Yihadismo en twitter y cárceles: "internet es el oxígeno del terrorismo"

Carlos Penedo. Artículo publicado originalmente en Estrella Digital.

Interior vigila la radicalización yihadista en Twitter y las cárceles.  El secretario de Estado de Seguridad revela que se realiza un estrecho seguimiento a 186 presos, el doble que hace un año.  Destaca que el Daesh utiliza alrededor de 46.000 cuentas en Twitter para sus actividades de propaganda, captación y adoctrinamiento. Considera imprescindible la colaboración del Estado con las empresas privadas proveedoras de internet.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha destacado, en el marco de unas jornadas celebradas en Málaga, que el terrorismo yihadista, al que ha calificado de "terror feudal" y "profundamente involucionista, "se vale y aprovecha para destruir nuestro modo de vida de las señas de identidad de nuestra cultura: las tecnologías de la información y las comunicaciones. Internet y las redes sociales son el medio más poderoso y eficaz para realizar casi todas las actividades que son vitales para el yihadismo; para extender su discurso, para formar a potenciales terroristas una vez radicalizados, para enviarlos a las zonas de combate, para construir su entramado financiero y para difundir su macabra propaganda y ejecuciones, en un permanente alarde del terror que siembran".

El secretario de Estado de Seguridad ha subrayado un dato: "Se estima –ha dicho- en unas 46.000 el número de cuentas vinculadas a DAESH en Twitter, de las que 30.000 estarían controladas por personas  (el resto corresponderían a los llamados "bots", es decir, programas informáticos que imitan el comportamiento humano). Aunque la inmensa mayoría utiliza el árabe para interactuar con otros usuarios, hay un 18% que tuitea en inglés y un 7% que lo hace en francés. Estas cifras dan una idea aproximada del nivel de la propaganda para la radicalización que está circulando por el ciberespacio, con capacidad para llegar a los jóvenes occidentales".

Tras resaltar que la "red es el medio por excelencia de propaganda y adoctrinamiento del yihadismo, Francisco Martínez ha subrayado que "sin Internet, el terrorismo internacional no sería lo que es, puesto que Internet es el oxígeno que utilizan para extender la violencia y publicitarla". Por ello, el secretario de Estado de Seguridad ha destacado la importancia de mantener una estrecha colaboración público/privada contra la radicalización, con las empresas proveedoras de servicios de Internet y con las redes sociales tanto para eliminar contenidos radicales, como para incluir los mensajes que los contrarresten".

Sobre el marco jurídico, el secretario de Estado de Seguridad ha recordado que en el Código Penal se han incluido como delitos autónomos el adiestramiento y la formación pasiva, con una mención específica a la realizada a través de Internet; se han endurecido las penas para el enaltecimiento del terrorismo y la humillación de las víctimas; se  contempla la figura de los "lobos solitarios", como terroristas desvinculados de toda organización, y se tipifica con claridad la conducta de los combatientes terroristas extranjeros.

Asimismo, ha señalado que se está acometiendo también una reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, "para adaptarse a lo que hoy en día es habitual, las investigaciones on line, que incluye la figura del agente encubierto 'virtual".

Además de la radicalización y el adoctrinamiento en la red, el secretario de Estado de Seguridad se ha referido al importante trabajo desarrollado en Instituciones Penitenciarias, ámbito considerado como uno de las piezas claves en la lucha contra el terrorismo yihadista. En este sentido, ha dicho que en "las cárceles españolas hay en este momento 79 personas condenadas por delitos relacionados con el terrorismo yihadista, con los que se está llevando a cabo un Programa específico de Intervención en Centros Penitenciarios". Además, "el año pasado –ha agregado- eran objeto de especial seguimiento en las cárceles españolas 87 personas. Tan sólo un año después, son 186 los internos incluidos en este Programa".

Más en Política