El Instituto Caro y Cuervo donará 1.300 libros al Instituto Cervantes

Alicia Pérez Lozano

Pie de foto: García de la Concha huele el “aroma de esperanza” del “chocopaz” que le regala Carmen Millán de Benavides.

El Instituto Caro y Cuervo de Colombia donará más de 1.300 libros sobre la cultura colombiana al Instituto Cervantes. Así lo explicaba éste último a través de un comunicado y añadiendo que todos esos libros serán repartidos entre las 30 bibliotecas que tiene el Instituto Cervantes por todo el mundo. El acuerdo se llevó a cabo el jueves entre los dos directores de ambos Institutos, Víctor García de la Concha, del Cervantes y Carmen Millán Benavides, del Caro y Cuervo.

En total donará 40 obras de su sello editorial que irán destinadas a esas 30 bibliotecas que posee el Cervantes repartidas entre Europa, África, Asia y América.

Estas publicaciones suman un total de 1.200 obras cuyos temas versan sobre la lingüística, la enseñanza del español, lenguas en contacto, lenguas indígenas y literatura colombiana e hispanoamericana.

A esta donación hay que añadir los 122 ejemplares de autores colombianos que serán enviados al Instituto Cervantes de Fráncfort (Alemania). Además, la ciudad cuenta con un gran interés general sobre la cultura hispanoamericana y gran cantidad de expertos interesados en Latinoamérica.

Ambas instituciones ya firmaron su primer convenio en enero de 2014, y desde entonces han coorganizado exposiciones, conferencias y otras actividades para expandir la cultura colombiana en España y en el resto del mundo.

Un regalo valorado en 20.000 euros

Según García de la Concha, “una iniciativa preciosa y un regalo verdaderamente valioso” que demuestra el acierto del Cervantes en su apuesta por “iberoamericanizar” el Instituto y colaborar estrechamente con entidades como el Caro y Cuervo.

Y es que el regalo está valorado en 20.000 euros (que serían 22.280 dólares). La propia directora, Carmen Millán de Benavides admitía sentirse “feliz” por donar libros cuyas páginas simbolizan “pájaros que vuelan por el mundo para dar a conocer el camino hacia la paz en Colombia”.

Con la esperanza puesta en el fin de la violencia en su país, la directora del Caro y Cuervo ha regalado a García de la Concha una tableta de “chocopaz”, un chocolate creado por una comunidad de una remota región de la selva tropical que trabaja por la paz mediante la resistencia pacífica y la no colaboración con las fuerzas en conflictos armado.

El Caro y Cuervo, referencia cultural de Colombia

El Instituto Caro y Cuervo nació en 1942 y desde entonces ha sido un organismo de referencia de la cultura y la investigación humanística de Colombia.

Tiene como objeto promover y desarrollar la investigación, la docencia, el asesoramiento y la divulgación de las lenguas del territorio nacional y de sus literaturas, con miras a fortalecer su uso y reconocimiento con base en su prestigio social y valoración estética, tal y como explica en su página web.

Además, preserva, compila, publica y distribuye documentos escritos y audiovisuales, así como elementos del patrimonio material como preservación de la cultura colombiana.

Fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 1999.

Más en Cultura