Fomentar el comercio y la prosperidad es la única solución al conflicto entre Palestina e Israel

El eurodiputado del Partido Popular Antonio López Istúriz repasó en el programa “De cara al mundo” la actualidad del conflicto en Gaza y las soluciones y propuestas de la Unión Europea
PHOTO/REDES - Antonio López Istúriz, eurodiputado y presidente de la Comisión de Relaciones con Israel
Antonio López Istúriz, eurodiputado y presidente de la Comisión de Relaciones con Israel - PHOTO/REDES

Antonio López Istúriz, eurodiputado del Partido Popular, atendió a los micrófonos de “De Cara al Mundo” en los estudios de Onda Madrid en calidad de político y experto en política internacional para desarrollar las consecuencias que puede tener el avance de las políticas de países como Irán en torno a la situación actual en Oriente Medio, marcada por la guerra de Gaza entre Israel y Hamás.  

Señor López Istúriz, ¿han conseguido ustedes convencer en el Parlamento Europeo del riesgo que supone Irán y su política expansionista? Porque no parece que el señor Josep Borrell esté mucho en esa onda. 

Lamentablemente, ha tenido que ser al final, pero el último informe aprobado del Parlamento Europeo en su última sesión ha sido un revés enorme para una política completamente desnortada del señor Borrell y de la Alta Representación de la Comisión Europea a nivel de materias exteriores. Nada que ver con la actitud de la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, que en esto ha sido siempre muy específica sobre el peligro del régimen iraní. El informe es demoledor. 

Acusa y condena a Irán no solamente por los ataques de misiles contra Israel, la primera vez que ocurre un ataque directo, sino por lo que sabíamos todos y que públicamente no se había puesto sobre un papel que Irán ha estado detrás de los ataques del 7 de octubre a través de Hamás, de los ataques constantes desde el norte, desde el sur del Líbano, a través de Hezbollah, de todas sus filiales terroristas, de los hutíes, que están acosando a los barcos internacionales europeos en aguas del mar Rojo y en zonas calientes del planeta. 

El informe no se ha quedado cojo. Todo lo contrario, denuncia una realidad, una realidad de un régimen teocrático militarizado porque se está bunkerizando frente a la población iraní. Este no es un informe contra el régimen ni contra el pueblo iraní, que está constantemente sufriendo persecución y tortura, muchísimos disidentes políticos, mujeres que mueren, alguna de ellas que ha sido premio Sajarov, como sabemos, como Mía Zahairi. 

Estamos intentando llamar la atención sobre un régimen totalmente antieuropeo, antioccidental, que no soporta nuestra forma de vida y que está actuando por todos los medios para desestabilizar Oriente Medio.

Una mujer camina después de que la policía moral cerrara en una calle de Teherán, Irán, 6 de diciembre de 2022
WANA/MAJID ASGARIPOUR via REUTERS
Una mujer camina después de que la policía moral cerrara en una calle de Teherán, Irán, 6 de diciembre de 2022 - WANA/MAJID ASGARIPOUR via REUTERS

¿Usted diferenciaba el pueblo iraní de su régimen de ayatolás? Habría que diferenciar, entre Hamás, que es el grupo afín a los intereses de Irán, con el pueblo palestino, porque hay esa identificación, en ese secuestro es donde radica buena parte del problema a la hora de abordar lo que puede ser el reconocimiento de un Estado o la causa palestinos, o dar una solución, efectivamente, a un pueblo como el palestino que necesita su Estado, pero necesita un Estado viable con las instituciones y las estructuras viables para poder vivir dignamente. 

Con cierto paralelismo con el avance de los populismos en Europa y en el mundo occidental, de extrema izquierda y derecha. En ese mundo también ha ocurrido, después de los Acuerdos de Oslo, con el movimiento Al-Fatah, se creó la Autoridad Palestina en manos de Al-Fatah, que ha sido realmente un océano de corrupción en el cual el pueblo palestino no confiaba y confió en opciones más extremas, populistas, como Hamás o Hezbollah, eso es lo que ha ocurrido, desgraciadamente.  

Pero con una pequeña diferencia. En este punto del planeta los movimientos populistas son también terroristas. Y de Hamás, al final, todos los políticos democráticos que querían una solución para el tema de Palestina, junto con Israel y con las grandes potencias, están fuera de Palestina, están viviendo en países árabes, exiliados, o han sido asesinados por estas organizaciones terroristas. 

Este es el problema, y la población palestina no se ve representada en estos momentos y asumen esa representación falsamente, organizaciones terroristas como Hamás, y eso es lo que no se puede permitir si queremos una solución, que es la solución que preconiza la Unión Europea desde hace tiempo, que es la de los dos Estados; tiene que ser una Palestina libre de todas estas influencias de organizaciones terroristas que sirven a los intereses exteriores del régimen iraní. 

No se soluciona con giras europeas, como la que ha hecho el señor Pedro Sánchez, que sabemos que se paseó por Europa, yendo a Irlanda, país tradicionalmente unido, lógicamente, por razones históricas, a la cuestión de la independencia de Irlanda del Norte, de los movimientos más extremistas en Palestina, y luego Noruega, que quiero recordar a todos los oyentes, que no es miembro de la Unión Europea, o sea, que no se sienta con los líderes europeos. 

El resto de 26 Estados miembros, incluso primeros ministros socialistas, le han dado la espalda a Sánchez, porque lo que todo el mundo quiere es una solución, al final, para que haya un Estado Palestino y un Estado israelí, pero en condiciones en las cuales Palestina no esté en manos de organizaciones terroristas, es una lógica aplastante.

Brigadas Al-Quds - PHOTO/ARCHIVO
Brigadas Al-Quds - PHOTO/ARCHIVO

Hay quien piensa que es normal el despliegue de las brigadas , de la Guardia Revolucionaria de Irán, en países de la región, además de Hamás en Gaza, Hezbollah en el Líbano, los hutíes en Yemen, pero también en países como Siria e Irak, lo que es absolutamente inaceptable. 

En el informe pedimos la ilegalización y el reconocimiento como organización terrorista de la Guardia Revolucionaria de Irán y de las brigadas Al-Quds, frente a la resistencia del señor Borrell durante años y de la Alta Representación europea que él dirigía. 

El nuevo Parlamento a partir de julio y las instituciones europeas van a ser más contundentes con este fenómeno. Europa y la cabeza de Occidente no se pueden permitir más conversaciones con regímenes como el de Teherán, que siempre que se les ha dado una pequeña concesión, ellos lo han interpretado, esto es igual que el régimen de Maduro en Venezuela, o el régimen de Putin en Rusia, o el de Erdogan en Turquía, cualquier confesión ha sido interpretada como una debilidad, no como un inicio de negociación, sino como una debilidad. 

Fíjense ustedes que dos o tres semanas antes de los ataques del 7 de octubre a Israel, Estados Unidos había descongelado fondos del régimen iraní, como un gesto de buena voluntad por parte del Gobierno Biden y mire cuál fue el resultado. Así lo ven ellos, estos regímenes eso lo ven como debilidad y no lo podemos permitir, tenemos que ser francamente mucho más duros para defender nuestra libertad y democracia.

Brigadas Al-Quds - PHOTO/ARCHIVO

Señor López Isturiz, a nosotros nos preocupa especialmente la influencia que está ganando, que está intentando ganar en el Sahel, Irán, un poco de la mano de Argelia. Ha suministrado drones al Frente Polisario para intentar atacar lugares como Esmara en el Sáhara. El Sahel es nuestro patio de atrás, en ese sentido, en el informe se hace hincapié en la necesidad de prestar mucha más atención porque la desestabilización del Sahel, donde Rusia y los grupos terroristas se están moviendo de una manera muy preocupante, nos desestabiliza a nosotros. 

Los españoles, por ejemplo, estamos muy distraídos con el asunto de Ucrania y Rusia, yo estoy la verdad que muy orgulloso de que todavía la sociedad española siga apoyando la causa de los ucranianos, que saben que es la nuestra, la defensa de nuestros principios y valores, y, por lo tanto, no se cuestiona desde la sociedad española, afortunadamente, a pesar de que el Gobierno español es el que menos invierte en ayudar a los ucranianos, a la altura de Nueva Zelanda o Japón en ayuda a Ucrania, recordemos aquellos famosos 10 tanques Leopard que mandamos con gran bombo y platillo, de los que solo llegaron 6 porque 4 estaban estropeados. 

Esta es la contribución del Gobierno Sánchez para la defensa de nuestras libertades y principios. Rusia tiene una estrategia de pinza, por el norte es Ucrania, pero por el sur hay una desestabilización enorme que juega en beneficio de estos países autocráticos, donde en estos momentos bandas armadas financiadas por los rusos, como es el grupo Wagner, los chinos, los iraníes están en estos momentos actuando para desestabilizar completamente todo el norte de África. 

¿Con qué fin? 

Provocar una presión enorme migratoria y de seguridad sobre Europa por el flanco sur, y españoles, italianos y griegos tienen que reaccionar sobre esto, porque es un movimiento de pinza que no podemos permitir los europeos. Nos han sacado de África. A los franceses los han sacado a patadas, y ya no tenemos ningún control sobre la zona. Esto requiere de las próximas instituciones europeas y del próximo parlamento reacción inmediata.

Región del Sahel - PHOTO/FILE
Región del Sahel - PHOTO/FILE

Ahí es relevante la iniciativa de Marruecos, respaldada por Estados Unidos, de esa fachada atlántica, que permita, entre otras cuestiones, a estos países del Sahel, Burkina Faso, Níger, Chad, Mali, poder comercializar sus productos a través del Atlántico, y crear unas relaciones económicas y sociales que puedan fortalecer las instituciones y evitar esas influencias terroristas, por un lado, y de grupos proiraníes y prorrusos. 

Como ocurrió con la creación de la Unión Europea, países que se mataban, países que durante siglos estuvieron matándose, Francia, España, Inglaterra, Alemania... al final llevamos 80 años ahora sentados gracias al comercio y a la prosperidad económica, que nos ha traído un Estado del bienestar que no tiene paralelo en el mundo entero. 

Los Acuerdos de Abraham en Oriente Medio es un tímido intento, con la aproximación de los países árabes a Israel, pero hacer líneas de comercio y traer prosperidad es la única manera de acabar con la inestabilidad política. 

Esta iniciativa también es buena, y España y los países europeos debieron estar también en primera línea favoreciendo el desarrollo económico en países africanos, no solamente mandando ayuda humanitaria, que al final nunca sabemos en manos de quién acaba, sino creando un espacio de prosperidad y de economía que ayude a esos países y a la gente a no moverse, a disfrutar de no tener que verse obligados a cambiar de país, a emigrar y no estar sometidos constantemente a grupos terroristas, armados, financiados por autocracias cuyo objetivo final es desestabilizar el mundo occidental y los principios de la democracia y libertad.