Rodri se convierte en el faro de la selección española

Nos encontramos en un punto en que el testigo histórico de Xavi, Iniesta o Villa debe ser recogido por una nueva generación que busque dejar alto el nombre de España
Rodri
Rodri

La remodelación de “La Roja” es una realidad desde la llegada de Luis de la Fuente al banquillo. Lejos queda aquel tiempo en el que el once inicial de la selección española era recitado sin dilación por cualquier aficionado patrio. Nos encontramos en un punto en que el testigo histórico de Xavi, Iniesta o Villa debe ser recogido por una nueva generación que busque dejar alto el nombre de la nación de la península ibérica. España es una de las favoritas en las apuestas de la Euro 2024, pero deberán comenzar con buen pie tras el fiasco del último torneo.

Tras una travesía sin mucha pena ni gloria que tuvo el colofón con la eliminación ante Marruecos en el último Mundial, es hora de que la selección española vuelva a realizar un papel importante en una fase final de un gran torneo. En este sentido, la Eurocopa se acerca, y es el momento idílico para saber el punto de forma en el que se encuentra el combinado dirigido por Luis de la Fuente.

Los nombres que serán de la partida, aun no están decididos en su totalidad, ni son fáciles de predecir por parte de los aficionados. Lo que sí es seguro es que el jugador franquicia de España en esta Eurocopa debe ser el mejor del planeta, Rodri Hernández.

El jugador del Manchester City ha vuelto a cerrar una temporada formidable en la sala de máquinas del conjunto citizen, consiguiendo el título de Premier League y dando una auténtica exhibición de juego a toda Europa. Ahora es el momento de que esa calidad en el medio centro se traslade a una selección nacional que se encuentra ávida de jugadores con experiencia.

En consecuencia, la juventud será una de las características fundamentales que definan a España en esta próxima Eurocopa. La cita alemana, verá como dos de los extremos con mayor progresión del planeta, serán de la partida dentro del mismo combinado nacional. Nico Williams y Lamine Yamal deben convertirse en dos puñales desequilibrantes por las bandas, otorgando mucha profundidad a un equipo en el que la posesión de balón será una de sus señas de identidad en el juego.

Estos son los tres hombres que parecen fijos en el once inicial de Luis de la Fuente. El resto, puede suscitar cierta interpretación, ya que hasta que no llegue el primer partido oficial del torneo ante Croacia el próximo 15 de junio. Cabe resaltar que la selección española no tendrá mucho margen de maniobra en el grupo, ya que también se verá con Italia, la actual campeona, y a priori cuyo nivel se encuentra un peldaño superior que el de España.

En pocos días podremos comprobar el estado real con el que España desembarcará en Alemania. Muchas de las opciones de que “La Roja” realice un buen papel en esta cita, recaen sobre las botas de Rodri Hernández. Veremos en el estado de forma en el que llega el ex del Atlético del Madrid, después de una temporada muy exigente en su club a nivel físico y mental.