Ante la presión de Occidente, la cúpula militar sudanesa reitera que se retirarán de la política cuando se consiga alcanzar un consenso

Sudán afirma que las sanciones de Estados Unidos “carecen de utilidad”

photo_camera PHOTO/AFP - El general de alto rango de Sudán, Abdel Fattah al-Burhan, habla mientras asiste a la conclusión de un ejercicio militar en la zona de Maaqil, en el norte del estado del río Nilo, el 8 de diciembre de 2021

Sudán continúa rechazando cualquier tipo de intrusión extranjera. Tras el golpe militar perpetrado el pasado octubre el país se encuentra sumido en una nueva etapa política en la que los militares, encabezados por Abdel Fattah al-Burham, han tomado las riendas políticas. Su llegada al poder ha sido de todo menos pacífica y ahora Sudán se ha convertido en un escenario de confrontación civil entre aquellos que apuestan por la llegada de la democracia y los que prefieren un mandato militar.

Las protestas contra los militares no han dejado de sucederse y estas han traído consigo la muerte de decenas de civiles y centenas de heridos. Ante esta situación la ONU ha tratado de lanzar iniciativas de cooperación que impulsen una transición pacífica, algo que ha sido criticado abiertamente por al-Burham quien ha indicado que la Organización “es simplemente un organismo mediador” y no tiene derecho a “presentar iniciativas unilaterales”. 

al-burhan-sudan-general

A las propuestas de la ONU se les ha sumado Estados Unidos. Sin embargo, la diferencia reside en que el país estadounidense ha decidido optar por decisiones más contundentes como son la aprobación de sanciones. Frente a esta amenaza, el general ha tildado estos ultimátum como “inútiles” y ha enfatizado en el compromiso del Ejército de retirarse una vez que los actores políticos hayan llegado a un consenso común o bien consigan celebrar unas elecciones.

Estas declaraciones han sido recogidas en la primera entrevista que al-Burham ha ofrecido para la televisión estatal. En ella, además, ha subrayado que “Washington está manejando información equivocada”, una declaración que responde a la posibilidad de que Estados Unidos amoneste a la cúpula militar de Sudán. 

protestas-sudan

Por otra parte, ante la propuesta de las Naciones Unidas, al Burham señala que el enviado especial del secretario general de la ONU, Volker Peretz, es solamente “un interlocutor que llama a todos al diálogo”. A esto ha añadido que “Volker debe trabajar en la preparación del ambiente para las elecciones y esa es su principal tarea”.

Esta postura por parte del líder militar se produce después de que la Unión Europea, junto con otros países occidentales hayan expresado, “su alarma” tras producirse la detención de varios altos cargos de la oposición entre los que se encuentran el ex ministro de Asuntos de Gobierno, Jalid Omer Yusef, y antiguos miembros del Comité para “la Eliminación del Empoderamiento” como Uagdi Salí y Al Tayeb Osman Yusef. Esta última institución, creada para confiscar propiedades de las personas cercanas al régimen de Omar al-Bashir, fue eliminada tras la vuelta de los militares al poder. 

hamdok-sudan

Junto a esto tanto Salí como Yusef formaron parte de una de las delegaciones de las Fuerzas de Libertad y Cambio. Esta organización civil es una de las mayores representaciones civiles que se oponen a la vuelta de los militares al poder y que continúa luchado por la celebración de unos comicios democráticos y libres.

Sin embargo, el nuevo escenario político, empeorado todavía más con la reciente dimisión del ex primer ministro, Abdullah Hamdok, se ha transformado en una vorágine de violencia que desestabiliza el proceso de transición del país. La población sudanesa continúa saliendo a las calles reivindicando la celebración de elecciones y la salida de los militares mientras que la cúpula militar continúa fortaleciendo su presencia en el poder bajo la atenta mirada de Occidente. 

Coordinador de América: José Antonio Sierra. 

Más en Política
Josua Harris usa argelia
En vísperas de las elecciones presidenciales de noviembre, el presidente Joe Biden no tiene intención de abandonar la Casa Blanca sin haber dejado su impronta sobre el papel de los Estados Unidos de América en la resolución del largo conflicto entre Argelia y Marruecos

Joe Biden nombra al "Sr. Sáhara" embajador en Argel