La artista y escritora española ha formado parte del jurado del Premio de Ilustración de Libros Infantiles de Sharjah. En 2016, una de sus obras fue portada del catálogo de esa edición

Zuriñe Aguirre: “Las ilustraciones ganadoras en Sharjah son muy poéticas y delicadas”

PORTADA-festival-libro-infanti-sharjah-zuriñe-aguirre
photo_camera PORTADA-festival-libro-infanti-sharjah-zuriñe-aguirre

Entre los cinco miembros que este año han formado el jurado del 11º Premio de Ilustración de Sharjah se encuentra la artista vasca afincada en Sevilla Zuriñe Aguirre, que ha elogiado la calidad de las obras ganadoras a las que calificó de “poéticas y delicadas”. Tres premios que fueron para la mexicana Mariana Alcántara, la siria Lina Naddaf y el iraní Majid Zakeri Younesi; más tres menciones honoríficas que recayeron en la chilena María Catalina Vasquez Huisbus, la ecuatoriana María Estefanía Santos Gallegos y la palestina Baraa Alawoor. Obras conmovedoras y originales que contaron con la unanimidad del jurado y que hasta el 14 de mayo se exhiben en el Festival de Lectura Infantil de Sharjah, organizado por la Autoridad del Libro. Paseando entre los paneles de esta muestra encontramos los catálogos de todas las ediciones, entre ellos, el del 2016, una especial sirena cuya autora es Aguirre.

Atalayar ha entrevistado a esta ilustradora española y gran lectora que asegura “que los libros son oro para el cerebro” y que rememora con cierta añoranza aquellos tiempos en que se leía en familia. Con ella hablamos de pasado, presente y futro. Y, aunque no esconde su temor ante la inteligencia artificial, deja abierta esa puerta a la digitalización y su buen uso. En cuanto al arte, tiene claro que no hay razas, ni jerarquías, ni fronteras, ni pieles, ni religiones… Lo más hermoso, y que dice mucho de su corazón, es su respuesta al pedirle que nos diga un deseo: “Que la gente sonría”.

Un ilustrador egipcio, una norteamericana, un emiratí, un alemán y una española. Cuéntenos, ¿cómo llega a formar parte del jurado del Concurso de Ilustración de Sharjah?

A comienzos del mes de diciembre recibí un correo electrónico de Eman al-Obeidli, una de las personas pertenecientes a la Autoridad del Libro de Sharjah, que es quien organiza este premio y su exhibición, proponiéndome formar parte del jurado. Desde luego acepté encantada, porque yo me había presentado algunos años antes al certamen y participé en cuatro exposiciones anteriores como ilustradora. En este caso, el rol estaba justo en el lado opuesto, una gran responsabilidad. En la quinta edición, en 2016, mi ilustración fue cubierta del catálogo de la exhibición.

Estando en Sharjah mis compañeros de jurado tenían la misma curiosidad por saber cuáles habían sido las causas de ser elegidos para formar parte del jurado. Nos explicaron que habían buscado lo más relevante de cada país con una trayectoria profesional extensa y relevante.

festival-libro-infanti-sharjah-zuriñe-aguirre

Ha visitado Sharjah recientemente para el fallo de estos galardones. ¿Qué destacaría de las obras presentadas en general y de los ganadores?

Cuando el jurado se dispone a ver todas las obras, la organización ha hecho ya para ese momento una pequeña criba de los trabajos presentados. No en cuanto a calidad, sino a cumplimiento de normas. Nos encontramos con una centena de trabajos expuestos en largas mesas de un edificio dedicado expresamente a la feria del libro y todas sus celebraciones. Hay una gran calidad en lo presentado y es verdaderamente difícil reducir el número de ilustraciones. Si bien es cierto que en todo momento fuimos bastante unánimes los cinco miembros del jurado.

En cuanto a los ganadores, Mariana Alcántara, Lina Naddaf y Majid Zakeri Younesi, y también de las menciones honoríficas, destacaría la calidad conceptual de las obras junto con un dominio de la técnica pictórica. Han ganado obras, en mi opinión, muy poéticas y delicadas. Con unas paletas de colores muy trabajadas.

En estos días se está celebrando el Festival de Lectura Infantil de este emirato bajo el lema “Entrena tu cerebro”. ¿Qué aconseja a los niños y jóvenes para llevar a cabo ese entrenamiento?

Antes de aconsejar a los niños y jóvenes, lo haría con sus madres y padres. Una niña, un joven que ve leer, se contagia. Creo que es muy importante el ejemplo que damos a nuestros hijos. Si te ven con un móvil en la mano, querrán uno también; y si te ven con un libro, les picará finalmente la curiosidad. La lectura, los libros son oro para el cerebro.

Y un consejo para los más peques es que busquen libros que les atraigan. Muchas veces los niños no se sumergen en la lectura porque no encuentran el género que les gusta. Existen hoy en día muchos tipos de lectura: cómic, álbum ilustrado, novela, novela gráfica… es cuestión de encontrar la prenda que te valga.

festival-libro-infanti-sharjah-Libro-exposicion

Este Festival busca potenciar la lectura entre los pequeños, pero también en el seno familiar, que participen juntos. ¿Estamos perdiendo esta costumbre?

La estamos perdiendo a pasos agigantados, así como se ha perdido el concepto de tribu en la calle. En los barrios de ciudades y en los pueblos antaño, todo el mundo participaba de la crianza de los niños. Hoy en día con tanto estímulo digital tendemos al individualismo y es verdaderamente una pena perder conceptos y comportamientos tan importantes como los que había antes.

Mis padres me leían por la noche antes de ir a dormir y yo lo he hecho con mis hijos. La familia, del tipo que sea, tiene que disfrutar junta. En mi estudio de arte organizo los viernes o sábados creativos en familia con el fin de que padres e hijos puedan disfrutar de una actividad que les guste juntos. Es importante dedicarse tiempo y compañía.

Internet, las redes sociales, el mundo digitalizado en el que vivimos… ¿lo ve como una ventaja o como una amenaza frente a la lectura?

Es necesario aprender a utilizar de forma razonable e inteligente todo lo digital que nos acecha cada día. Personalmente me encanta leer libros de papel (y olerlos recién comprados, jajaja) pero no siempre tengo tiempo de sentarme a leer un libro, así que, cuando hago deporte o salgo a caminar me pongo mis auriculares con una aplicación para escuchar libros. Es aquí donde tenemos que aprovechar las ventajas de la digitalización.

¿Y la inteligencia artificial?

Me da pánico, creo que se nos va de las manos.

He visto obras artísticas creadas con inteligencia artificial y mejor que vayamos pensando en irnos del planeta, total ya están las máquinas que lo harán todo… Es curioso que el ser humano invente artilugios, programe algoritmos para sustituirse a sí mismo. Es el colmo de la inhumanidad. Espero que se aplique de forma positiva.

festival-libro-infanti-sharjah-Libro-exposicion-2

Nos vamos a su trayectoria. Del País Vasco a Andalucía, pasando por Toulouse y Marsella, para formarse, ¿en qué momento decide que se va a dedicar a ilustrar libros para niños?

No hay un momento puntual, siempre tenía esa ilusión porque mis libros eran mi tesoro más preciado. A pesar de pertenecer a una familia obrera, mis padres compraban muchos libros para mi hermana y para mí. Y esos libros me inspiraban y me enseñaban. Aunque también tuve mi momento de querer ser arqueóloga, actriz, escritora… Soy muy inquieta y me gusta aprender de muchas cosas diferentes.

En la literatura infantil son tan importantes, o incluso más, las ilustraciones como las palabras. ¿Qué quiere transmitir a través de sus dibujos?

Magia, mensajes, sorpresa, alegría, tristeza… lo que quiero es no dejar indiferente a la persona que contempla mis ilustraciones o mis pinturas. Necesito transmitir mis pensamientos y emociones, mis quejas y preocupaciones y mi canal es la ilustración y la pintura. Aunque llevo varios años escribiendo también, pero me cuesta escribir sin color, sin forma.

Como autora también de libros infantiles (¡Adiós, capitán!, Im-perfecto, Martín Gris…), ¿qué es más difícil ilustrar un cuento por encargo o inventarlo?

Personalmente ilustrar por encargo es más complicado. Cuando el texto es tuyo y comienzas a crear la historia surge narración e imágenes simultáneamente, al menos en mi cabeza.

Es mucho más satisfactorio ser autora integral, porque el resultado final se ve más empastado, fluye más. Aunque supongo que esto es algo que siento yo delante de la obra.

festival-libro-infanti-sharjah-zuriñe-aguirre-2

¿Y qué piensa del hecho de reescribir cuentos clásicos por considerarlos incorrectos?

Pienso que debemos de invertir el tiempo en crear nuevos cuentos. Lo importante es saber dónde está el conflicto de los cuentos clásicos, dónde falla la narrativa de la vida para ver cuánto hemos evolucionado y estamos mejorando. Y explicárselo a nuestros hijos.

Los cuentos clásicos son el reflejo y la transmisión de antiguos valores, sólo tenemos que desechar eso antiguo que no es bueno ahora y aprender de ello. Siempre aprender.

Si cierra los ojos y se va a su infancia, así rápido, ¿qué ve?

Felicidad, falta de preocupación, a mi hermana con nuestras tortugas, libros, lápices de colores y una caja metálica de acuarelas holandesas en pastilla. Un libro con las tiras de Mafalda y un despertador con una pequeña luz que hacía las veces de linterna bajo las sábanas.

Unos padres trabajadores y luchadores, cariño, veo olores y un puntito de introversión.

Volvamos a Sharjah, en el mundo de la ilustración, ¿ve muchas diferencias entre el mundo árabe y el occidental?

No veo diferencia. En el arte bien entendido no hay razas, ni jerarquías, ni fronteras, ni pieles, ni religiones… En la ilustración hay imágenes que quieren contar historias, en Australia, en Japón y en cualquier remoto lugar, fin.

festival-libro-infanti-sharjah-Exposición

¿Sus dibujos están en libros árabes?

Todavía no, pero estoy deseando (jajaja). Mis ilustraciones están en muchos lugares del planeta y en diferentes idiomas y llegar tan lejos con mi obra es un verdadero lujo. Que mis “Sardinas de amor” sean leídas por una niña en Corea del Sur es una pasada, el poder llegar tan lejos con lo que has querido transmitir es maravilloso.

Nos adelanta en que está trabajando ahora.

El año pasado me presenté por primera vez a un concurso de literatura infantil y lo gané: el IV premio Algar de literatura en la modalidad de álbum ilustrado. Eso me ha motivado tanto que estoy escribiendo literatura juvenil. Trabajo en dos álbumes ilustrados que saldrán en breve. Estoy desarrollando formación pedagógica de ilustración y pinto en mi estudio de arte en el que también imparto clases, talleres y es un rinconcito de literatura para los más peques y muchas veces también adultos.

Si tuviera que quedarse con una de sus obras… ¿con cuál se queda y por qué?

¡Uf! Eso es como si me preguntas con cuál de mis hijos me quedo (jajaja). Lo siento, pero no puedo decidir. Cada libro, cada obra, cada ilustración me ha dado momentos y estoy muy agradecida a todos ellos.

¿Cree que los sueños se cumplen?

Creo que lo divertido es disfrutar del camino mientras peleas por ellos.

Para acabar, ¿un deseo?

Que la gente sonría, que nos contagiemos de buen rollo, sin pretensiones.