Opinion

Ataque hipers贸nico, golpe demoledor

photo_camera misiles-iran

El futuro de nuestras relaciones como sociedades, o de los posibles enfrentamientos entre ellas, tiene cada vez un mayor componente tecnol贸gico. En esta transici贸n de lo anal贸gico a lo digital y de lo convencional a lo virtual o el metaverso, los acontecimientos y las transformaciones son vertiginosos, como la potencia cu谩ntica, los ciberataques o las armas hipers贸nicas, cuyo impacto no encuentra escudo para evitar su efecto demoledor. Como sucede con la Inteligencia Artificial, el 5G y tantas otras tecnolog铆as punteras, las grandes potencias est谩n inmersas en una impetuosa competici贸n por su dominio y hegemon铆a.

Una carrera de ritmo vertiginoso y de brechas hipers贸nicas

Desde sus or铆genes, los seres humanos han buscado herramientas, armas, que les permitieran el sometimiento de sus cong茅neres, la defensa o la disuasi贸n ante ataques, o como medio para mantener un equilibrio de fuerzas. Ir por delante, liderando y aumentando las brechas tecnol贸gicas, siempre ha sido un factor determinante de superioridad y supervivencia. Desde piedras o lanzas hasta los actuales misiles, pasando por arcos, catapultas, ca帽ones鈥 contar con un arma que alcanzase objetivos cada vez m谩s lejanos a los que llevar una destrucci贸n cada vez mayor, reduciendo los riesgos a las fuerzas propias y a una velocidad superior que las de nuestros adversarios ha supuesto, en incontables ocasiones, la diferencia entre la supervivencia y la victoria o la derrota.

Lograr el alcance intercontinental fue el gran salto que supuso en el siglo pasado la llegada de los misiles en sus versiones m谩s poderosas, tan solo accesibles a un limitado n煤mero de pa铆ses como Estados Unidos, Rusia o China. Una potencia del siglo XX, la Alemania del Tercer Reich, cuenta entre su larga lista de innovaciones tecnol贸gicas en el 谩mbito militar con las conocidas como 芦bombas volantes禄. Las V-2, que fueron lanzadas por cientos contra Inglaterra, fueron el origen de los posteriores ICBM (Inter- Continental Ballistic Missile) o de los cohetes de la NASA que pusieron la huella estadounidense en la Luna gracias a la experiencia de Von Braun y su equipo de cient铆ficos.

Poco despu茅s de finalizada la Segunda Guerra Mundial, en la Guerra Fr铆a, con miles de misiles nucleares en los arsenales de las grandes potencias apuntando hacia el lado opuesto del tel贸n de acero, en los c谩lculos de los l铆deres de Washington y Mosc煤 incluso se lleg贸 a contemplar un escenario de holocausto nuclear. Representar esta obra mortal apretando el famoso 芦bot贸n rojo禄 supon铆a una destrucci贸n mutua asegurada en el enfrentamiento entre las dos grandes potencias de la 茅poca, EE. UU. y la desaparecida Uni贸n Sovi茅tica.

D茅cadas despu茅s de la ca铆da del Muro de Berl铆n y el posterior colapso sovi茅tico, Estados Unidos a煤n mantiene el estatus de potencia hegem贸nica mundial, aunque China y Rusia demuestran diariamente con argumentos muy s贸lidos, ya sean econ贸micos, pol铆ticos o militares, que la ventaja es cada d铆a m谩s escasa y que el orden mundial hasta ahora establecido, lo es, de momento, hasta ahora.

Nuevas armas para un nuevo orden

Tecnolog铆as que hoy lideran las inversiones y desarrollos mundiales, como la Inteligencia Artificial o los misiles hipers贸nicos, cuentan con d茅cadas de 茅xitos y fracasos en su hoja de servicios. Volar por encima del Mach 5 fue una barrera rota, como tantas otras similares, por las Fuerzas Armadas de EE. UU. en los a帽os posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Con los materiales recuperados en Alemania, los conocimientos y los expertos de los programas que crearon las bombas volantes pusieron en marcha el Proyecto Bumper1 a finales de la d茅cada de los cuarenta. Tras cuatro fracasos, un cohete de dos etapas lanzado desde una base en Nuevo M茅xico, basado en un V-2, alcanz贸 Mach 6.7.

El r茅cord del avi贸n tripulado m谩s r谩pido de la historia est谩 en las alas del X-15, un avi贸n cohete de la serie X experimental de los programas de ensayo que desarrolla la NASA junto a las distintas ramas de las Fuerzas Armadas estadounidenses. Desde su bautismo a茅reo en 1959, complet贸 199 vuelos durante nueve a帽os, tiempo en el que sus 12 pilotos, con nombres como Neil Armstrong entre ellos, rompieron todos los registros de velocidad y altitud conocidos, llegando incluso a cruzar la l铆nea de Karman, el l铆mite con el espacio exterior situado a unos 100 km de la superficie terrestre. En 1967, el piloto William J. "Pete" Knight, despu茅s de que el B-52 que lo transportaba soltase al avi贸n a una altitud de 45 000 pies y una velocidad de m谩s de 500 nudos, encendi贸 el motor del cohete y apunt贸 el morro de la nave hacia el espacio para recorrer las capas altas de la atm贸sfera, por primera y 煤ltima vez, a Mach 6.7. M谩s de medio siglo despu茅s, esta maravilla fabricada por North American sigue siendo el avi贸n tripulado del mundo jam谩s construido que m谩s r谩pido y alto puede volar.

Su desarrollo consigui贸 respuestas fundamentales para acelerar programas espaciales posteriores, como el transbordador o la Estaci贸n Espacial Internacional, sobre aerodin谩mica, ingenier铆a o vuelo hipers贸nico. Tambi茅n para el desarrollo de programas no tripulados, como 芦misiles禄, entre los que encontramos a los ICBM o a los puramente hipers贸nicos. Los primeros, los misiles bal铆sticos intercontinentales, cumplen tambi茅n con la definici贸n de hipers贸nicos ya que en su trayectoria de reingreso atmosf茅rico hacia su objetivo superan la velocidad hipers贸nica, generalmente definida como Mach 5 o superior. Los segundos pueden ser de dos tipos, o HGV (Hypersonic Glide Vehicle), planeadores que son lanzados al espacio para que ataquen desde fuera de nuestro planeta, o HCM (Hypersonic Cruise Missile), armas similares a los misiles convencionales pero impulsados a velocidades extremas por una variaci贸n optimizada del estatorreactor, el scramjet. Este motor a reacci贸n, sin compresores ni partes m贸viles, es un propulsor que Estados Unidos ha conseguido tener operativo tras casi cinco d茅cadas de trabajo y decenas de millones invertidos y que vol贸, por primera vez y a velocidades superiores a Mach 10, en 2004, impulsando al avi贸n experimental no tripulado de la NASA X-432.

Entre los grandes retos que han tenido que solventar Estados Unidos, la Uni贸n Sovi茅tica/Rusia y China, sin olvidar que en la carrera tambi茅n participan Corea del Norte, India, Francia, Alemania, Jap贸n o Australia, est谩n obst谩culos tecnol贸gicos como la propulsi贸n, mantener uniforme la combusti贸n y el empuje, la necesidad de un veh铆culo impulsor, soportar las ondas de choque, mantener continuamente el control de vuelo o resistir a temperaturas que pueden superar los 2000 掳C, entre otros.
Entre las grandes y muchas ventajas que aportan estas armas est谩n:

  • El disponer de un exclusivo y potente 芦extra禄 que sumar a la tr铆ada nuclear tradicional.
  • Los tiempos m铆nimos de reacci贸n para el adversario atacado.
  • El desconocimiento para el agredido de cu谩l ser谩 el objetivo final.
  • La dificultad de seguir su lanzamiento y recorrido en nada similar a la trayectoria bal铆stica convencional de un ICBM.
  • Su maniobrabilidad.
  • La complejidad de frenar su avance e impacto convencional o nuclear.

Sobre esta 煤ltima, incluso de los sistemas m谩s avanzados existentes hoy en d铆a, como el estadounidense, dise帽ado como defensa ante misiles de crucero y bal铆sticos, se cuestiona su capacidad de detecci贸n y derribo y, peor a煤n, su eficacia si el ataque viene desde lugares imprevistos donde la red de protecci贸n no es tan tupida, como el Polo Sur,  donde apenas hay 芦ojos禄 del Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (NORAD).

Complejo tambi茅n es frenarlos con la diplomacia convencional. Las mismas potencias que se sientan y proponen el control de las armas nucleares o la reducci贸n de arsenales, tal como sucedi贸 a comienzos de a帽o en la reuni贸n del Tratado de No Proliferaci贸n de Armas Nucleares, cuando, por primera vez en la historia, cinco grandes potencias nucleares y miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia y China emitieron una declaraci贸n conjunta3 sobre la prevenci贸n de la guerra nuclear y las carreras de armamento, son, sin disimulos, las que m谩s invierten en Defensa, en mejorar sus arsenales nucleares, en el desarrollo de nuevas tecnolog铆as como son los misiles hipers贸nicos o los que ni participan, ni firman, ni ratifican o, directamente, abandonan los marcos de encuentro y debate, como los establecidos en los distintos tratados de control de armas y en los que ya se plantea que los misiles hipers贸nicos deber铆an ser cuesti贸n de di谩logo sobre la mesa en las negociaciones de control de armas nucleares.

Aunque el secretario general de las Naciones Unidas, Ant贸nio Guterres, ha acogido con satisfacci贸n esta declaraci贸n conjunta y ha agradecido que se reconozca la necesidad de cumplir con acuerdos y compromisos bilaterales y multilaterales de no proliferaci贸n, desarme y control de armamentos, desde la propia ONU se alerta, a trav茅s de informes como el emitido por la Oficina de Asuntos de Desarme, de que la carrera armament铆stica hipers贸nica es una 芦b煤squeda sin sentido de una tecnolog铆a novedosa con una utilidad militar a煤n no demostrada禄4.

Tres potencias a la carrera con Rusia al frente

Rusia, heredera del poder industrial y armament铆stico y de los conocimientos adquiridos en la Uni贸n Sovi茅tica, es la primera potencia mundial en contar en servicio con misiles hipers贸nicos, 芦el arma del futuro禄5, tal y como la ha calificado el presidente Vladimir Putin, que ha puesto a toda la maquinaria propagand铆stica del pa铆s a trabajar para que propios y ajenos conozcan su existencia y poder.

Durante la Guerra Fr铆a, la Uni贸n Sovi茅tica comenz贸, en otra de las muchas competiciones militares, cient铆ficas o tecnol贸gicas mantenidas con EE. UU., el desarrollo de este tipo de armamento como sistema r谩pido de ataque y como ventaja frente a las primigenias defensas estadounidenses, pensadas para pelear contra distintos tipos de misiles tradicionales. El cohete R-36-O era el encargado de propulsar al OGCh a los confines de la atm贸sfera con su cabeza de combate de hasta 5 megatones, convirti茅ndola en el 煤nico arma nuclear jam谩s desplegada en el espacio, aunque, para respetar los tratados internacionales, como el del espacio exterior firmado en 1967 en el que se proh铆be el despliegue de armas nucleares en 贸rbita terrestre, se defini贸 como un sistema de bombardeo de 贸rbita Fraccionada (FOBS, por sus siglas en ingl茅s). El estrecho margen se salvaba al no dar nunca una 贸rbita completa a la Tierra, por lo que no pod铆an ser definidas legalmente como orbitales, tal como se recoge en el Tratado. Las Fuerzas Armadas sovi茅ticas aceptaron en 1968 su entrada en servicio y el primer regimiento fue puesto en alerta en Baikonur en 1969. En el famoso cosm贸dromo, situado en el actual Kazajist谩n, 18 misiles permanecieron operativos hasta 1983, a帽o en el que se desmantelaron por la entrada en vigor de los acuerdos de limitaci贸n de armas estrat茅gicas entre la URSS y EE. UU.

Cuatro d茅cadas despu茅s, Mosc煤 se mantiene como una gran potencia mundial y, aunque su presupuesto de Defensa es muy inferior al de Washington o Pek铆n, 62 000 millones respecto a los 778 000 de EE. UU. o los 252. 000 de China, seg煤n datos del Banco Mundial6, en esta, y alguna otra carrera, han sabido optimizar los recursos para ir en cabeza y mantener el ritmo y distancia con consistencia. Es, de todos los contendientes, el 煤nico con un misil hipers贸nico ya en servicio, el Avangard, recientemente desplegado y una de las seis nuevas armas estrat茅gicas rusas presentadas por el presidente ruso en 2018.

Seg煤n ha afirmado Vladimir Putin, la retirada unilateral estadounidense en 2002 del Tratado sobre Misiles Anti-Bal铆sticos o Tratado ABM, firmado en 1972 por el presidente estadounidense Richard Nixon y el secretario general del Comit茅 Central del Partido Comunista, Leonid Br茅zhnev, oblig贸 a su pa铆s a 芦crear estas armas (hipers贸nicas) en respuesta al despliegue estadounidense de un sistema estrat茅gico de defensa antimisiles que, en el futuro, ser铆a capaz de neutralizar virtualmente, reduciendo a cero, todo nuestro potencial nuclear禄. Bajo esta premisa, las Fuerzas Armadas y la Industria de la Federaci贸n Rusa han considerado que las naves hipers贸nicas dotadas de armamento nuclear son una garant铆a de protecci贸n frente a los sistemas antibal铆sticos estadounidenses y el consecuente socavamiento que suponen para la disuasi贸n nuclear.

Putin present贸 este arma durante su discurso sobre el estado de la naci贸n en marzo de 2018 y, tal como inform贸 el servicio de prensa del Ministerio de Defensa de Rusia /TASS, el Avangard fue mostrado en noviembre de 2019 a un grupo de inspecci贸n estadounidense dentro de las verificaciones previstas en el Tratado START III (New START) que, desde 1991, trabaja para reducir y limitar el n煤mero de misiles nucleares de ambas potencias. Pasados unos d铆as, en diciembre, el primer regimiento de misiles ruso armado con el veh铆culo de planeo hipers贸nico Avangard HGV, de alcance intercontinental y con capacidad para llevar armas convencionales y nucleares, entraba oficialmente en servicio de combate en la Divisi贸n de Misiles Yasnensky, una unidad localizada en la regi贸n de Orenburg. El Avangard, que seg煤n Mosc煤 puede alcanzar velocidades cercanas al Mach 27 para, supuestamente, burlar de manera invulnerable cualquier escudo o defensa conocidos, est谩 compuesto por un misil bal铆stico intercontinental pesado rematado por una o varias ojivas de tipo HGV.

La gama de armas hipers贸nicas en el arsenal ruso, calificadas de 芦invencibles禄 por el presidente Putin, se completa con el misil bal铆stico de lanzamiento a茅reo (ALBM) con capacidad nuclear Kinzhal, con una velocidad de Mach 10, y el naval Tsirkon, otra de las recientes joyas del Kremlin y una de las nuevas armas estrat茅gicas con las que Putin pretende obtener ventaja militar. A lo largo de los 煤ltimos meses han completado con 茅xito varios lanzamientos desde unidades navales en superficie, como el efectuado por una fragata de la clase Almirante Gorshkov en el oc茅ano glacial 脕rtico, y desde el submarino nuclear Sverodvinsk sumergido a 40 m. Este misil multiprop贸sito, cuyo alcance estimado es de m谩s de 1000 km volando a Mach 9, permite ataques a flotas u objetivos terrestres con cargas explosivas convencionales o una cabeza nuclear a distancias superiores a las de su capacidad de respuesta.

Con las pruebas ya llegando a su fin, y en un momento de tensiones con Occidente en Ucrania, el presidente ruso anunci贸 el pasado noviembre que la Armada rusa comenzar铆a a recibir misiles hipers贸nicos en 2022 seg煤n un contrato firmado el pasado agosto. Seg煤n la agencia rusa de noticias TASS7, 芦la producci贸n en serie de los misiles Tsirkon est谩 ya en marcha en NPO Mashinostroyenia禄. Inicialmente, entre otras plataformas, se espera dotar con ellos a los cruceros nucleares Admiral Nakhimov y Pyotr Velikiy de la clase Kirov, a fragatas de la clase Almirante Gorshkov, corbetas de la clase Steregushchy y se espera que el submarino modificado Perm, el quinto submarino de propulsi贸n nuclear del Proyecto 885M Yasen, sea el primero en portarlos una vez que entre en servicio en la Armada rusa en 2025, si se cumplen los plazos previstos.

Respaldado por tantos 茅xitos incontestables y por los medios de comunicaci贸n nacionales, el presidente Putin8 afirm贸 en el reciente documental Rusia. La nueva historia, emitido por la cadena p煤blica Rossiya-1, que 芦Rusia y Estados Unidos tienen una paridad aproximada en cuanto al n煤mero de ojivas y lanzadores, pero en desarrollos avanzados somos definitivamente los primeros禄. Un caso claro son los misiles hipers贸nicos, en los que 芦Rusia es el l铆der mundial y, para cuando otros pa铆ses se pongan al d铆a, es probable que hayamos desarrollado tecnolog铆a para contrarrestar estas nuevas armas禄, afirm贸 el mandatario al tiempo que destacaba que 芦ahora es especialmente importante desarrollar e implementar las tecnolog铆as necesarias para crear nuevos sistemas de armas hipers贸nicas, l谩seres de alta potencia y sistemas rob贸ticos que podr谩n contrarrestar eficazmente las posibles amenazas militares, lo que significa que reforzar谩n a煤n m谩s la seguridad de nuestro pa铆s禄. Por si alguien hab铆a perdido el ritmo, para Putin est谩 bien claro cu谩l es el paso del baile.

China a hipervelocidad

En la carrera por el dominio del espacio f铆sico, el cibern茅tico, el espacial, el cu谩ntico, el econ贸mico, el de la Inteligencia Artificial, las telecomunicaciones 5G o 6G, entre tantos otros, China apunta muy alto, dentro y fuera, impulsada por el desarrollo tecnol贸gico como clave de su futuro. La que ha sido durante d茅cadas gran emuladora de Mosc煤 en armamento, carrera espacial o nuclear es ya, en nuestros d铆as, maestra en muchas disciplinas avanzadas y las armas hipers贸nicas son, claramente, una de ellas.

Al igual que sucede con m煤ltiples recursos de su vasto y variado arsenal, las Fuerzas Armadas de China contemplan el uso de las armas hipers贸nicas como una, o parte, de su 芦maza del asesino禄. Este hist贸rico t茅rmino ret贸rico, compuesto por los caracteres chinos 芦matar禄, 芦mano禄 y 芦maza禄, proviene de una leyenda en la que un h茅roe derrotaba a un enemigo mucho m谩s fuerte con una 芦maza禄 y no en un combate 芦honorable禄 basado en reglas de enfrentamiento o de caballerosidad. En nuestros d铆as se aplica en general para referirse a cualquier recurso que asegure el 茅xito, ya sea en los negocios o en el amor, o, en el Ej茅rcito Popular de Liberaci贸n, para describir la manera en la que un adversario m谩s poderoso, Estados Unidos, puede ser batido mediante el uso de distintas armas, tecnolog铆as o estrategias.

Pek铆n, cuyos presupuestos militares crecen continuamente sin perder velocidad desde hace un cuarto de siglo, est谩, pese a ser el segundo mayor inversor en Defensa del planeta, a煤n lejos del poder y gasto militar de Estados Unidos. Y, aunque est谩n a煤n m谩s lejos de igualar su capacidad nuclear a la de Washington o Mosc煤, no se deben subestimar las capacidades que han adquirido ni su 鈥攁vanzad铆simo鈥 nivel tecnol贸gico.

En 2019, el Ej茅rcito Popular de Liberaci贸n mostr贸 p煤blicamente en el desfile militar de conmemoraci贸n por el 70潞 aniversario de la Rep煤blica Popular China al DF-17, un misil hipers贸nico, de tipo planeador, con capacidad para llevar una carga nuclear o convencional a 2000 km de distancia volando en una 贸rbita baja no bal铆stica.

Menos conocido es el modelo m谩s potente que han estado probando, con 茅xito, a lo largo de los 煤ltimos meses y del que, sorprendiendo y alarmando a m煤ltiples fuerzas armadas, public贸 un reportaje el Financial Times9 basado en informaciones an贸nimas proporcionadas por distintas agencias de inteligencia estadounidenses. El peri贸dico brit谩nico informaba que, el pasado mes de agosto, un Sistema de Bombardeo de Orbita Fraccionada (FOBS) lanz贸 en 贸rbita un planeador hipers贸nico que vol贸 a seis veces la velocidad del sonido hasta impactar cerca de su objetivo, a tan solo 19 km, una distancia m铆nima si la carga hubiera sido nuclear.

Los veh铆culos y armas hipers贸nicos de China utilizan, en la actualidad, cohetes espaciales 芦larga marcha禄 para iniciar el vuelo. Estos, en lugar de emplazar sat茅lites en sus posiciones, dejan en 贸rbita y lanzada a gran velocidad la 芦carga de combate禄 para que inicie su vuelo hipers贸nico. El sistema h铆brido empleado por la potencia comunista, en el que se combina un veh铆culo planeador con un FOBS, permite evitar las intercepciones de los sistemas de defensa de interceptaci贸n exoatmosf茅rica y alcanzar y golpear a velocidades extremas, sin margen apenas de respuesta, su objetivo final.

Frank Kendall, secretario de las Fuerzas A茅reas Estadounidenses (USAF) ha planteado que Pek铆n ha estado desarrollando una nueva arma haciendo grandes avances, incluyendo 芦la posibilidad de ataques globales... desde el espacio禄. Sin dar excesivos detalles se ha referido a un sistema parecido al 芦de bombardeo orbital fraccionado禄 activo en la Uni贸n Sovi茅tica durante la Guerra Fr铆a, un arma que, si 芦utiliza ese tipo de enfoque, no tiene que emplear una trayectoria convencional como la de los misiles bal铆sticos intercontinentales, lo que permite evitar las defensas y los sistemas de alerta de misiles禄, asegur贸 Kendall10 en la Air, Space & Cyber Conference celebrada en septiembre.

Apenas unas semanas antes, en agosto, el general Glen Van Herck, jefe del Mando de Defensa Aeroespacial de Norteam茅rica, declar贸 en una conferencia que China hab铆a 芦demostrado recientemente capacidades muy avanzadas de veh铆culos hipers贸nicos de planeo禄 al tiempo que advert铆a que 芦supondr铆a un reto importante para mi capacidad, en NORAD, para proporcionar alerta de amenazas y evaluaci贸n de ataques禄11. Durante el 24潞 Simposio Anual de Defensa Espacial y de Misiles el almirante Charles Richard, jefe del Mando Estrat茅gico de EE. UU., declar贸 芦debido a estos desaf铆os, nuestra actual arquitectura de sensores terrestres y espaciales puede no ser suficiente para detectar y rastrear estos misiles hipers贸nicos禄.

En una muestra de la tradicional transparencia de sus actividades y activos militares, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Zhao Lijian, desminti贸12 en una rueda de prensa este tipo de pruebas hipers贸nicas asegurando que era un ensayo 芦rutinario禄 de tecnolog铆a de cohetes espaciales reutilizables similar a las efectuadas por la empresa estadounidense SpaceX. Seg煤n el portavoz, aunque el lanzamiento no fue anunciado y tom贸 completamente por sorpresa a la comunidad de inteligencia estadounidense, no existe intenci贸n ninguna de 芦militarizar el espacio禄 y s铆 el objetivo de 芦contar con un m茅todo barato y conveniente para que los seres humanos viajen pac铆ficamente hacia y desde el espacio禄.

Sin embargo, tal como ha relatado la Academia China de Aerodin谩mica Aeroespacial13 en otra muestra de transparencia sobre una de sus obras, ya en 2018 芦en lo alto del cielo del noroeste de China, un veh铆culo no tripulado con forma de cu帽a se separ贸 de un cohete. El misil de crucero hipers贸nico (HCM) Xingkong-214 Cielo Estrellado, vol贸 a una velocidad de hasta Mach 6 a trav茅s de la estratosfera surfeando sobre sus propias ondas de choque禄. Los recientes avances hacen pensar que los cient铆ficos chinos han conseguido controlar los efectos del choque t茅rmico y aerodin谩mico a velocidad hipers贸nica, un reto en el que parece que est谩 siendo clave el uso de la Inteligencia Artificial, otra materia cuyo desarrollo y aplicaci贸n real es considerada como de alto secreto por las autoridades de Pek铆n.

Dinero y decisi贸n no suponen un problema en la militarizaci贸n de China, tampoco aprovecharse de los avances y conocimientos ajenos. La Academia China de Ciencias cuenta con un t煤nel de viento hipers贸nico de hasta Mach 8, el FL-64, y est谩 previsto que se ponga en marcha en un futuro pr贸ximo una nueva instalaci贸n que permitir谩 simular vuelos de hasta Mach 30, el JF-22. En ellos se prueban y probar谩n misiles, aviones o motores de los que, unos cuantos, tendr谩n una manifiesta inspiraci贸n estadounidense. Un ejemplo es el del X-47C Manta desarrollado por Boeing, un proyecto abandonado hace dos d茅cadas por la NASA por su alto coste y que, ahora, sirve de base para que un equipo de investigadores chinos desarrolle un prototipo hipers贸nico similar al Two- Stage Vehicle (TSV) que iba impulsado por dos motores separados en los laterales. Este dise帽o radical fue propuesto por Ming Han Tang, un estadounidense de origen chino que fue el ingeniero jefe del programa hipers贸nico de la NASA a finales de la d茅cada de 1990, tal como informa South China Morning Post15.

Que son copiados y adelantados ha quedado rotundamente reflejado en el informe Harnessed Lightning16 publicado por el estadounidense Center for Security and Emerging Technology (CSET), una organizaci贸n vinculada a la Universidad de Georgetown. En 茅l se explica c贸mo China les est谩 adelantando y c贸mo lo est谩 logrando, copiando tecnolog铆a o gracias a compartir o contratar trabajos con empresas o instituciones estadounidense. En ese sentido tambi茅n se ha pronunciado el Departamento de Defensa en su informe anual Avances militares y de seguridad de China, ordenado por el Congreso de Estados Unidos para tener una evaluaci贸n sobre su desarrollo en Defensa y Seguridad17. Adem谩s de hablar abiertamente de espionaje industrial y tecnol贸gico expresan, sin paliativos, el inter茅s de Pek铆n en tecnolog铆as punteras, algo que califican como 芦agresivo impulso de alto nivel para dominar las tecnolog铆as avanzadas y convertirse en una superpotencia de innovaci贸n global禄.

Mientras avanza en la carrera armament铆stica con Occidente, demostrando en todo lo posible que el r茅gimen comunista va por delante, la exhibici贸n de poder铆o hipers贸nico permite a Pek铆n contar con argumentos para disuadir o 芦facilitar禄 negociaciones. Quiz谩 las armas hipers贸nicas no supongan, por s铆 mismas, una carrera espacial y quiz谩 tampoco una armament铆stica, pero s铆 son un claro argumento de d贸nde est谩n las Fuerzas Armadas chinas y con qu茅 tecnolog铆a cuentan. Quiz谩, por mucho que un veh铆culo hipers贸nico de planeo pueda superar escudos y defensas llevando una devastadora destrucci贸n a cualquier objetivo, no est茅 previsto que sean lanzados, de momento, por la potencia comunista en grandes cantidades contra naciones vecinas o contra el territorio de potencias presentes en su zona de influencia, como Estados Unidos. Y, quiz谩, de momento, para lo que s铆 parecen muy 煤tiles es para, en una nueva etapa de tensiones, tener otro poderoso argumento para 芦dialogar禄 con Taiw谩n, reducir su determinaci贸n soberanista para favorecer una posible reunificaci贸n y mantener, lo m谩s alejada posible, a la flota y fuerzas estadounidenses que presumiblemente pudieran acudir a prestar su apoyo militar en caso de conflicto.

Los altos mandos del Ej茅rcito Popular de Liberaci贸n se han comprometido a seguir reforzando la capacidad operativa y la preparaci贸n para el combate de sus fuerzas para cumplir18, guiados por el presidente Xi Jinping, quien tambi茅n es secretario general del Comit茅 Central del Partido Comunista de China y presidente de la Comisi贸n Militar Central, con la 芦resoluci贸n hist贸rica禄 adoptada por el sexto pleno del XIX Comit茅 Central del partido sobre sus logros en el primer centenario del PCC. En ella se establece que las fuerzas armadas deben modernizarse y mejorar su capacidad para establecer situaciones favorables; contener las crisis; prevenir y ganar guerras modernas; salvaguardar con firmeza la soberan铆a, la seguridad y los intereses nacionales; reprimir el secesionismo de Taiw谩n o hacer frente con eficacia a las provocaciones en el mar, ya que 芦los tiempos en los que el pueblo chino era humillado se han acabado禄.

El portavoz del Pent谩gono, John Kirby, ha explicado en una de sus habituales ruedas de prensa que 芦el Indo-Pac铆fico sigue siendo un objetivo clave de seguridad nacional en EE. UU.禄 y que, en las relaciones con Pek铆n, 芦damos la bienvenida a una dura competencia con China, pero no queremos que se convierta en un conflicto禄, asegur贸. Seguramente, en los planes estadounidenses, no est茅 sufrir un Pearl Harbor hipers贸nico.

EE. UU., un espectador preocupado

Un 芦s铆禄 claro, escueto y sin detalles. Es la respuesta del presidente estadounidense, Joe Biden, cuando ha sido preguntado si estaba preocupado por las pruebas hipers贸nicas como las efectuadas por China o Rusia. Tener el t铆tulo de pioneros en romper todo tipo de barreras y fronteras hipers贸nicas no ha garantizado a los estadounidenses la cabeza de una carrera en la que, en palabras del jefe del Estado Mayor Conjunto de EE. UU., Mark Milley, est谩n viviendo un 芦momento Sputnik禄19. Si hace d茅cadas la llegada al espacio del Sputnik sovi茅tico, el primer sat茅lite artificial de la historia, supuso una gran alarma en Washington y el inicio de una en茅rgica carrera tecnol贸gica entre las dos superpotencias, en esta ocasi贸n la competici贸n no parece tan f谩cil de disputar.

El desarrollo de estas armas, seg煤n el general John Hyten, vicepresidente saliente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, es una muestra clara entre los planteamientos de Estados Unidos y los de Rusia y China. Si en los 煤ltimos cinco a帽os las fuerzas estadounidenses han realizado apenas diez pruebas hipers贸nicas, los chinos 芦han hecho cientos, una situaci贸n que 芦debe crear un sentido de urgencia禄 en los Estados Unidos, tal como afirm贸 en una entrevista a la cadena de televisi贸n CBS20. En ella, Hyten consider贸 que mientras el crecimiento militar de China es 芦asombroso禄, el desarrollo estadounidense se ve obstaculizado por una burocracia 芦brutal禄.

Durante su ponencia en el 煤ltimo Reagan National Defense Forum (RNDF), el secretario de Defensa de EE. UU., Lloyd Austin, advirti贸 que 芦hemos asistido a dos d茅cadas de modernizaci贸n vertiginosa del Ej茅rcito Popular de Liberaci贸n鈥 Las fuerzas armadas de China est谩n en camino de convertirse en un competidor de la talla de Estados Unidos en Asia y, eventualmente, en todo el mundo禄21. Por su parte, el general David Thompson, vicejefe de Operaciones Espaciales de la Fuerza Espacial de Estados Unidos, ha declarado que Pek铆n est谩 construyendo capacidades espaciales al 芦doble de ritmo禄 que Washington. En octubre, Gregory Hayes, director general de Raytheon Technologies, asegur贸 que Estados Unidos iba 芦al menos varios a帽os por detr谩s禄 de China en el desarrollo de la tecnolog铆a hipers贸nica. Sus voces y argumentos se suman a las de muchos otros altos mandos, pol铆ticos y empresarios estadounidenses y a sus mensajes en los que, repetidamente, manifiestan sus temores sobre la velocidad a la que desarrollan tecnolog铆as militares de 煤ltima generaci贸n los principales rivales de EE. UU., con China y Rusia al frente, se帽alando, a su pesar, que la respuesta estadounidense son desarrollos lastrados por la burocracia y la lentitud.

Este camino plagado de errores, retrasos y abandonos, valorados en miles de millones de d贸lares, ha propiciado que los Estados Unidos tengan m谩s de una decena de sistemas de armas hipers贸nicas en desarrollo por diferentes empresas y ninguna de ellas est茅 a煤n operativa. En el largo listado de proyectos se encuentran:

  • ARRW (Air-Launched Rapid Response Weapon) o AGM-183: de la Fuerza A茅rea, es un misil hipers贸nico lanzado desde el aire. Una primera fase con un cohete proyecta a un veh铆culo de planeo hipers贸nico con una ojiva convencional a una velocidad m谩xima superior a Mach 20 y un alcance de aproximadamente 1000 km. Despliegue previsto entre 2022 y 2023.
  • HAWC (Hypersonic Air-breathing Weapon Concept): proyecto conjunto de la Fuerza A茅rea y DARPA para crear misiles hipers贸nicos fabricados por los gigantes aeroespaciales y de defensa Raytheon y Northrop Grumman. Es un misil de crucero propulsado por un motor scramjet. Ataca a distancias m谩s cortas y volando a altitudes m谩s bajas de una manera similar a los actuales misiles de crucero, aunque puede maniobrar para alcanzar sus objetivos o no ser interceptado. Este a帽o se har谩 una revisi贸n final del programa y se pretende entregar un sistema prototipo al departamento de Defensa. Su despliegue previsto estimado es 2026.
  • OASuW (Offensive Anti-Surface Warfare Increment 2): de la Armada, ser谩 un misil de crucero hipers贸nico antibuque de largo alcance lanzado desde el aire por los cazas basados en portaaviones como el F/A-18 Super Hornet o el F-35C Joint Strike Fighter. Probablemente tenga propulsi贸n scramjet y su despliegue previsto es en la actualidad desconocido.
  • CPS (Intermediate Conventional Prompt Strike): de la Armada, es un veh铆culo de planeo hipers贸nico transportado por misiles bal铆sticos lanzados desde barcos o submarinos. Como todos los misiles hipers贸nicos que Estados Unidos tiene en desarrollo, y es una clave fundamental y una gran diferencia con sus competidores, no ser谩 nuclear, transportar谩 a velocidades superiores a Mach 5 una ojiva convencional. Despliegue previsto entre 2025 y 2028.
  • LRHW (Long-range Hypersonic Weapon): del Ej茅rcito, es un misil tierra-tierra destinado a transportar el veh铆culo de planeo hipers贸nico CPS de la Armada. Es, en resumen, la versi贸n terrestre del CPS lanzado desde buques o submarinos. Su despliegue previsto es desconocido ya que el prototipo entrar谩 en pruebas en 2023.
  • OpFires (Operational Fires): de la Agencia de Proyectos de Investigaci贸n Avanzada de Defensa (DARPA) del Pent谩gono. Es un misil hipers贸nico de medio alcance dise帽ado por Lockheed Martin que ser谩 lanzado desde tierra con un HGV y una ojiva convencional para atacar a una velocidad m谩xima superior a Mach 5 y a objetivos situados entre los 500 y 5000 km de distancia. Se est谩 estudiando su uso expedicionario con el Ej茅rcito y la Infanter铆a de Marina transportado, incluso lanzado, desde aviones de carga. En 2002, este proyecto tiene prevista una revisi贸n cr铆tica del dise帽o.
  • SCIFiRE (Southern Cross Integrated Flight Research Experiment) en colaboraci贸n con Australia, el Screaming Arrow de la Navy, el MRC (Mid-Range Capability) del Ej茅rcito, el Mayhem de la USAF o el cancelado HCSW (Hypersonic Conventional Strike Weapon), por citar a los principales.

Sirva como ejemplo que la 煤ltima prueba finalizada con 茅xito22 ha sido la primera sin un fallo desde 2013, cuando vol贸 el Boeing X-51 Waverider, el primer misil hipers贸nico del mundo. Para recuperar posiciones el Pent谩gono aumentar谩 con fondos adicionales el presupuesto para I+D de sistemas hipers贸nicos hasta los 3800 millones de d贸lares, tanto para adquisici贸n como para investigaci贸n, desarrollo o pruebas. En palabras del general Arnold W. Bunch Jr., jefe del Mando de Material de la Fuerza A茅rea de EE. UU., se espera que las primeras armas est茅n operativas entre 2022 y 2023 y, para el Pent谩gono, est茅n plenamente en servicio en 2025, ya que son una de sus 芦m谩s altas prioridades禄.

Pero si los avances ajenos preocupan, lo hacen a煤n m谩s las propias e inesperadas debilidades, como las del poderoso y costoso sistema de defensa antimisiles o la p茅rdida de certezas que, hasta ahora, parec铆an incontestables. Washington cuenta con uno de los arsenales nucleares m谩s grandes y avanzados del mundo y ha depositado en 茅l, durante m谩s de este 煤ltimo medio siglo, su capacidad de disuasi贸n estrat茅gica y la base de su poder como potencia global. Recibir un ataque hipers贸nico de tipo nuclear, sin posibilidad de atribuir su origen ni responsabilidad, con proyectiles no identificados, contra objetivos desconocidos, desde lugares imprevistos, sin capacidad de detecci贸n ni de interceptaci贸n, deja sin respuesta a cualquier potencia y anula cualquier sistema global de misiles antibal铆sticos y a los tradicionales principios de disuasi贸n nuclear (convencional) y de destrucci贸n mutua asegurada.

Frente a Rusia, que cuenta con una larga experiencia, o China, que tiene grandes cantidades de dinero, Estados Unidos cuenta con ambos para ponerse al menos a la par y poder mantener un necesario equilibrio en una 茅poca de cambios e inestabilidad geopol铆tica en la que no cesa de redefinirse el campo militar del futuro y las tecnolog铆as que est谩n d谩ndole forma. Con la primera, Estados Unidos mantiene una interlocuci贸n habitual y formal sobre estabilidad estrat茅gica y armas nucleares desde la Guerra Fr铆a, pero no ocurre lo mismo entre Washington y Pek铆n. Evitar una carrera de armamento mundial, similar en intensidad y avances a la vivida durante la Guerra Fr铆a, y que culmin贸 con el colapso econ贸mico de la Uni贸n Sovi茅tica, pasa inevitablemente por di谩logo y acuerdos bilaterales y mundiales como los que han permitido la destrucci贸n pactada de miles de ojivas nucleares.

Un paso optimista en esta direcci贸n es el que han dado Estados Unidos, China, Rusia, Gran Breta帽a y Francia, todas potencias nucleares y todas naciones miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, al reafirmar su objetivo de crear un mundo libre de armas at贸micas y evitar un conflicto nuclear. En una inusual declaraci贸n conjunta23, hecha p煤blica despu茅s de la 煤ltima revisi贸n del Tratado de No Proliferaci贸n de Armas Nucleares (TNP)24, las crecientes tensiones entre Occidente y Rusia y China quedaron relegadas, al menos en intenciones y en el documento, para 芦evitar una carrera armament铆stica que no beneficiar铆a a nadie y pondr铆a en peligro a todos. Estamos decididos a mantener un di谩logo constructivo con respeto mutuo y reconocimiento de los intereses y preocupaciones de seguridad de la otra parte禄. Los firmantes, la mayor铆a destinando enormes partidas presupuestarias a la modernizaci贸n de sus arsenales nucleares, aseguran que 芦no se puede ganar una guerra nuclear y que nunca debe librarse. Dado que el uso de armas nucleares tendr铆a consecuencias de gran alcance, tambi茅n afirmamos que las armas nucleares 鈥攎ientras sigan existiendo鈥 deben servir para fines defensivos, disuadir la agresi贸n y prevenir la guerra. Creemos firmemente que debe evitarse la propagaci贸n de dichas armas禄.

Xi Jinping, preparando el comienzo de su tercer mandato de cinco a帽os, y Putin y Biden, que no deben pasar por las urnas hasta 2024, tienen el tiempo y la decisi贸n para hacer que sus firmas se hagan realidad y no se queden solo en ret贸rica olvidada a velocidad hipers贸nica.

David Corral Hern谩ndez, periodista RTVE

Referencias:

1  鈥淏umper Project Led to Birth of a Moonport鈥, NASA, enero de 2008. Disponible en: 
https://www.nasa.gov/centers/kennedy/about/history/moonport.html Fecha de la consulta 18.01.2022.

2 鈥淴-43A (Hyper-X)鈥, NASA, marzo de 2016. Disponible en:
https://www.nasa.gov/centers/armstrong/history/experimental_aircraft/X-43A.html Fecha de la consulta 
18.01.2022.

3 LENDON, Brad y YEUNG, Jessie Yeung. 鈥淐hina, Estados Unidos, Gran Breta帽a, Francia y Rusia se 
comprometen a evitar una guerra nuclear鈥, CNN, enero de 2022. Disponible en:
https://cnnespanol.cnn.com/2022/01/04/potencias-evitar-guerra-nuclear-trax/ Fecha de la consulta 
18.01.2022.

4 BORRIE, John y PORRAS, Daniel. 鈥淭he implications of hypersonic weapons for international stability and 
arms control: report on a unidir-unoda turn-based exercise鈥, UNIDIR. Disponible en: https://www.unidir.org/sites/default/files/2019-10/Hypersonic%20Weapons%20Tabletop%20Exercise%20Report.pdf Fecha de la consulta 18.01.2022

5 ORTEGA, Ignacio. 鈥淩usia se rearma con el misil hipers贸nico Avangard, el arma del futuro鈥, EFE, 
diciembre 2019. Disponible en: https://www.efe.com/efe/america/mundo/rusia-se-rearma-con-el-misilhipersonico-avangard-arma-del-futuro/20000012-4139979 Fecha de la consulta 18.01.2022.

6 鈥淢ilitary expenditure. Russian Federation鈥, World Bank. Disponible en:
https://data.worldbank.org/indicator/MS.MIL.XPND.CD?locations=RU Fecha de la consulta 18.01.2022.

7 鈥淩ussia begins serial production of Tsirkon hypersonic missiles for Navy - source鈥, TASS, noviembre 
2021. Disponible en: https://tass.com/defense/1367215 Fecha de la consulta 18.01.2022.

8 鈥淧utin: Cuando nuestros socios tengan armas hipers贸nicas, es probable que Rusia tenga los medios para 
eliminarlas鈥, RT, diciembre 2021. Disponible en: https://actualidad.rt.com/actualidad/413416-putin-sociosarmas-hipersonicas-medios-eliminar Fecha de la consulta 18.01.2022.

9 鈥淐hina tests new space capability with hypersonic missile鈥, Financial Times. Disponible en:
https://www.ft.com/content/ba0a3cde-719b-4040-93cb-a486e1f843fb Fecha de la consulta 18.01.2022.

10 鈥淩ussia leads the world in hypersonic missiles tech, Putin says鈥, Reuters, diciembre de 2021. Disponible 
en: https://www.reuters.com/world/russia-leads-world-hypersonic-missiles-tech-putin-says-2021-12-12/
Fecha de la consulta 18.01.2022.

11 鈥淐hina tests new space capability with hypersonic missile鈥, Financial Times. Disponible en:
https://www.ft.com/content/ba0a3cde-719b-4040-93cb-a486e1f843fb Fecha de la consulta 18.01.2022.

12 鈥淲est-hyped 鈥榥uclear-capable hypersonic missile鈥 is a spacecraft in reusability test; peaceful use of space 
stressed: Chinese FM鈥, Global Times, octubre de 2021. Disponible en:
https://www.globaltimes.cn/page/202110/1236620.shtml Fecha de la consulta 18.01.2022.

13 STONE, Richard. 鈥淣ational pride is at stake. Russia, China, United States race to build hypersonic 
weapons鈥, Science, enero de 2020. Disponible en: https://www.science.org/content/article/national-pridestake-russia-china-united-states-race-build-hypersonic-weapons Fecha de la consulta 18.01.2022.

14 MAKICHUK, Dave. 鈥淴ingkong-2: China鈥檚 new missile threat?鈥, AsiaTimes, diciembre de 2019. Disponible 
en: https://asiatimes.com/2019/12/xingkong-2-chinas-new-missile-threat/ Fecha de la consulta 18.01.2022.

15 CHEN, Stephen. 鈥淗ypersonic flight: Chinese scientists create prototype with an engine design 
abandoned by Nasa鈥, South China Morning Post, diciembre de 2021. Disponible en:
https://www.scmp.com/news/china/science/article/3158918/hypersonic-flight-chinese-scientists-createprototype-engine Fecha de la consulta 18.01.2022.

16 鈥淗arnessed Lightning. How the Chinese Military is Adopting Artificial Intelligence鈥, CSET, octubre de 
2021. Disponible en: https://cset.georgetown.edu/publication/harnessed-lightning/ Fecha de la consulta 
18.01.2022.

17 MCLEARY, Paul. 鈥淐hina Is Ahead in Ship, Missile & Air Defense Tech: DoD Report鈥, Breaking Defense, 
septiembre de 2020. Disponible en: https://breakingdefense.com/2020/09/china-is-ahead-in-ship-missileair-defense-tech-dod-report Fecha de la consulta 18.01.2022.

18 ARANA, Ismael. 鈥淓l Partido Comunista chino aprueba una 鈥榬esoluci贸n hist贸rica鈥欌, La Vanguardia, 
noviembre de 2020. Disponible en: https://www.lavanguardia.com/internacional/20211111/7854463/partido-comunista-china-apruebaresolucion-historica.html Fecha de la consulta 18.01.2022.

19 MARTIN, Peter. 鈥淯.S. General Likens China鈥檚 Hypersonic Test to a 鈥楽putnik Moment鈥欌, Bloomberg, 
octubre de 2021. Disponible en: https://www.bloomberg.com/news/articles/2021-10-27/milley-likens-chinas-hypersonic-weapon-test-to-sputnik-moment Fecha de la consulta 18.01.2022.

20 MARTIN, David. 鈥淓xclusive: No. 2 in U.S. military reveals new details about China's hypersonic weapons 
test鈥, CBS News, noviembre de 2021. Disponible en: https://www.cbsnews.com/news/china-hypersonicweapons-test-details-united-states-military/ Fecha de la consulta 18.01.2022.

21 U.S. Department of Defense, 鈥淩emarks by Secretary of Defense Lloyd J. Austin III at the Reagan National 
Defense Forum (As Delivered)鈥, diciembre de 2021. Disponible en: https://www.defense.gov/News/Speeches/Speech/Article/2861931/remarks-by-secretary-of-defenselloyd-j-austin-iii-at-the-reagan-national-defen/ Fecha de la consulta 18.01.2022

22 STONE, Mike. 鈥淯.S. successfully flight tests Raytheon hypersonic weapon -Pentagon鈥, Reuters, 
septiembre de 2021. Disponible en: https://www.reuters.com/world/us/us-successfully-flight-testsraytheon-hypersonic-weapon-pentagon-2021-09-27/ Fecha de la consulta 18.01.2022

23 鈥淛oint Statement of the Leaders of the Five Nuclear-Weapon States on Preventing Nuclear War and 
Avoiding Arms Races鈥, The White House, enero de 2022. Disponible en:
https://www.whitehouse.gov/briefing-room/statements-releases/2022/01/03/p5-statement-on-preventingnuclear-war-and-avoiding-arms-races/ Fecha de la consulta 18.01.2022.

24 鈥淭reaty on the Non-Proliferation of Nuclear Weapons (NPT)鈥, ONU. Disponible en: https://www.un.org/disarmament/es/wmd/nuclear/npt/ Fecha de la consulta 18.01.2022.