Para promover actividades de I+D+I y el desarrollo de talento especializado

Indra y la Universidad de Sevilla crean la cátedra “vigilancia espacial”

Indra y la Universidad de Sevilla han firmado hoy un acuerdo de colaboración y patrocinio para la creación de la Cátedra “Vigilancia Espacial” en la Universidad hispalense. Esta alianza tiene como objetivo el desarrollo conjunto de actividades de I+D+i, la promoción de actividades docentes y de investigación interdisciplinar vinculadas al sector espacial.

Gracias al acuerdo, rubricado por Miguel Ángel Castro, rector magnífico de la Universidad de Sevilla, y Miguel Ángel Morell, Chief Technology Officer (CTO) de Indra, se potenciarán trabajos académicos, proyectos fin de carrera y tesis doctorales ligados al desarrollo de nuevas tecnologías espaciales y que utilicen Inteligencia Artificial (IA) o big data, entre otras, así como oportunidades de colaboración con la Agencia Espacial Española (AEE).

Además, la colaboración entre ambas entidades permitirá la realización conjunta de actividades de I+D+i y cursos de postgrado y de alta especialización para alumnos y profesionales; el desarrollo de actividades promocionales, divulgativas, de estudio, formativas y de investigación; así como la organización de foros de encuentro entre académicos, empresarial y estudiantil. Tanto el nacimiento de la cátedra como su desarrollo están estrechamente vinculados a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sevilla (ETSI), donde se imparten el Grado de Ingeniería Aeroespacial y el Máster de Ingeniería Aeronáutica, que forman parte de la red de excelencia europea aeroespacial PEGASUS y en los que cada año se titulan alrededor de 150 estudiantes.

Durante el acto, el rector ha destacado la diversidad de posibilidades que plantea este acuerdo, entre las que destacó el desarrollo de microcredenciales, para las que la Unión Europea tiene aprobados 50 millones de euros en 2024 "de los cuales en torno a cuarta parte vendrá de Andalucía, y con carácter general el peso de la Universidad de Sevilla supone una cuarta parte de las universidades andaluzas, con lo que tendremos recursos económicos para abordar nuevos proyectos". El rector asimismo ha hecho referencia también por su relación con la cátedra de nueva creación a las inversiones que está recibiendo el Centro de Innovación de Vehículos Aéreos No Tripulados y Movilidad Aérea Urbana de Sevilla (CUAM, por sus siglas en inglés), que el pasado año recibió seis millones de euros para su puesta en marcha y que este año contará con nueve millones más.

WhatsApp Image 2024-01-23 at 17.01.47

“Este acuerdo con la Universidad de Sevilla es una muestra del compromiso de Indra con el talento andaluz y sevillano en un sector de futuro y de alta especialización en que la industria y los profesionales andaluces y españoles tienen la oportunidad de ser protagonistas”, ha explicado por su parte Miguel Ángel Morell, CTO de Indra.

El sector espacial está en plena ebullición por su enorme potencial y por los avances disruptivos que se están produciendo en los últimos años y se espera que crezca a tasas anuales del 6,97% hasta 2026. La economía y la seguridad y defensa de los países dependen cada vez más de los servicios prestados desde el espacio, lo que convierte a los satélites en un activo estratégico.

Indra ha jugado un papel clave en el desarrollo de las principales infraestructuras espaciales europeas, entre las que destaca el sistema Copernicus de observación de la Tierra o el Sistema Galileo de geoposicionamiento global. También ha desplegado el segmento terreno del satélite español Paz de observación de la Tierra y ha puesto en marcha Startical, empresa creada por Indra en colaboración con ENAIRE, que desplegará una constelación de más de 200 satélites para mejorar la gestión del tráfico aéreo en todo el mundo desde el espacio.

En Andalucía, Indra tiene presencia en todas las provincias, con siete centros principales, un laboratorio de innovación y dos oficias de proyecto, con alrededor de 2.500 profesionales. En Sevilla cuenta con 1.700 profesionales y tres centros de trabajo.

Más en Economía y Empresas