A punto de cumplir 100 años de historia, el presidente de Paradores, Pedro Saura, afirma que “están más vivos que nunca” y que buscan cumplir más objetivos en un futuro cercano

Paradores, el destino en sí mismo

photo_camera PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ - Stand de Paradores en FITUR

Si hay una señal de identidad clave en el turismo en España que combina la modernidad y la tradición esos son los Paradores nacionales. Podemos presumir de que en España se ha convertido toda una serie edificios históricos, conventos incluso castillos en unos centros hoteleros de primera magnitud. Hablamos de la cadena hotelera pública Paradores, y de su presidente, Pedro Saura

Este año tenemos nuevos retos para el turismo en cuanto a la invasión rusa de Ucrania y la crisis energética, ¿cómo se presenta para Paradores? 

Este es un FITUR distinto, más optimista, y así es como queremos afrontar el año. Ya el año pasado se han dado unos buenos resultados de ingresos y de beneficios, y ahora lo que queremos decir en FITUR al mundo y a los clientes es que Paradores va a afrontar como nadie esos cambios de la demanda. Hablamos de la seguridad sanitaria en los establecimientos, de la importancia del medio ambiente, las experiencias y el destino, tan importante como como la parte de la hostelería. Este mensaje de afrontar los cambios lo hemos querido trasmitir también a través de nuestro stand con el ADN de Paradores.

¿Qué ofertas hace Paradores? ¿Hablamos de calidad precio? 

Si comparamos con otras épocas, no había tanta importancia en esa calidad precio. Ahora el Parador es un destino en sí mismo. Hay muchos clientes que en realidad quieren ir no tanto al destino como al propio Parador. Y ahí es importante contarle lo que representa el Parador en la Historia y ofrecerle experiencias como la gastronomía. Creo que Paradores tiene una larga vida, ahora en el año 2028 vamos a cumplir 100 años, y la va a seguir teniendo porque el futuro del turismo ya lo cumple Paradores. 

¿Turismo nacional o internacional? 

Paradores puede responder a una demanda tanto nacional como internacional. Bien es verdad que queremos impulsar que más extranjeros nos visiten, y esos son los planes que tenemos en el plan estratégico. Es verdad que nuestros Paradores están llenos los findes de semana, pero hay muchos otros días y muchas temporadas que no son el verano donde tenemos disponibilidad, habitaciones y personal para dar un servicio. De cara al futuro, una de las palancas que queremos activar es la mayor presencia de extranjeros en Paradores. 

Nosotros, en la Asociación de Periodistas Europeos celebramos nuestro seminario de Defensa en el Parador de Toledo, donde las vistas y el servicio son magníficos, ¿se pretende apostar por este cliente de negocios? 

Sí, en lo que se llama MICE, el turismo de negocios en general, también tenemos que crecer. Todos los días nuestro equipo, que somos 4.300 personas repartidas por todo el territorio nacional, nos levantamos con la idea de mejorar y de hacerlo mejor que el día anterior porque nos debemos a esos clientes y porque ellos piden esa excelencia. Mejorar es también conocer mejor al cliente y saber lo que demanda. Ésa es otra línea estratégica en la que estamos trabajando.

Hay muchas demandas, como la cuestión de salud que tan importante ha sido durante estos dos años de pandemia, pero también hay otras realidades, ¿exagero si digo que ahora el wifi es más importante que la cama? 

Para muchos jóvenes le digo que es más importante el wifi que la cama. A lo mejor la gente de nuestra generación no lo entendería, pero si tenemos problemas con el wifi en un parador, tenemos más problemas con la gente joven.  

Creo que tenemos retos por delante y esperamos hacerle frente como respondimos a la seguridad sanitaria. Nosotros en la pandemia hicimos unos protocolos que modestamente siguió la competencia, unos protocolos para preservar la seguridad sanitaria en aquel momento: las pinzas, las separaciones o los turnos para ir a desayunar.  

Luego también tenemos la ventaja de que los Paradores son espacios abiertos y grandes, y eso también ayuda a que las condiciones sanitarias sean mejor en Paradores. Todo eso funcionó y la gente nos lo reconoció en la pandemia y después de ella. 

¿Se han reformado o se han creado nuevos paradores? 

Hemos inaugurado el parador número 47 en la Costa da Morte, en Galicia, un Parador que merece la pena porque tiene las últimas tendencias. También hemos hecho una remodelación en Lerma que también merece la pena. Hay tres paradores que estamos construyendo con Turespaña y que entre este año y el que viene se pondrán en marcha. Estos están en Ibiza, en Veruela (Aragón) y en Molina de Aragón (Castilla La Mancha), y harán en número 100 de Paradores. Estamos encantados de incrementar la oferta, pero lo que estamos ahora muy centrados es en mejorar y responder ante las demandas en esos 100 paradores. 

pedro-saura-bienvenida

Impulsado también esa modernidad y tradición que permite, como decía usted, que la gente joven pueda ir a Paradores. 

Esa es la idea. El estand que tenemos aquí es una alegoría a Paradores, es tierra y cielo. De la tierra salen los edificios donde se construye la historia – en paradores se ha construido parte de la Historia de España – pero a la par estamos mirando el cielo, estamos mirando el futuro, nuevas demandas, la sostenibilidad, nuevos paquetes de productos, y esto es lo que queremos decirle al mundo con nuestro stand, que somos pasado y futuro. Entre la tierra y el cielo está el paraíso. 

Viendo Juego de Tronos, también en Paradores se podrían grabar series. 

Ese es otro ángulo del turismo, el cinematográfico. Hay varios paradores que se han utilizado para películas o para series.  

Al fin, queremos decir en FITUR que la compañía sigue viva, que han pasado casi 100 años, y que tiene más sentido que nunca ir a Paradores porque el futuro va con esta compañía.