Al lograr la mejor puntuación del sector tecnológico en el Anuario e S&P

Indra se afianza en la élite de la sostenibilidad mundial

Indra Sostenibilidad
photo_camera Indra Sostenibilidad

Indra vuelve a subir a lo más alto del podio de la sostenibilidad mundial tras situarse en el “Top 1%” de las empresas más sostenibles del mundo y conseguir la mejor puntuación del sector de Servicios de TI, con 87 puntos sobre 100, en el informe anual de sostenibilidad de S&P Global, “The Sustainability Yearbook 2024”. 

Basado en la valoración de cerca de 9.400 empresas de todo el mundo que han realizado la Evaluación de Sostenibilidad Corporativa (CSA) anual, el informe más prestigioso de sostenibilidad sitúa a Indra como número 1 por delante de las 18 empresas de todo el mundo del sector de Servicios de TI incluidas en este exclusivo anuario y también del resto de compañías españolas que aparecen en él, siendo además la única empresa del Ibex 35 líder de su sector. 

Indra logra, además, la mejor puntuación de Servicios de TI en los pilares social y medioambiental. En este último, destacan con la máxima puntuación (100 puntos) los compromisos climáticos de Indra, que cuenta con objetivos de reducción de emisiones basados en la ciencia formalmente aprobados por la iniciativa SBTi desde 2021; así como la relevancia que otorga a la transparencia en cuestiones climáticas, que se evidencia, por ejemplo, en el informe de análisis de riesgos y oportunidades del Cambio Climático que publica en línea con el marco de referencia internacional del TCFD (Task Force on Climate Related Financial Disclosure).

En la dimensión social, Indra logra la máxima puntuación (100 puntos) por su transparencia en el reporte de información relativa a los profesionales y, en particular, a las cuestiones de género, ámbito en el que Indra cuenta con un 33% de mujeres en plantilla, un dato muy positivo teniendo en cuenta la escasez de perfiles STEM. También destaca el compromiso con el respeto a los Derechos Humanos, la formación o los sistemas y medidas para proteger la privacidad de los profesionales y de los clientes.

La cultura en gestión de riesgos, la seguridad de la información y los aspectos relacionados con el cumplimiento y la ética en los negocios, logran igualmente la máxima puntuación en el pilar de gobierno. También destaca la transparencia de Indra en materia de lobby, asociaciones y cuestiones fiscales. 

“En Indra seguimos apostando firmemente por la sostenibilidad y el plan estratégico Leading the Future reflejará nuestra ambición no solo por seguir siendo una empresa de referencia sino también por ayudar a nuestros clientes en su transformación sostenible. La innovación tecnológica tiene la capacidad de transformar sectores clave de la economía y en Indra tenemos una combinación única de conocimiento sectorial y capacidades digitales para poder hacerlo”, afirma Manuel Ausaverri, Chief Strategy Officer (CSO) de Indra y máximo responsable del área de sostenibilidad del grupo.

“The Sustainability Yearbook” basa su análisis en la información pública de las compañías evaluadas, pero también en la exhaustiva y prestigiosa Evaluación de Sostenibilidad Corporativa (CSA) de S&P, que, con más de 16.500 puntos de datos, se utiliza también para la elaboración del Dow Jones Sustainability Index (DJSI), en el que Indra permanece desde hace 18 años. El DJSI exige una mínima capitalización bursátil, por lo que “The Sustainability Yearbook” abre la competencia a otras empresas de menor tamaño, de ahí el mayor universo de participación.

Lucha contra el cambio climático

Indra también se ha consolidado esta semana como una de las compañías líderes en la lucha contra el cambio climático según el CDP (Carbon Disclosure Project), el índice de referencia mundial en esta materia que reconoce a las empresas que impulsan la transparencia y la acción medioambiental. La compañía ha obtenido una puntuación de A- que reconoce el liderazgo medioambiental y de divulgación de Indra, que cuenta con las mejores prácticas en estrategia y acción climática, según marcos como el TCFD.

Para alcanzar este nivel, Indra ha emprendido importantes acciones desde 2020, tales como establecer objetivos de reducción de emisiones basados en la ciencia y crear un plan ambicioso y realista de transición climática para todas las actividades del Grupo. El papel de la Comisión de Sostenibilidad del Consejo, realizando el seguimiento de los objetivos de descarbonización fijados y la implicación de la alta dirección, cuya remuneración está vinculada, entre otros, a la consecución de los objetivos climáticos, también han sido claves. 

Entre las iniciativas destacadas se encuentran el establecimiento de un precio interno al carbono que considera el factor CO2 en la toma de decisiones de la compañía, el impulso a la contratación de proveedores más verdes y la capacitación de los proveedores en el cálculo de sus emisiones a través de iniciativas de formación o la consideración de criterios de ecodiseño para reducir el impacto ambiental de los productos. También la mejora de la eficiencia energética y el incremento en el uso de energía verde que ya supone el 88% de la energía del grupo, la implementación de medidas de eficiencia energética en los centros de trabajo o la renovación de las certificaciones ambientales de los centros de trabajo (ISO 14001) y las certificaciones de Huella de Carbono (ISO 14064) de las principales sociedades del Grupo. 

Igualmente, Indra destaca como catalizador de soluciones tecnológicas que contribuyen a reducir las emisiones en sectores tan relevantes como la aviación o el transporte. También las innovadoras soluciones de gestión de la energía para facilitar la transición energética a un modelo de recursos distribuidos que integra las energías renovables de forma eficiente en el mix energético.

Más en Economía y Empresas