Este ataque se ha producido poco antes de la visita de Antony Blinken a Oriente Medio. Irán tendrá un papel clave dentro de su agenda, así como la nueva oleada de violencia entre Israel y Palestina

Israel estaría detrás del ataque a la instalación militar de Isfahán, según altos funcionarios estadounidenses

photo_camera PHOTO/ WANA (West Asia News Agency) via REUTERS - Las autoridades iraníes, que continúan investigando los hechos, todavía no han acusado a ningún país del ataque

Durante la madrugada del sábado se produjo un ataque con drones contra una instalación del Ministerio de Defensa de Irán ubicada en la ciudad de Isfahán. Este complejo militar constituye un centro de producción de drones y misiles -muchos de los cuales son enviados a grupos terroristas afines a Irán en Oriente Medio o al Ejército ruso durante la guerra en Ucrania-, así como un almacén de municiones. Las autoridades iraníes, que continúan investigando los hechos, todavía no han acusado a ningún país del bombardeo. Además del ataque contra la instalación de Isfahán, en la ciudad de Tabriz se produjo un incendio en una refinería de petróleo.

El ministro de Asuntos Exteriores, Hossein Amir-Abdollahian, ya se ha pronunciado al respecto, tachando el ataque de “cobarde” y afirmando que su objetivo es crear “inseguridad” en el país. El jefe de la diplomacia iraní también ha recalcado que estos sucesos no frenarán “el trabajo nuclear pacífico” de Irán.

Respecto a los sucesos de este fin de semana, el Ministerio de Defensa ha señalado que el ataque se realizó con tres drones, dos de ellos derribados, según informa Reuters. El tercero logró impactar contra la instalación militar, aunque solo causó “daños menores” en el techo del edificio. De acuerdo con el Ministerio, el ataque tampoco ha provocado víctimas.

Sin embargo, fuentes de inteligencia occidentales reconocieron a The Jerusalem Post que el ataque contra la instalación militar iraní que “desarrolla armas avanzadas” fue “un gran éxito”, y así lo demuestran los vídeos que circulan en redes sociales.

A pesar de que Teherán todavía no ha acusado oficialmente a ningún país de estar detrás del ataque, varios altos cargos estadounidenses han señalado a medios como The New York Times, The Wall Street Journal o Reuters, que Israel estaría involucrado en los sucesos. La agencia de noticias también ha recogido las declaraciones de un diputado iraní, Hossein Mirzaie, en las que afirma que existen “fuertes especulaciones” sobre el papel de Israel en el bombardeo contra el complejo militar de Isfahán.

Este ataque contra instalaciones iraníes sería el primero bajo el nuevo gobierno liderado por Benjamín Netanyahu y se sumaría a la lista de acciones contra Irán organizadas desde el Estado hebreo con el objetivo de obstaculizar el programa nuclear de Teherán, así como de reforzar la seguridad nacional.

En varias ocasiones, Irán ha acusado a Israel de llevar a cabo actos hostiles contra instalaciones nucleares, militares o miembros de las fuerzas de seguridad. Teherán ha responsabilizado a agentes israelíes de, por ejemplo, el corte de electricidad en la planta de Natanz en 2021, así como del asesinato en 2020 del científico Mohsen Fajrizadeh, conocido como el padre del programa nuclear iraní.

Tras la muerte de Sayyad Kohadei, un coronel de la Guardia Revolucionaria tiroteado a las puertas de su casa el pasado mes de mayo, Teherán acusó a “enemigos jurados” del régimen. De acuerdo con The New York Times, Israel informó a Washington sobre el asesinato de Kohadei, líder de una unidad iraní encargada de secuestrar y matar israelíes en distintos lugares del mundo, según Jerusalén.

iran-amir-abdollahain

Los funcionarios estadounidenses consultados por The New York Times han revelado que el ataque fue obra del Mossad y responde a “las preocupaciones de Israel sobre su propia seguridad”. El periódico recuerda que Isfahán es un relevante centro de producción, investigación y desarrollo de misiles, incluidos los Shabab de medio alcance que pueden llegar a Israel. Asimismo, la ciudad alberga varias instalaciones de investigación nuclear. Por lo tanto, de acuerdo con las fuentes, el ataque no estaría relacionado con la exportación de drones iraníes al Ejército ruso durante la guerra en Ucrania.

El enfrentamiento entre Israel e Irán se libra en otros lugares de Oriente Medio en los que Teherán respalda militarmente a sus grupos afines, como ocurre en Siria o en el Líbano con Hezbolá. Incluso, de acuerdo con un informe de un analista militar israelí publicado en Walla News en 2021, Irán estaría suministrando armas a Hamás a través de Yemen y Sudán. Con el fin de impedir que las armas iraníes lleguen a milicias vinculadas a Teherán, Israel ha atacado en varias ocasiones el aeropuerto de Damasco o el puerto de Latakia, asegurando que las operaciones tenían como objetivo destruir cargamentos de armas provenientes de Irán.

netanyahu-israel
Blinken aterriza en Oriente Medio poco después del ataque a Isfahán

Estados Unidos, por su parte, ha negado su participación en el ataque a través del portavoz del Pentágono, Patrick Ryder. No obstante, este suceso se produce poco después de que Israel y Estados Unidos finalizasen unas maniobras militares conjuntas en las que, además de reforzar la cooperación, abordaron maneras de enfrentar las amenazas de Irán.

Las fuentes de The Wall Street Journal recalcan que el ataque tras los ejercicios militares podría tener como objetivo “enviar un mensaje” al régimen de Teherán. El periódico estadounidense también cita al nuevo jefe del Ejército de Israel, Herzi Halevi, quien la semana pasada señaló que su país y Estados Unidos “se estaban preparando para lo peor”.

Además de las maniobras militares conjuntas, este ataque se produce días después de la visita a Israel del director de la CIA, Williams Burns, y antes del viaje por la región del secretario de Estado, Antony Blinken.

blinken-usa-middle-east-egypt

El jefe de la diplomacia estadounidense ha comenzado su gira regional en Egipto, desde donde viajará a Israel para reunirse con Netanyahu y con otros miembros del ejecutivo israelí, como el ministro de Exteriores, Eli Cohen. Igualmente, Blinken se trasladará a Cisjordania para dialogar con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, y con otros altos funcionarios palestinos.

Durante sus reuniones en Israel y Cisjordania, Blinken destacará la necesidad de reducir las tensiones actuales con el objetivo de “poner fin al ciclo de violencia que se ha cobrado demasiadas vidas inocentes”, según señala un comunicado del Departamento de Estado. Blinken llega a Oriente Medio en un momento especialmente delicado después de dos atentados palestinos -uno de ellos contra una sinagoga de Jerusalén- que han causado siete muertos y varios heridos. Estos ataques se llevaron a cabo como respuesta a una redada del Ejército israelí en Yenin que se saldó con nueve fallecidos.

Además de recalcar la importancia de rebajar tensiones, Blinken también abordará con sus socios israelíes las amenazas que representa Irán. Durante una entrevista con Al-Arabiya poco antes de su viaje, el secretario de Estado afirmó que en Washington “están decididos a que Irán no adquiera un arma nuclear”. Blinken subrayó que “todas las opciones están sobre la mesa” para garantizar que esto no suceda.

“Hay que seguir muy de cerca la visita de Antony Blinken a la región: la cuestión de Irán continuará en la agenda de Washington”, destaca a Atalayar el analista iraní, Daniel Bashandeh. “Lo que parece que está claro es que las tensiones en la región van en aumento”, añade, respecto al reciente ataque contra la instalación militar iraní.

shahab-iran

El ataque de Isfahán puede tener varias lecturas y dimensiones que responden al papel que está teniendo Irán a nivel regional e internacional. Además de la fuerte confrontación entre Teherán y Jerusalén, las tensiones entre el régimen de los ayatolás y Occidente ha aumentado en los últimos meses debido al respaldo militar iraní a Rusia durante la guerra en Ucrania y a las protestas que comenzaron el pasado mes de septiembre. Los países occidentales han criticado y condenado la brutal represión empleada por las autoridades contra los manifestantes, mientras que Teherán ha acusado a naciones como Reino Unido, Francia, Alemania, Israel o Estados Unidos de estar detrás de las protestas.

Respecto a su papel en la guerra de Ucrania, Occidente mira con recelo los lazos que se están forjando entre Moscú y Teherán. “Hay que seguir muy de cerca la relación pragmática entre Rusia y el régimen de Irán. Tras alcanzar acuerdos en materia militar, recientemente han firmado un acuerdo para conectar sus sistemas bancarios y facilitar la cooperación económica”, explica Bashandeh. “Con ello, Rusia busca ser protagonista en el desarrollo político interno de Irán mientras marca la agenda regional e internacional a través de la cooperación militar”, añade.

iran-weapons-middle-east
Ucrania y Azerbaiyán, dos frentes más de Irán

El ataque contra el complejo militar ha sido celebrado en Ucrania, víctima de los drones iraníes suministrados al Ejército ruso. “Noche explosiva en Irán”, escribió en Twitter Mykhailo Podolyak, asesor presidencial ucraniano, aludiendo a la fábrica de drones y misiles y al incendio en la refinería de petróleo. “Ucrania os advirtió”, añadió. A consecuencia de estos comentarios, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán ha convocado al encargado de negocios de Ucrania en Teherán.

Además de su enfrentamiento con Israel y su papel en la guerra de Ucrania, es necesario destacar la actual situación de las relaciones entre Irán y Azerbaiyán, país desde donde se sospecha que pudo ser lanzado el ataque contra Isfahán. Bakú y Jerusalén mantienen estrechos vínculos militares que preocupan a Teherán. Israel ha proporcionado drones a Azerbaiyán, armas que el país del Cáucaso ha empleado en mayor medida para combatir con Armenia en la disputada región de Nagorno-Karabaj.

Recientemente, los lazos entre Bakú y Teherán se han tensado peligrosamente después de un ataque contra la Embajada azerí en la capital iraní. Tras el atentado, Azerbaiyán ordenó la salida de su personal diplomático de Irán y responsabilizó a la República Islámica del atentado, ya que aseguró “que no tomó las medidas necesarias” para impedirlo. 

Coordinador de América: José Antonio Sierra. 

Más en Política
Josua Harris usa argelia
En vísperas de las elecciones presidenciales de noviembre, el presidente Joe Biden no tiene intención de abandonar la Casa Blanca sin haber dejado su impronta sobre el papel de los Estados Unidos de América en la resolución del largo conflicto entre Argelia y Marruecos

Joe Biden nombra al "Sr. Sáhara" embajador en Argel