.

 Olivares, junto al comandante del Mando de Operaciones, el teniente general José Fernando López del Pozo, aterrizó en el país africano a las 9.00 hora local y ambos se reunieron en el aeropuerto de la capital, Bamako, con el embajador de España en Mali, Miguel Gómez de Aranda.

Después visitarán a los militares españoles desplegados en el cuartel general de la misión de adiestramiento de la UE en Bamako (EUTM Mali), y en la base de Koulikoro, a unos 60 kilómetros.

 La visita se produce en medio de la conmoción por el fallecimiento en un accidente -chocaron los dos helicópteros en que viajaban- de 13 militares franceses en el país del Sahel. 

Constatarán así sobre el terreno el funcionamiento del nuevo sistema wifi por satélite instalado desde octubre para los militares desplegados en el país africano, que se instalará en un futuro en todas las misiones.

 La base de Koulikoro, donde está el grueso de los 280 militares españoles desplegados en el país, fue objeto de dos ataques terroristas consecutivos en la madrugada del 24 de febrero con un coche bomba y armas de asalto, en los que resultaron heridos dos militares malienses.

Los españoles llevan desde 2013 en Mali en el marco de la misión de adiestramiento de la UE, que se puso en marcha a petición del gobierno de la nación africana después de la rebelión tuareg que sufrió en 2012, seguida de un golpe de Estado militar y la entrada de terroristas yihadistas.



España, junto a otros 27 países, desarrolla labores de adiestramiento del ejército maliense y de asistencia a los altos mandos del Ministerio de Defensa del país en tareas de gestión y estrategia. 

La misión cuenta con unos 600 militares, casi la mitad de ellos españoles, que están sobre todo presentes en la base del Ejército maliense de Koulikoro y se desplazan puntualmente a otros seis puntos del país para actividades de adiestramiento.

 La EUTM Mali ha desarrollado este 2019 un total de 62 actividades de adiestramiento, 15 de ellas fuera de Koulikoro, en las que se ha instruido a 2.293 militares de las fuerzas armadas del país.

Desde 2013, más de 12.000 soldados malienses se han formado en la base de Koulikoro con la ayuda de esta misión europea y un total de 15.500 en todo el país.

Mali, dos veces y media el tamaño de España, es parte de la región del Sahel, una franja que recorre África de este a oeste con países limítrofes entre el desierto del Sahara y la sabana donde operan tanto grupos criminales de contrabando de personas, armas y drogas, como bandas yihadistas.

 Estos grupos, que cooperan entre sí, atraviesan los distintos países del Sahel traficando en caravanas formadas por camiones y vehículos tipo pick-up a lo largo de este cinturón, que también se conoce como la "frontera avanzada de Europa" y que los países de la UE intentan controlar.



Se calcula que solo en Mali, de 19 millones de habitantes, hay 389.000 personas desplazadas dentro de sus fronteras o refugiadas en naciones limítrofes.

En 2018 se registraron 30 ataques por semana a las distintas fuerzas de seguridad en todo el país y las tropas europeas buscan instruir a los militares malienses, educar a los instructores y asistir al Ministerio de Defensa y a los mandos de las fuerzas armadas.

Los españoles también desarrollan en el país labores de cooperación cívico-militar con seis proyectos en curso de educación, empoderamiento de la mujer y sanidad en un país con un 41% de la población debajo del umbral de pobreza y que es el tercero con mayor índice de desigualdad de género de la ONU. 

El secretario de Estado de Defensa

Trece militares franceses muertos al chocar dos helicópteros

La visita del secretario de Estado se produce en un momento especialmente luctuoso para Francia. Trece militares del país vecino murieron este lunes en Mali al chocar sus dos helicópteros  durante una operación de combate contra yihadistas, según ha anunciado este mismo martes la Presidencia francesa.

 Entre los fallecidos hay seis oficiales, seis suboficiales y un cabo mayor. El grupo participaba en apoyo a comandos de la fuerza antiterrorista Barkhane, que moviliza a 4.500 soldados en el Sahel.



Esos comandos perseguían a un grupo de terroristas detectados unas horas antes y que se movían en pick-ups y motos, y que fueron reforzados con esos helicópteros y una patrulla de cazas Mirage 2000, añadió el Ministerio francés de Defensa.

Uno de esos helicópteros, uno de maniobra y asalto Cougar, había sido implicado para coordinar el dispositivo y tenía capacidad para garantizar la "extracción inmediata de un elemento sobre el terreno".

 Durante una maniobra destinada a preparar el enfrentamiento con el enemigo, ese Cougar entró en colisión con el segundo helicóptero, uno de combate Tigre, y ambos cayeron a poca distancia uno del otro, sin que ninguno de sus integrantes a bordo sobreviviera.



El Ministerio galo de Defensa indicó que se ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias exactas de lo sucedido.

Se trata de la peor tragedia registrada por las Fuerzas Armadas francesas desde el atentado suicida que sufrió su contingente en el Líbano en octubre de 1983, en el que murieron 58 militares franceses, subrayó la cadena "BFM TV".

 El choque tuvo lugar en la zona del Liptako maliense, fronteriza con Níger y Burkina Faso.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, presentó sus condolencias a la familia de los fallecidos y allegados y expresó su apoyo a sus compañeros.

 "Esos trece héroes solo tenían un objetivo: protegernos", dijo el mandatario en Twitter, mientras que en el comunicado del Elíseo había alabado además la valentía de los militares franceses destinados en el Sahel y su determinación a la hora de cumplir su misión contra el yihadismo.



Por su parte, el propio secretario de Estado español de Defensa, Ángel Olivares, ha expresado al Gobierno francés su apoyo y solidaridad por la muerte de 13 militares galos en Malí en el accidente de dos helicópteros durante una operación de combate contra yihadistas.

Olivares se ha puesto a disposición de Francia para "todo lo que necesite". 

"En estos momentos tan difíciles, queremos mostrar nuestro apoyo y nuestra solidaridad al Gobierno francés", ha manifestado el secretario de Estado de Defensa tras reunirse en el aeropuerto de Bamako con el embajador de España en Mali, Miguel Gómez de Aranda.

La operación Barkhane fue creada en agosto de 2014 como sucesora de la misión Serval, que París lanzó en 2013 para impedir que los grupos yihadistas que se habían hecho fuertes en el norte y el centro de Mali consiguieran el control de todo el país.

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato