Se celebrará en su mayoría de manera telemática como consecuencia de la pandemia

Arabia Saudí arranca la cuarta edición de ‘Davos del desierto’

Foto de archivo/AFP - Centro de Conferencias del Rey Abd el-Aziz en Riyadh, Arabia Saudí

Arabia Saudí organiza la cuarta edición de su foro de inversión internacional que tendrá una duración de dos días. El denominado ‘Davos del desierto’, se celebrará en su mayoría de manera virtual debido a la pandemia y contará con decenas de líderes mundiales y magnates empresariales. 

La Future Investment Initiative (FII) fue lanzada en 2017 por el príncipe heredero Mohamed Bin Salman y tiene como objetivo atraer inversores extranjeros. Además de promover un plan para diversificar la economía del reino saudita, que es muy dependiente de las exportaciones de petróleo. 

La cumbre, programada anteriormente para el pasado mes de octubre, se produce en medio de la pandemia que ha golpeado a la economía mundial.

Los organizadores han anunciado que, esta cuarta edición de la FII, contará con cerca de 150 oradores que buscan mostrar el país como un destino de inversión vibrante y dinámico. 

Además han afirmado que “el jamaicano Usain Bolt, ocho veces medallista de oro olímpico (sprint), se unirá a los 100 invitados que participarán virtualmente de Nueva York, París, Beijing y Mumbai y otros 50 que asistirán en persona a Riad”. 

Entre los participantes del foro saudí se encuentran David Solomon, director gerente de Goldman Sachs, Stephen Schwarzman, director gerente del fondo de inversión Blackstone, Larry Fink, director gerente de la empresa estadounidense de gestión de activos Blackrock o Laurent Fabius, como expresidente de la COP2, y que condujo al Acuerdo de París sobre el clima.

Aunque el texto evoque “el trabajo en un mundo post-COVID”, no vuelve directamente al tema de las vacunas predominante durante el foro suizo de Davos, ante la impaciencia de los europeos y ante los retrasos de los fabricantes y los reclamos por un acceso equitativo a las vacunas.

Yassir al-Rumayyan, presidente del Fondo de Inversión Público de Arabia Saudí (PIF), expresó en un comunicado que “nunca ha habido un momento más importante para que los líderes, inversionistas y legisladores se unan para trabajar para revitalizar la economía global”.

Las ediciones anteriores se vieron afectadas por la cruel represión contra la oposición por el ascenso del príncipe Mohamed. Un año después de la primera edición, las consecuencias del asesinato del periodista Jamal Khashoggi por agentes saudíes en Estambul, provocó que una ola de líderes empresariales y políticos se retiraran de la deslumbrante conferencia en el último minuto. La conferencia vio un reinicio en 2019 cuando disminuyó la indignación mundial por el asesinato.

El foro se anuncia como una fiesta de presentación económica para el petroestado, que busca diversificarse lejos de su principal fuente de ingresos que representa el crudo. Asimismo, las autoridades están ansiosas por proyectar las ambiciones económicas del reino.