Opinión

Uno de los héroes del pueblo marroquí: el Ittihadi (el socialista) Mohamed Jendali (I)

socialistas marruecos
photo_camera PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ - Foro Internacional de Jóvenes Parlamentarios Socialistas y Socialdemócratas de Marrakech en Marruecos

"... Camina solo..."

"Khalid Muhammad Khalid" en su libro "Hombres alrededor del Profeta"

No se apresuren, el militante del que yo hablo forma parte de las primeras generaciones de jóvenes socialistas de la USFP (Unión Socialista de Fuerzas Populares) a finales de los años sesenta. Se dice, según lo que escuché, que la primera reunión de estudiantes de la USFP tuvo lugar en la casa de la familia de Driss Lachguar (actualmente el primer secretario de la USFP), en presencia de este último y del militante Mohamed Sassi. Mohamed Jendali fue nombrado jefe de la célula. Falleció en los últimos años, precisamente en julio de 2021.

En cuanto al sector estudiantil, leyó el famoso texto anunciando la retirada de los estudiantes de la USFP del 17º congreso de la UNEM (Unión Nacional de Estudiantes de Marruecos). No se apresuren otra vez, yo mismo discutí varias veces con él sobre este punto específico. Me contó lo que sucedió entre altos dirigentes de la USFP y cómo se desvió la idea del "trabajo de base de los estudiantes de la USFP". 

Le pedí que publicara una declaración explicando las circunstancias, así como que registrara su vida rica en luchas, pero rechazó ambas cosas. Me decía que lo organizativo sólo se discute dentro del partido. En cuanto a su trayectoria de vida, decía: "Que escriban con toda "honestidad" los mayores". Y cuando le decía que él estaba entre los "mayores", sonreía sin responder.

Así era el hombre, humilde, viviendo para aquellos que conocen Rabat, en el barrio del Océano, no lejos de su lugar de nacimiento en El Akkari. Era extremadamente sencillo, no presumía ni de dinero ni de poder. Permaneció Ittihadi -socialista- (no afiliado en sus últimos días) hasta su muerte. Creo que estaba en contra de todas las divisiones partidistas. Contaba que el primer error fue la división ocurrida en el seno del Partido Istiqlal (Partido de la Independencia) en 1959, tres años después de la independencia de Marruecos.

Les dije, no se apresuren. El hombre tenía mucho que contar. En este pequeño artículo, realizaré, desde mi memoria, solo un porcentaje mínimo de lo que sé sobre este hombre, dejando a sus compañeros de la USFP y a los sindicalistas de la CDT (Confederación Democrática del Trabajo) el cuidado de hablar sobre él, así como de su compañera (su esposa) de lucha, que sufrió mucho, con 17 años de despido (en total) debido a su actividad sindical; así como a sus hijos.

Les contaré, en la segunda parte, y quizás en la tercera, mis encuentros con este hombre, que comenzaron en 1978/1979 en la asociación de la Facultad de Derecho de Rabat-Agdal. Les hablaré de cómo iba a ser "masacrado" por una cierta tendencia estudiantil emergente y les explicaré cómo intervino en el último minuto el responsable de esa tendencia, que se convirtió en uno de los engranajes importantes del Estado marroquí en los últimos años.

Así como otros aspectos como mis encuentros con él, en la juventud del partido en Rabat, en la CDT, en el gobierno de Alternancia de Abderrahmane Youssoufi, y cómo se convirtió en cliente en la agencia bancaria que yo gestiono.

Su actitud hacia mí, a pesar de que navegué por todos los partidos, de derecha a izquierda. Él, que nunca vaciló en su partido, la USFP, aunque ya no estaba activo dentro de ese partido desde hace mucho tiempo. 

Sin embargo, las ideas de su partido nunca abandonaron su pensamiento desde su adhesión a finales de los años sesenta hasta su muerte en 2021.

Sus lecturas, sus escritos diversos que descubrí recientemente, así como sus muchos consejos cuando, después de mi jubilación en 2018, obtuve una licenciatura en derecho en francés y tenía la intención de inscribirme en un máster y después hacer un doctorado de Estado.

También hablaré de sus relaciones pasadas con todos los militantes de la USFP y otros, algunos de los cuales se convirtieron en líderes de partidos de derecha, otros en ministros, y otros ocupan cargos de toma de decisiones en diversas instituciones administrativas en Marruecos.

Le preguntaba a qué corriente estaba cercano o a cuál pertenecía. ¿Era la corriente de Fqih Basri? ¿O la de Noubir Amaoui? ¿La corriente de Abderrahim Bouabid? ¿La corriente de Omar Benjelloun? ¿La corriente de su hermano Ahmed Benjelloun? El hombre nunca respondía, afirmaba que estas preguntas y muchas otras se discuten dentro de la organización del partido, no en los cafés.

Pero con el tiempo, pude formarme una idea de la corriente a la que pertenecía. Conocía a muchos líderes y expresaba un gran respeto hacia una personalidad socialista que actualmente ocupa un puesto destacado en la administración marroquí.

Contaré muchas cosas que sé sobre el hombre. Ya he dicho que hablaré de él en un uno por ciento. Muchos lo conocen mejor que yo, y siempre digo que aquellos que nos conocen realmente desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte son las diversas agencias de inteligencia; la pregunta es: ¿cuándo podemos acceder a los diferentes archivos?

Que el alma de Mohamed Jendali descanse en paz, un héroe entre los héroes.