Nuevas explosiones siembran el 'pánico tóxico' en Tianjin

M.T./Bárbara Barón/lainformacion.com

Pie de foto: Explosiones en el puerto de Tianjin, en el norte de China

El puerto chino de Tianjin se ha convertido en un foco de miedo y de esperanza. Miedo porque nuevas explosiones han sacudido este sábado el almacén de productos químicos ubicado en su puerto industrial después de que este estallaran el miércoles por los aires dejando un saldo de más de un centenar de muertos y cientos de heridos, según ha informado la prensa china.

Esperanza porque tras el rescate ayer de un bombero de 19 años, hoy, tres días después de las primeras explosiones, ha aparecido con vida un hombre de 40. Dos milagros y un miedo escasamente soterrado en una población especialmente sensible con la toxicidad del ambiente.

En las últimas horas se han producido entre siete y ocho explosiones en el esqueleto en el que se ha convertido el almacén químico debido a la persistencia de algunos "productos peligrosos", de acuerdo con la agencia de noticias oficial Xinhua. Se trata de las primeras explosiones que se producen después de los dos estallidos iniciales del miércoles, equivalentes a 24 toneladas de TNT, que provocaron una enorme bola de fuego que pudo verse a varios kilómetros de distancia. La gente de la zona hablaba aterrorizada de bolas de fuego, de bombas nucleares, de terror...

El jefe del Departamento de Bomberos de Tinajin, Lei Jinde, ha dicho en una entrevista que la continuidad de las explosiones podría deberse a la primera respuesta de los bomberos al incendio desatado en el puerto industrial.

Los bomberos no sabían que había productos reactivos al agua

Jinde ha explicado que los agentes atendieron la emergencia en Tianjin como un incendio normal porque nadie les avisó de que había productos químicos que podrían reaccionar al agua. "No es que los bomberos sean tontos", ha subrayado.

De hecho, la preocupación por los agentes químicos persiste. Aún se desconoce exactamente qué productos había almacenados, por lo que no pueden estar seguros de las consecuencias que la acción de las equipos de emergencia podrían tener sobre la seguridad y salubridad de la zona.

Un portavoz local, Gao Huaiyou, ha explicado en una rueda de prensa que se cree que el almacén contenía bisulfuro de sodio, cianuro de sodio, potasio de nitrato y nitrato de amonio, entre otros. "Creemos que aún hay bastante", ha confesado. Por ello, el Gobierno chino ha ordenado el despliegue en Tianjin de más de 200 militares expertos en armas químicas y nucleares y ha reunido a varios fabricantes de compuesto químicos "para que aporten sus conocimientos".

Cientos de víctimas y decenas de desaparecidos

El incendio en Tianjin ha dejado al menos 85 muertos, entre ellos 21 bomberos, y 721 heridos, de los cuales 25 permanecen ingresados en estado grave en varios hospitales cercanos, tal y como ha detallado la cadena china CCTV.

Además, hay 30 personas desaparecidas, entre bomberos y trabajadores portuarios. Si bien las posibilidades de hallarlos con vida son escasas, la esperanza no se ha perdido porque esta misma mañana los equipos de emergencia han rescatado a un hombre de 40 años al que las explosiones del miércoles lanzaron al interior de un contenedor a 50 metros.

Mientras la búsqueda continúa y las investigaciones avanzan, las familias de las víctimas se agolpan en las oficinas gubernamentales de Tianjin para exigir unas explicaciones que no llegan. Incluso a algunos se les ha impedido acceder a las ruedas de prensa.

"Nadie nos ha dicho nada. Estamos completamente en las sombras porque no tenemos noticias de ningún tipo", ha criticado una mujer a la que las fuerzas de seguridad impidieron acceder a la última comparecencia pública de las autoridades locales.

El almacén químico no cumplía la ley

Lo que sí se sabe ya con certeza es que el almacén químico de Ruihai Logistics incumplió en 2013 las normas de seguridad para el tratamiento de "productos peligrosos" porque sus contenedores no llegaban a los estándares mínimos.

El 'China Daily' ha revelado estos días que, en una inspección rutinaria realizada hace dos años sobre más de 4.000 contenedores para el transporte marítimo en el puerto industrial de Tianjin, cinco no pasaron el examen.

Además, el almacén químico incumplía por sí mismo la legislación china, que establece que las "instalaciones peligrosas" deben estar a al menos un kilómetro de distancia de los núcleos urbanos, y en este caso hay dos complejos residenciales cerca. El gestor de Ruihai Logistics ya ha sido detenido, pero la Policía no ha revelado si se ha presentado alguna acusación en su contra o se trata de una medida preventiva para tener localizados a los directivos de la empresa china.

El Gobierno confiesa que ha aprendido una dolorosa lección

Este suceso, que ha dado la vuelta al mundo, ha sacudido por completo la ciudad de Tianjin, ubicada en el norte de China y conocida por ser un importante punto de salida y entrada de mercancías industriales, principal modo de vida de sus 15 millones de habitantes.

El presidente de China, Xi Jinping, que ha visitado la zona en los últimos días, ha instado a hacer una "reflexión nacional" sobre lo ocurrido y a aprender "las dolorosas lecciones" del incendio en Tianjin para evitar que vuelva a repetirse. Xi también ha prometido que las autoridades chinas harán "sus mayores esfuerzos" para "rescatar y atender a los heridos, así como para garantizar la seguridad de todas las personas en la zona". Además, ha advertido de que "se castigará severamente a los responsables".

La zona de las explosiones son evacuadas

Según Beijing News, policías armados empezaron a evacuar a la población después de que se descubriera en el lugar cianuro de sodio, varios días después de las gigantescas explosiones que mataron a 85 personas y provocaron incendios que las autoridades tratan de sofocar. "Ante la propagación de sustancias tóxicas, la población situada cerca de la zona ha sido invitada a evacuar" el lugar, indicó la agencia oficial de prensa.

 Según las informaciones aparecidas en la prensa, la zona de evacuación se extiende en un radio de dos a tres kilómetros del lugar de las explosiones. Las primeras explosiones gigantes sobresaltaron a la población local, que teme verse afectada por una nube tóxica. Los vecinos y las familias de las víctimas criticaron a las autoridades, a las que acusan de no informar debidamente de la situación. Las autoridades chinas dicen que de momento no pudieron identificar los componentes químicos presentes en el lugar de las explosiones.

Los efectos de lo que esconde Tianjin: volverse azul y morir tras un coma es posible

Bisulfuro de sodio, cianuro de sodio, nitrato de potasio, xileno y nitrato de amonio, son algunos de los elementos que se encuentran en las plantas químicas que han explotado en China. Otros síntomas son las convulsiones, la pérdida de memoria, las quemaduras graves, la ceguera o la incontinencia intestinal.

Pie de foto: Intoxicado por cianuro de sodio

Tras las explosiones de las plantas industriales en China, la preocupación de los bomberos y los equipos de seguridad sigue siendo la misma: no saben exactamente qué productos químicos se encuentran en los almacenes. De hecho, esta ignorancia ha podido ser la causa de  la última detonación ya que algunas sustancias como el cianuro de sodio es inflamable al entrar en contacto con el agua. Los bomberos acudieron al lugar de tragedia sin ninguna información de lo que se ibana encontrar.

Las palabras del portavoz local, Gao Huaiyou, señalando que el almacén epicentro de las explosiones contenía bisulfuro de sodio, cianuro de sodio, nitrato de potasio, xileno y nitrato de amonio, entre otros, ha sembrado el pánico tóxico entre la población y ha obligado al gobierno chino a una zona de exclusión de más de 3 kilómetros del lugar de las explosiones.

Pero, ¿qué efectos tienen en el ser humano los elementos que contaminan el puerto de Tianjin? Uno de ellos suena a película de ficción, pero es posible: volverse azul, caer en coma y morir. Y hay más.

Bisulfuro de sodio

El bisulfuro de sodio es una sal conjugada, que se usa como envejecedor de bronces y en la preparación de cuero. Por si solo no es inflamable pero al reaccionar con un acido se forma sulfuro de hidrogeno (H2S) que es un gas toxico e inflamable que puede formar mezclas explosivas con el aire. El sulfuro de hidrogeno al ser inhalado puede producir desde conjuntivitis o mareos hasta edemas de pulmón, presión arterial muy baja e incluso la muerte. Por otro lado, sulfuro de sodio al contacto con los ojos los irrita y puede provocar daños e incluso pérdida de visión permanente. En contacto con la piel puede provocar irritación, ampollas y quemaduras químicas que pueden llegar a ser severas si no se lava a tiempo. Al ingerirlo puede producir quemaduras en las mucosas, diarrea, vómitos y formar sulfuro de hidrogeno al reaccionar con los jugos gástricos

Cianuro de sodio

El cianuro de sodio se utiliza sobre todo en minería para extraer el oro y la plata de la roca madre. Además, se usa en la fabricación de pigmentos cianotipos como el azul de Prusia, en la industria farmacéutica para componer sustancias como el cloruro cianúrico, en las aplicaciones fotográficas y la producción de goma sintética. Su inhalación puede causar dolor de garganta, edema corneal, dolor de cabeza, confusión mental, debilidad, jadeo, convulsiones y pérdida del conocimiento. Su ingestión, además,  puede producir sensación de quemazón, náuseas, vómitos y diarrea. Uno de los mayores peligros es que si entra en contacto con la piel puede absorberse y provocar irritación y humedecimiento de la piel taquipnea, dilatación de las pupilas, inspiraciones profundas ahogadas seguidas por hipernea, apnea y edema pulmonar no cardiogénico. Además, la temperatura corporal comienza a descender, los labios, la cara y las extremidades toman un color azulado, lo que provoca que el individuo caiga en coma y muera.

Nitrato de potasio

El nitrato de potasio posee usos agrícolas, industriales, en plantas de energía solar, en alimentos y farmacéutica. Así, se utiliza como fertilizante soluble, en la manufactura de vidrio, en explosivos para minería y obras civiles, tratamiento de metales, fuegos artificiales. También es un ingrediente común en pastas dentales, y en quesos duros para mantener el color. Una ingesta elevada puede producir dificultad para respirar, dolores de cabeza, dolor abdominal tipo cólico, vómitos y heces con sangre y fallos cardiacos que provocarían la muerte del intoxicado.

Nitrato de amonio

El nitrato de amonio es un producto no inflamable, por lo que un fuego a partir de éste es altamente improbable. Bajo circunstancias de calor extremo tenderá a descomponerse térmicamente. Se utiliza sobre todo como fertilizante. Los síntomas por envenenamiento químico por nitrato de amonio incluyen irritación ocular, erupción cutánea, dolor de cabeza, mareos, diarrea, convulsiones, piel azul, pérdida del equilibrio e incontinencia intestinal.

Xileno

El xileno se encuentra en muchas sustancias de uso industrial y doméstico. Se usa para la fabricación de esmaltes para uñas, pegamentos, lacas, elevadores de octano en la gasolina, pinturas, disolventes de pintura, procesos de impresión en cuero… La intoxicación con xileno puede ocurrir cuando alguien ingiere estas sustancias, inhala sus vapores o cuando dichas sustancias entran en contacto con la piel. Entre los síntomas se encuentra la visión borrosa, dolor abdominal intenso, heces con sangre, vómitos, posiblemente con sangre, latidos cardiacos irregulares, hipotensión, daño renal, dificultad para respirar, convulsiones, euforia, dolor de cabeza, pérdida de la memoria, temblores y pérdida del conocimiento.

Más en Sociedad
PHOTO/PIXABAY
Robert Beaglehole y Ruth Bonita, dos exdirectivos de la Organización Mundial de la Salud, han criticado la postura de la organización respecto a los cigarrillos electrónicos. Para luchar contra el tabaquismo, piden a la organización que apoye iniciativas encaminadas a dar prioridad a métodos alternativos de suministro de nicotina

e-cigarrillos: 2 exdirectivos critican la postura de la OMS