Las empresas, optimistas: la mitad dice que su actividad ha aumentado en el último año

Enrique Morales/lainformacion.com

Pie de foto: El 53% de las empresas prevé crecer más

Una de cada tres empresas nacionales avanza que sus ingresos crecerán por encima del 7% y un 15% sitúa su crecimiento por encima de los dos dígitos. Un 24% de las compañías afirma que la situación económica actual ha provocado que su actividad haya empeorado durante los últimos doce meses.

Las empresas españolas son optimistas ante lo que les depara el más corto plazo: el último trimestre del año. Casi ocho de cada diez prevé aumentar sus ventas durante 2015, lo que supone un fiel reflejo de la progresiva recuperación económica.

Además, una de cada tres empresas nacionales (33%) avanza que sus ingresos crecerán por encima del 7%, y un 15% sitúa su crecimiento por encima de los dos dígitos.

Estas son algunas de la conclusiones del Informe de Tendencias en Recursos Humanos 2015, elaborado por Randstad Professionals, empresa especializada en la selección de perfiles directivos, técnicos y de responsabilidad que analiza las tendencias en recursos humanos en España a partir de 640 encuestas personalizadas a responsables de RRHH o directivos responsables en la toma de decisiones sobre contratación.

El estudio también destaca que este incremento en las previsiones de facturación de las organizaciones está directamente relacionado con la situación económica actual y Las perspectivas y el crecimiento futuro vienen condicionadas por el clima económico en el que se enmarca la actividad de las compañías.

Señala además que más de la mitad de las empresas encuestadas (53%) afirma que su actividad ha mejorado durante el último año, un porcentaje que en 2014 alcanzaba solo el 30%. En el lado opuesto, un 24% de las compañías afirma que la situación económica actual ha provocado que su actividad haya empeorado durante los últimos doce meses.

Otro aspecto relevante hace referencia a las oportunidades derivadas de esta situación económica. En esta línea, el 35% de las compañías ha mejorado sus productos o servicios, un 32% ha conseguido forjar nuevas alianzas empresariales, mientras que para el 27% ha supuesto la oportunidad de promover una forma de pensar diferente entre los empleados.

El último de los aspectos sobre los que la situación económica tiene relación directa hace referencia al clima interno de las compañías, es decir, los efectos de la economía sobre los trabajadores. Para ello, Randstad tiene en cuenta dos aspectos que miden estos efectos: la lealtad de los empleados y su volumen de trabajo.

De esta manera, el informe de Randstad detecta que la situación económica ha influido tanto sobre la carga de trabajo de los profesionales como sobre su lealtad a la empresa. Cuando se profundiza más en esta cuestión, se pone de manifiesto que su efecto sobre la carga de trabajo ha sido ligeramente superior al relativo a la lealtad.

Más en Economía y Empresas