El Sindicato de Médicos de Sudán alerta sobre la difícil situación existente

Colapsa el sistema sanitario en Darfur y prosiguen los bombardeos en Sudán pese a la tregua

AP/ABD RAOUF - Convoy de tropas gubernamentales en el pueblo de Tabit, en la región norte de Darfur en Sudán
AP/ABD RAOUF - Convoy de tropas gubernamentales en el pueblo de Tabit, en la región norte de Darfur en Sudán

El sistema sanitario en el estado de Darfur Oeste, en la frontera con Chad, “ha colapsado totalmente” debido a los combates étnicos que han dejado a decenas de muertos y cientos de heridos, mientras prosiguen los bombardeos en Jartum pese a las consecutivas treguas entre el Ejército regular y el poderoso grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR).

Según dijo este martes el Sindicato de Médicos de Sudán, en la ciudad Al-Geneina, la capital de Darfur Oeste, “en medio de un colapso total de la situación sanitaria (...) hemos podido contabilizar 94 muertos y continúa el recuento, mientras centenares de personas han resultado heridas como consecuencia de los bárbaros combates” étnicos ligados al actual conflicto en el país.

“Los establecimientos sanitarios fueron atacados y saqueados, así como los campamentos de desplazados”, afirmó la nota, y subrayó que casi todos los hospitales y clínicas han quedado fuera de servicio.

Esta situación “obligó a las organizaciones humanitarias a realizar una evacuación de emergencia de sus equipos hacia Chad, con excepción de una parte del equipo de la Media Luna Roja que ayuda en la evacuación de los cadáveres amontonados después de los recientes enfrentamientos”, añadió.

El Ejército de Sudán, enfrentado desde el pasado 15 de abril con las FAR, había advertido que la situación en Darfur Oeste es “complicada” al haberse desatado “conflictos tribales”, mientras que varias ONG y agencias de la ONU han denunciado saqueos y destrucción de sus instalaciones en esa región.

Darfur Oeste, escenario entre 2003 y 2008 de un conflicto étnico que segó la vida de 300.000 personas, es uno de los feudos de las FAR, puesto que muchos de sus combatientes son oriundos de esa zona.

“Llamamos a todas las conciencias vivas (...) a las organizaciones humanitarias a rescatar a las víctimas de esa guerra absurda y de los combates indiscriminados entre bandas armadas, y a brindar una mano amiga para evacuar a los heridos, proteger a los enfermos, mujeres, ancianos y niños, e intervenir inmediatamente para salvar la ciudad y sus habitantes”, añadió la nota.

En Jartum, donde se multiplican también las advertencias sobre el deterioro de la situación humanitaria y sanitaria, prosiguieron los sonidos de bombarderos en el segundo día de la nueva tregua, la tercera consecutiva de 72, que entró en vigor en las 22.00 GMT del domingo.

Según testigos y medios locales, se oyen desde primeras horas de la mañana sonidos de bombardeos y ataques artilleros en la región del aeropuerto, norte de Jartum, así como en el sur de la ciudad de Um Dorman, vecina de la capital, aunque no se ha informado de víctimas.

Tanto el Ejército como los paramilitares siguen acusándose unos a otros de atacar regiones residenciales e instalaciones sanitarias o de aprovecharse de las consecutivas treguas, conseguidas con la mediación de Estados Unidos y Arabia Saudí, para reforzar sus posiciones en Jartum.

Pese a que no han sido respetadas por las partes beligerantes, esas treguas han permitido la evacuación de miles de extranjeros y el desplazamiento de decenas de miles de personas a zonas más seguras o a países vecinos, principalmente Chad, Sudán del Sur y Egipto.

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato