Europa exige propuestas serias a Grecia

Atalayar/Agencias

Pie de foto: El presidente del Parlamento Europeo y el primer ministro griego esta mañana en la sede parlamentaria europea

Grecia tiene que enviar antes del viernes una lista completa de reformas, la definitiva, sin excusas ni retrasos. Las consecuencias de no hacerlo, de no convencer al Eurogrupo y a los socios europeos el domingo serían fatales. "Estamos en el momento más crítico de nuestra historia", admitió el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Las negociaciones entre la Unión Europea y Grecia siguen su curso. El Ejecutivo heleno tiene que enviar antes del viernes una lista completa de reformas, la definitiva, sin excusas ni retrasos. Mientras tanto, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha señalado este miércoles en su comparecencia en el Parlamento europeo que "Europa debe respetar sus reglas, pero también las decisiones democráticas". Asimismo, ha apuntado que "reivindicamos un acuerdo que nos permita salir de la crisis definitivamente" al tiempo que ha destacado que la ayuda a su país "nunca llegó al pueblo, sirvió para rescatar a los bancos"

Este martes el propio Tsipras afirmó que está dispuesto a "continuar el esfuerzo" con vistas a un acuerdo con los acreedores del país "que garantice una salida de la crisis" y "ponga fin" a la perspectiva de un 'Grexit'. Tsipras espera alcanzar un acuerdo con sus socios a finales de semana y ha asegurado que utilizará el resultado del referendo heleno como un "arma contundente" para defender sus posiciones. Al término de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la zona del euro, Tsipras aseguró que este primer encuentro con sus socios después de la consulta del domingo en la que se impuso el "no" a las propuestas de los acreedores se ha desarrollado en un clima "positivo". Explicó que en las "próximas horas" va a dar comienzo un "proceso que va a ser rápido" y que tiene el "objetivo de lograr un acuerdo a finales de semana".

El líder de Syriza defendió que las reformas que pacte con sus socios se rijan por un "criterio de justicia social" y recalcó la importancia de que se garantice la cobertura de la necesidad de financiación del país a medio plazo, así como que se discuta sobre la deuda. Tsipras se mostró también "satisfecho" porque, a su juicio, sus homólogos han comprendido que la cuestión no es "solo un problema griego, sino europeo" y que éste debe ser abordado de una manera "responsable".

"No se puede excluir el peor escenario"

Los líderes de la eurozona han dado este martes un ultimátum al primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, para que presente propuestas definitivas y sólidas antes del viernes que permitan cerrar definitivamente la crisis helena el próximo domingo. Los jefes de Estado y de Gobierno de la zona del euro evidenciaron que la crisis griega les está llevando a un punto de no retorno que no descartan termine de la peor manera posible, es decir, con la salida de Grecia del euro, después de meses de tensas e inconclusas negociaciones.

"No se puede excluir el peor escenario", admitió el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, al término de la cumbre extraordinaria celebrada este martes y concluida sin un acuerdo ante la ausencia de propuestas por parte de Atenas tal como se comprometió tras el referéndum del domingo. "Estamos en el momento más crítico de nuestra historia", dijo Tusk, que señaló que una eventual salida del euro y el estudio del impacto de esa decisión "afectará a toda la Unión Europea" ya que ello tiene un alcance geoestratégico.

Para lograr los objetivos los líderes esta vez han hablado de plazos concretos y han puesto fecha a las presentaciones de propuestas que Atenas tiene ya que hacer sin más dilaciones. Tsipras tendrá que presentar mañana una nueva solicitud de un tercer rescate y el jueves "a más tardar establecerá su propuesta para una agenda de reformas completa y específica que será evaluada por las instituciones y el Eurogrupo", dijo Tusk.

El sábado (11 de julio) se celebrará otra reunión extraordinaria de los ministros de Economía y Finanzas que comparten la moneda única, y que, al día siguiente (12 de julio), una nueva cumbre extraordinaria de los Veintiocho. "Si esto fuera un fracaso, sería el final de las negociaciones con todas las consecuencias, incluida la peor hipótesis, en la que tendremos que ver si nuestra capacidad para llegar o no un acuerdo, sería dramática sobre todo para la solvencia de la economía griega y muy dolorosa para el pueblo griego", afirmó. Agregó que "la realidad es que en los cinco días que hay por delante hay que encontrar el acuerdo definitivo. Hasta hoy se ha evitado a hablar de plazos, pero la fecha tope vence este fin de semana".

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, señaló tener "poco que añadir" a lo dicho por Tusk, y pidió a Grecia que "de aquí al viernes por la mañana presente una propuesta definitiva, sólida y concluyente". Recordó que el pasado viernes señaló que una negativa a una pregunta que "ya no era de actualidad", en referencia a que la consulta popular helena se hizo sobre propuestas expiradas, significaba que la posición negociadora griega quedaba debilitada.

"La parte griega va a seguir sus esfuerzos, usando para ello el arma contundente del resultado del referéndum, en el que quedó clara la voluntad de la mayoría de la población griega de lograr un acuerdo viable para poner fin a la discusión y dar la perspectiva de la salida definitiva de la crisis actual", dijo Tsipras.

Intensa negociación

La negociación se presenta intensa y contrarreloj ya que la situación se deteriora en Grecia, donde mañana se cumplen diez días de corralito, y con un tiempo muy limitado por delante con los bancos griegos cerrados, se mantienen los controles de capital y el dinero se acaba. "Hay un sentimiento de que si no hay propuestas griegas será muy difícil proceder", dijeron fuentes europeas que indicaron que Atenas tendrá que presentar cifras concretas al Eurogrupo y a las instituciones antes conocidas como la troika (CE, BCE y FMI) para que éstas evalúen la situación.

El análisis, según las fuentes, examinará si hay riesgos para la zona del euro, la sostenibilidad de la deuda griega y las necesidades de capital que tiene el país, que el próximo 20 de julio tiene que abonar al BCE 3.500 millones de euros.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, aseguró por su parte que que "aún no se dan las condiciones" para iniciar las negociaciones sobre un tercer programa de ayuda a Grecia, e insistió en pedir a Atenas "propuestas detalladas" antes del jueves. Respecto a la deuda griega, Merkel afirmó que "no se va a producir una quita. Esto es un programa de rescate de la eurozona y no está permitido", y señaló que solo se hablará de ese asunto "después de que Grecia haya cumplido sus obligaciones". "Estamos dispuestos a hacer todo lo que podamos para proteger el euro y la eurozona en su conjunto", afirmó la canciller alemana.

"Francia quiere que Grecia se quede en la zona euro y para eso trabaja. Pero la respuesta corresponde primero a Grecia", dijo el presidente de Francia, François Hollande, que subrayó que "será a finales de la semana cuando se tome la decisión".

Más en Política
El ministro francés de Europa y Asuntos Exteriores, Stéphane Sejourne – PHOTO/JUAN MABROMATA/AFP
España y Francia han venido a expresar su apoyo al plan de autonomía de Rabat para los cónclaves del sur del territorio cherifiano. Argel, partidario inquebrantable del Polisario, que disputa a Marruecos la soberanía sobre estos cónclaves, se muestra impasible

Después de Madrid, París irrita a Argel