Grecia recibe 13.000 millones del MEdE y paga 3.400 millones al BCE

diarioabierto.es

Grecia ha recibido este jueves el primer desembolso inmediato de 13.000 millones de euros del Fondo de Estabilidad Europeo (MEdE), conocido como el fondo de rescate permanente europeo, del rescate total aprobado por un máximo de 86.000 millones de euros en tres años. Parte del dinero, 3.400 millones, se ha destinado ya al pago que hoy vencía con el BCE.

El director gerente del fondo de rescate europeo, Klaus Regling, ha confirmado en un comunicado que “el desembolso de hoy del MEdE permitirá a Grecia cumplir sus obligaciones financieras urgentes con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo y otras necesidades presupuestarias“.

De hecho, Grecia ha recurrido al dinero del primer desembolso del tercer rescate para hacer frente al pago de 3.400 millones de euros correspondiente a la deuda contraída con el Banco Central Europeo (BCE) cuyo vencimiento estaba fijado para este jueves, según indicó una fuente del Gobierno heleno.  “El pago ha sido realizado, los fondos están en camino”, indicó a Reuters el funcionario gubernamental bajo condición de permanecer en el anonimato.

La ayuda del fondo de rescate europeo forma parte de un paquete de 16.000 millones de euros para cubrir las necesidades presupuestarias y refinanciar la deuda griega, aunque los otros 3.000 millones no se pagarán ahora sino “una vez Grecia haya completado acciones adicionales comprometidas” y se desembolsarán “como muy tarde a finales de noviembre”, según ha explicado Regling.

El MEdE también transferirá este jueves, a una cuenta propia en Luxemburgo, 10.000 millones de euros destinados al plan de recapitalización de la banca griega, que contará con un máximo de 25.000 millones de euros del rescate y que se espera que se finalice antes de que acabe el año.

“El segundo subtramo de 10.000 millones de euros contribuirá a estabilizar el sector bancario, cuya situación se ha deteriorado de forma aguda tras la imposición del control de capitales en junio”, ha subrayado el alemán.

Regling ha reconocido estar “aliviado” porque “después de intensas negociaciones con el Gobierno griego y la aprobación de todos” los países del euro “todas las condiciones se dan ahora para hacer este desembolso a tiempo”.

La Junta de Gobernadores del MEdE, compuesta los ministros de Finanzas de la eurozona, aprobó formalmente el rescate a Grecia de hasta 86.000 millones de euros y el Memorando de Entendimiento, que fija la condicionalidad y las reformas que Grecia debe acometer  a cambio de la ayuda este miércoles después de que varios Parlamentos nacionales completaran el proceso de aprobación del rescate, entre ellos el alemán.

Los países del euro dieron luz verde asimismo al pago del primer tramo de ayuda para Grecia, que se hace efectiva este jueves, a tiempo para cubrir varios vencimientos de deuda, incluido el que debe liquidar este mismo jueves con el Banco Central Europeo, que asciende a algo menos de 3.200 millones de euros.

El Parlamento alemán aprueba el tercer rescate de Grecia

Un total de 454 parlamentarios han votado a favor del paquete de 86.000 millones de euros, el tercero para Grecia en los últimos cinco años, mientras que 113 han votado en contra y 18 se han abstenido.

Los diputados alemanes han dado este miércoles su respaldo al tercer rescate para Grecia pese a una rebelión en las filas de los conservadores de la canciller Angela Merkel.

Un total de 454 parlamentarios han votado a favor del paquete de 86.000 millones de euros, el tercero para Grecia en los últimos cinco años, mientras que 113 han votado en contra y 18 se han abstenido.

El número de votos en contra ha sido ligeramente inferior a cuando los diputados alemanes votaron el mes pasado a favor de autorizar a Berlín a comenzar a negociar un tercer rescate, ya que entonces 119 votaron ‘no’.

Durante su intervención en el debate previo en el Bundestag, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, quien ha asumido una postura más dura que Merkel durante la negociación y el mes pasado planteó la opción de una salida de Grecia de la zona euro, ha defendido que el nuevo rescate es la mejor vía para mantener a la moneda única.

“Por supuesto, tras la experiencia de los últimos años y meses no hay ninguna garantía de que todo funcione y es tolerable tener dudas”, ha afirmado el ministro ante el Bundestag, la cámara baja alemana.

“Pero en vista del hecho de que el Parlamento griego ya ha aprobado una buena parte de las medidas, sería irresponsable no aprovechar la oportunidad para un nuevo comienzo en Grecia”, ha sostenido al exponer la postura del Gobierno al respecto.

Más en Economía y Empresas