La evolución de las negociaciones entre la UE y el Reino Unido inquieta a un sector que ha venido experimentando un notable crecimiento

Los productores británicos de alimentos orgánicos, preocupados por tener un Brexit sin acuerdo

AFP/ ATTA KENARE - Almacén de distribución de frutas

La Federación de Alimentos y Bebidas del Reino Unido (FDF) y otras 30 organizaciones del sector remitieron a mediados de septiembre una carta oficial a los responsables británicos de las negociaciones sobre el Brexit en la que expresaron su preocupación por el futuro del comercio y la certificación de productos orgánicos entre este país y la UE.

La carta advierte sobre el impacto perjudicial que podría tener sobre el mercado de los productos orgánicos el no lograr un acuerdo antes de final de año y señala que las exportaciones de estos alimentos podrían verse excluidas del mercado europeo.

Boris Johnson, primer ministrio británico

Tal como recoge Confectionery Production, las ventas globales de productos orgánicos rozan ya los 100.000 millones de libras al año y el Reino Unido es el noveno mercado más grande del mundo. En concreto, las ventas en este país aumentaron notablemente durante el confinamiento y muy probablemente superen los 2.600 millones de libras a finales de este ejercicio, más de 100 millones de libras por encima de las previsiones más optimistas.

Sin embargo, a menos que se asegure la “equivalencia” de los estándares en la materia como parte de las negociaciones, el Reino Unido perderá el acceso a los mercados de la UE de forma automática el 31 de diciembre, lo que acarrearía problemas muy serios para un sector en rápido crecimiento.

En este sentido, los certificados emitidos por las autoridades y organismos de control en el Reino Unido ya no serán válidos para los productos orgánicos comercializados en la UE después del final del período de transición y también se entorpecería la comercialización en el sentido contrario.

Por otra parte, el etiquetado de origen de los productos alimenticios deberá distinguir los alimentos del Reino Unido como de origen no comunitario

Los fabricantes de Irlanda del Norte podrían además perder el acceso a algunas fuentes esenciales de ingredientes orgánicos y productos de Gran Bretaña a favor de bienes procedentes de los Estados miembros de la UE, que no necesitarían requisitos de certificación adicionales.

Por otra parte, el etiquetado de origen de los productos alimenticios deberá distinguir los alimentos del Reino Unido como de origen no comunitario, por lo que la etiqueta de los productos orgánicos deberá mostrar “Agricultura no perteneciente a la UE” cuando la materia prima se haya cultivado fuera de la UE, como sería el caso del Reino Unido a partir del 1 de enero.

El presidente de The UK Organic Certifiers Group, Roger Kerr, resaltó al respecto que “el mercado de alimentos orgánicos es una parte esencial y en crecimiento de la economía y de las importaciones y exportaciones del Reino Unido, pero es uno de los pocos sectores que potencialmente se enfrentan a la exclusión de un mercado vital si no se logra un acuerdo de reconocimiento mutuo antes de la fecha límite”.

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato