El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se reúne en Ankara con el asesor de seguridad nacional emiratí, el jeque Tahnoun bin Zayed al-Nahayan, para acercar posturas tras décadas de rivalidad

La inversión emiratí en Turquía abre el camino para la reconciliación entre Ankara y Abu Dabi

photo_camera PHOTO/Oficina de Prensa Presidencial/Handout via REUTERS - El presidente turco Tayyip Erdogan se reúne con el asesor de seguridad nacional de los EAU, el jeque Tahnoun bin Zayed al-Nahyan, en Ankara, Turquía, el 18 de agosto de 2021

La acérrima rivalidad regional entre Turquía y Emiratos entra en un nuevo escenario. Ankara y Abu Dabi, enemigos declarados en Oriente Medio, trabajan para suturar las heridas en sus relaciones bilaterales tras décadas de enfrentamiento político y militar. Este miércoles, ambas partes sentaron las bases de una posible reconciliación que podría suponer incluso el inicio de una estrecha colaboración en diversas áreas.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, recibió en Ankara al consejero de Seguridad Nacional de los Emiratos Árabes Unidos, el jeque Tahnoun bin Zayed al-Nahyan, uno de los vástagos del fundador del país e integrante del núcleo duro del régimen. Ambos acercaron posturas y negociaron sobre posibles vías de cooperación. En este sentido, las partes coincidieron en haber logrado un avance significativo.

turquia emiratos reunion

Los términos de la conversación giraron en torno a una posible inversión emiratí en Turquía. “Tienen un objetivo de inversión muy serio, un plan de inversión”, declaró Erdogan durante una entrevista emitida tras la reunión. “Hemos discutido qué tipo de inversiones podrían realizarse y en qué áreas”, subrayó el mandatario. El país otomano atraviesa una delicada situación económica causada por la acuciante inflación y la galopante devaluación de la lira. Ankara es consciente de la necesidad de atraer capital extranjero capaz de reflotar su hacienda, y Abu Dabi es a su vez conocedor de la necesidad de su interlocutor.

“Desde hace varios meses... empezando por nuestra unidad de inteligencia, al mantener algunas conversaciones con la administración de Abu Dabi, hemos llegado a un cierto punto”, declaró el líder turco. “También estoy considerando reunirme con el jeque Mohamed bin Zayed", reveló Erdogan. Toda una declaración de intenciones que, de materializarse, abriría un nuevo capítulo en las relaciones diplomáticas entre ambos países y redefiniría el orden geopolítico no solo en la región, sino a gran escala.

turquia emiratos reunion

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, había asegurado previamente que no existía “ningún motivo” para mejorar sus relaciones con los Emiratos Árabes Unidos. Sin embargo, el diplomático es el arquitecto de la cita mantenida en el Complejo presidencial. Al parecer, Cavosuglu llamó a su homólogo emiratí, Abdullah bin Zayed, para felicitarle el mes sagrado de Ramadán. A partir de ahí empezó a cocinarse el acercamiento. Medios locales confirman, además, que el titular de Exteriores turco ha hecho lo propio con los representantes de Jordania e Israel.

“Histórica y positiva”, así catalogó la reunión el exministro de Asuntos Exteriores emiratí, Anwar Gargash. El actual asesor diplomático del presidente Jalifa bin Zayed al-Nahyan, especialmente crítico con la agenda expansionista de Erdogan, elogió el principio de distensión. “EAU continúa construyendo puentes y consolidando relaciones”, trasladó a través de Twitter. El consejero de cabecera del presidente emiratí insistió en esta línea: “La divergencia de actitudes hacia algunos temas no obstaculizará la comunicación y la mejora de las oportunidades de estabilidad, prosperidad y desarrollo”.

turquia emiratos reunion

La reunión marca un punto de inflexión en Oriente Medio, iniciado a raíz de los acuerdos de Al-Ula. En la cumbre, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahréin normalizaron sus relaciones con Qatar, único socio turco de envergadura en la región. El objetivo entonces era frenar el respaldo de Doha a los Hermanos Musulmanes, una agenda común con Turquía. De hecho, este punto constituye el origen de las fricciones entre Ankara y Abu Dhabi, así como de Ankara con El Cairo y Riad.

Las desavenencias comenzaron con el apoyo de Erdogan al islamismo político tras el estallido revolucionario de 2011, y continuaron con los conflictos bélicos en Siria, Libia y Yemen. El presidente turco consideró la Primavera Árabe como una oportunidad para tumbar el ‘statu quo’ establecido en la región e imponer su agenda, sin embargo, las monarquías del Golfo, entre ellas Emiratos, interpretaron sus aspiraciones como una amenaza a su estabilidad. A partir de ahí, el respaldo a diferentes bandos en Libia, la disparidad de criterios en Yemen y Siria o el cruce de críticas en materia de política exterior marcó la ruptura.

turquia emiratos reunion

Años después, las piezas parecen volver a encajar. El acercamiento entre Turquía y Emiratos se enmarca en los denodados intentos de la diplomacia turca por destensar las relaciones con sus vecinos. Turquía pasa por una situación de debilidad, a raíz de la crisis causada por la COVID-19 y la disputa de los hidrocarburos en aguas del Mediterráneo oriental, entre otras, por lo que necesita refuerzo externo. Hasta el momento, la estrategia de apaciguamiento impulsada por Ankara había tenido escaso éxito. Si bien habían acercado posturas con Arabia Saudí y Egipto, faltaba la aprobación de Emiratos para conseguir la tríada. Ahora parece comenzar a consumarse.

Abiy Ahmed, en Turquía
turquia emiratos reunion

El primer ministro de Etiopía y Nobel de la Paz, Abiy Ahmed, ha viajado este jueves a la capital otomana, donde mantendrá una cumbre bilateral con el presidente Erdogan. La visita coincide con el 125 aniversario del inicio del establecimiento de sus relaciones bilaterales, sin embargo, el contexto es menos amistoso para Ahmed. El líder etíope busca socios en el exterior al mismo tiempo que el conflicto en Tigray se gangrena. El propio Ahmed tuvo que hacer un llamado a los ciudadanos para alistarse al Ejército mientras la disputa se expande a otras regiones.

Este no es el único problema que arrastra el jefe de Gobierno africano. Los términos de la Gran Presa del Renacimiento etíope, que irritan en Egipto y Sudán, así como su disputa fronteriza con este último, suponen un quebradero de cabeza para Ahmed. En este contexto, Erdogan emerge como figura mediadora con intereses en el continente.

Más en Política
Josua Harris usa argelia
En vísperas de las elecciones presidenciales de noviembre, el presidente Joe Biden no tiene intención de abandonar la Casa Blanca sin haber dejado su impronta sobre el papel de los Estados Unidos de América en la resolución del largo conflicto entre Argelia y Marruecos

Joe Biden nombra al "Sr. Sáhara" embajador en Argel