Por un diálogo saharaui democrático

El Movimiento Saharauis por la Paz (MSP) insta a un debate abierto y plural en el seno del Frente Polisario para su reforma
<p>Bachir Mustafa Sayed - AP/PAUL WHITE&nbsp;</p>
Bachir Mustafa Sayed - AP/PAUL WHITE 

El Movimiento Saharauis por la Paz (MSP) ha emitido un comunicado oficial en el que exige al Frente Polisario la celebración de un debate abierto y plural para su reforma, descartando así las palabras del hermano del fundador del Polisario, Bachir Mustafá Sayed, quien convocaba una conferencia nacional que estaría limitado a activistas y comisarios de la organización para “salvar” el proceso de reforma y evitar el colapso. 

El MSP denuncia el “estado de agonía” que sufre el Frente Polisario y exige un proceso abierto con la participación de todas las corrientes existentes, incluidos representantes del propio MSP, con un diálogo además a celebrar en un país neutral con observadores internacionales. 

A continuación, se reproduce el comunicado oficial del MSP:

Por un diálogo saharaui democrático

Las declaraciones del hermano del fundador del Frente Polisario, Bachir Mustafá Sayed, confirman el diagnóstico y los pronósticos del MSP en cuanto a la crisis profunda que atraviesa en la actualidad el viejo movimiento armado y la incertidumbre que planea sobre su futuro.

El llamamiento hecho por el que era hasta hace poco “número dos” de la cúpula del Polisario convocando con carácter de urgencia a una conferencia nacional para “salvar” o enderezar el proceso y evitar su colapso refleja no solo el estado de pánico que invade al viejo liderazgo, sino sobre todo la gravedad de la crisis y el estado de agonía en el que se encuentra el movimiento guerrillero creado en los años setenta del siglo pasado.

La receta que propone el antiguo número dos es, sencillamente, errónea y difícilmente puede contribuir a subsanar la variedad de males que carcomen las estructuras, la credibilidad y la imagen del Polisario en 2024. Convocar una enésima “conferencia nacional” limitada a los activistas y comisarios de las instancias de la organización será un esfuerzo inútil, más de lo mismo, un simple paño caliente que solo prolongará el estado de coma. 

Desde el MSP recomendamos la apertura de un debate serio, una reflexión profunda en un ambiente de libertad y democracia y a partir de una agenda abierta a todas las opciones y con la participación de representantes del Movimiento Saharauis por la Paz y de otras corrientes políticas opositoras, así como una representación amplia de la autoridad tradicional y de la sociedad civil saharaui. Otra condición indispensable para que sea una cita histórica y decisiva en pro del diálogo y la paz tiene que ver con el lugar, es decir, que sea en un país neutral y contar con la presencia de observadores internacionales.