El aumento de las importaciones supera al de las exportaciones a comienzos del mes de noviembre, tras el crecimiento de la demanda marroquí en energía y bienes de consumo

Crece en un 56,4% el déficit comercial de Marruecos

photo_camera AFP/FADEL SENNA - Muestra un buque de carga amarrado en el complejo portuario de Tánger-Med en Ksar Sghir, cerca de la ciudad portuaria marroquí nororiental de Tánger

El pasado mes de octubre llegaba a su fin con la noticia de que el déficit comercial de Marruecos crecía en un 56,4% con respecto al mismo periodo del año anterior, tal y como reportó la Oficina de Cambios del Ministerio de Economía y Finanzas del Reino de Marruecos en un informe hecho público en su web oficial. La cifra –que hace referencia a la diferencia negativa entre lo que un país vende al exterior, y lo que compra a otros países– ascendió, a finales del décimo mes de 2022, a 260.840 millones de dirhams marroquíes. 

Por un lado, las exportaciones totales han experimentado un crecimiento de un 36,4% con respecto al año 2021: mientras que entonces estas rondaron los 259.599 millones de dirhams, en enero de este año han alcanzado los 354.095 millones de dirhams. Los sectores más beneficiados por este crecimiento exportador han sido el mercado de los fosfatos y sus derivados, el sector automotriz y el sector agrícola y agroalimentario

atalayar-marruecos-deficit-comercial-economía-le-maroc-importaciones-exportaciones-infografía

El primero de ellos, el de los fosfatos y sus derivados, –un mercado donde el Reino se ha situado entre los principales suministradores a nivel mundial–, empleados para la fabricación de fertilizantes tanto naturales como químicos, se corona como el sector con un mayor crecimiento en las exportaciones. Octubre de 2022 cierra cuentas con un beneficio de más de 100.000 millones de dirhams, sobre los 61.400 millones del año anterior. Un 63% más. 

Mientras, otros sectores como el de la automoción, la aeronáutica o la electrónica han sido también testigos de uno de sus mejores años en los últimos tiempos. Más de media década llevaba el sector automotriz sin reportar un incremento del 36,7%, o superior, con respecto al año anterior.

Sin embargo, los ingresos procedentes de las exportaciones, por mucho que hayan aumentado, no han sido capaces de compensar el incremento de la demanda y el crecimiento de las importaciones nacionales. Así, con un aumento relativo de las importaciones del 44,2% con respecto a octubre de 2021, el Reino ha destinado a la compra de bienes, productos y servicios extranjeros más de 188.600 millones de dirhams marroquíes más que el año pasado. Frente a los 426.318 millones de dirhams dedicados al comercio de importación en 2021, Marruecos ha reportado este año un gasto de más de 614.900 millones de dirhams. 

atalayar-marruecos-puerto-contenedores-comercio-exportaciones-importaciones-deficit-comercial

Según la nota publicada por la Oficina de Cambios, los productos y suministros energéticos han sido los principales responsables de este aumento de la demanda, pues han registrado un pico de casi un 50% en el gasto. Se ha duplicado. De los 59.323 millones de dirhams destinados en octubre de 2021 a este concepto, Rabat destina más de 128.000 millones de dirhams adicionales este año. Algo que se justifica con la creciente inseguridad energética y la amenaza en ciernes de una crisis energética global, a causa de la invasión rusa de Ucrania y la redistribución geopolítica de los suministros energéticos en el mundo. 

Igualmente, los productos manufacturados, semi manufacturados, y crudos han vivido un incremento que roza, y en muchos casos supera también el 50%. Sucede así con productos como el amoniaco, los productos químicos, el aceite de soja o los derivados de cobre. 

Por su parte, la inversión extranjera directa (IED) ha superado los 21.850 millones de dirhams marroquíes durante los primeros diez meses de este año 2022, más de un 50% sobre las mismas fechas del año anterior. Más, según han especificado la Oficina de Cambios, los ingresos producidos por la IED solo han aumentado en un 33% –hasta los 324.800 millones de dirhams–, mientras que los gastos en este mismo concepto han crecido un 7,3%, hasta los 106.200 millones de dirhams. 

Más en Economía y Empresas