El legado de Ramsés II en el Pabellón de la Navegación de Sevilla

Alejandro Velarde

En la exposición Ramsés, Rey de Reyes  varios expertos en el Antiguo Egipto acercan la figura del popular faraón egipcio Ramsés II con una muestra compuesta por réplicas pertenecientes al patrimonio cultural de su dinastía y que permanecerá abierta hasta el 31 de mayo en el Pabellón de la Navegación de Sevilla.

Entre ellas se encuentra una reproducción de la fachada del Templo Nefertari,  el fragmento de una obra arquitectónica de seis metros de alto y catorce de ancho construida hace más de tres mil años en honor a la esposa del faraón.

También se puede ver la réplica del santuario de Abu Simbel, cuyas paredes simbolizan una recopilación de todas las proezas del soberano y con un interior  repleto de ídolos, joyería, mobiliario y otros utensilios como el tercer y último sarcófago de oro macizo, en el que fue enterrado Tutankhamun.

Son muchos los misterios, secretos y curiosidades que envuelven esta antigua sociedad y los especialistas en ella pretenden desvelarlos ante el público y resolver todas las cuestiones acerca de la herencia dejada por este faraón, que gobernó el país del Nilo hasta los noventa años en una época con esperanza de vida de treinta y cinco, tuvo decenas de esposas, engendró más de cien hijos y fue autor de muchas gestas, como la batalla de Qadesh contra los hititas.

Más en Cultura
Marc Chagall
Las dos guerras mundiales, la persecución nacionalsocialista al pueblo judío y el exilio son sin duda los acontecimientos que más marcaron al pintor, cuya obra se expone en la Fundación Mapfre, asociada con los museos de Roubaix y Niza

Chagall, un grito de libertad