El país contempla un despliegue de 32.000 efectivos de seguridad del Gobierno y 17.000 privados

La puesta a punto para el Mundial en Qatar: una cuestión de seguridad

AFP/KARIM JAAFAR - Vista general del exterior del estadio Al-Thumama en la capital, Doha, el 22 de octubre de 2021

Ha comenzado la cuenta atrás para el Mundial de fútbol 2022. Casi 12 años después de que Qatar obtuviera los derechos de organización para realizar la competición futbolística, el 20 de noviembre por fin dará inicio la primera Copa Mundial que se celebra en el mundo árabe y será en el estadio Al-Bayt en un partido entre la selección local y la de Ecuador.   

Hasta el momento el país ha desembolsado decenas de miles de millones de dólares - algunas estimaciones barajan una cantidad próxima a los 200.000 millones de dólares (192.400 millones de euros)- para construir las instalaciones deportivas adecuadas para celebrar el Mundial. Otras decenas de miles de millones de euros, por otro lado, han sido destinados a la seguridad en torno al evento deportivo. No hay que olvidar que, el país con apenas tres millones de habitantes, es uno de los mayores productores de gas natural del mundo. 

De hecho, la celebración del evento en un Estado desértico ha hecho necesaria una reorganización del calendario futbolístico internacional, desplazando el evento deportivo al invierno - hasta ahora era habitual que se celebrase en el verano del hemisferio norte- para evitar el calor abrasador del país del Golfo.

Según la organización del Mundial, más de 1,2 millones de aficionados viajarán a Qatar y ante tal avalancha de turistas se han llegado a habilitar cruceros como hoteles flotantes en respuesta a la preocupación por la falta de alojamiento. Además, se han vendido cerca de 2,9 millones de los 3,1 millones de entradas, según los organizadores. Los aficionados han estado esperando ante el centro de venta de entradas de la FIFA con la esperanza de que queden disponibles algunas entradas para los partidos más importantes del torneo de fútbol. 

Logo del Mundial de Qatar 2022

Seguridad durante del campeonato 

El Comité de Operaciones de Seguridad (SSOC) de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022 ha celebrado semanas antes de que dé comienzo el torneo de fútbol un programa de formación y liderazgo, que fue clausurado por el jeque Khalifa bin Hamad al-Thani, jefe de Operaciones de Seguridad para la Copa del Mundo de la FIFA Qatar 2022, junto a Colin Smith, director de Operaciones de la Copa Mundial de la FIFA y director ejecutivo de Qatar 2022. 

Hasta 180 agentes de seguridad expertos han sido dotados de un certificado que les posibilita impartir formación a las fuerzas de seguridad gubernamentales y privadas. 

De hecho, el plan de preparación en materia de seguridad contempla un despliegue de 32.000 efectivos de seguridad del Gobierno y 17.000 privados. Según Abdul Rahman Hamad al-Suwaidi, jefe adjunto de la Unidad de Formación y Desarrollo del SSOC, “todos nuestros programas de formación han sido acreditados a nivel internacional, y fueron llevados a la práctica y supervisados por ciudadanos qataríes. Los que se han preparado y titulado ahora representarán un legado futuro para Qatar, donde se aprovecharán sus aptitudes y su formación incluso más allá del campeonato”.  

Algunos de los aspectos clave en materia de seguridad en los que se centrará el Mundial pasan por la seguridad y el control del público; la gestión de riesgos y de la seguridad, y la respuesta de emergencia a los accidentes graves.

Hasta el momento, el SSOC cumple su mandato de formación puntualmente; y anuncia el óptimo grado de preparación de todas las fuerzas de seguridad para recibir y proteger al más de un millón de visitantes que se espera que lleguen procedentes del extranjero para asistir al Mundial de fútbol.

Además, un Centro de Seguridad Nacional monitoreará 15.000 cámaras de seguridad con tecnología de reconocimiento facial en los ocho estadios de la Copa del Mundo. Para ello se emplearán los sistemas SkyDome y DroneHunter de Fortem Technologies con sede en Estados Unidos. Además, la mayoría de los estadios se encuentran en un radio de apenas 70 kilómetros de distancia, en la ciudad de Doha, donde también se concentrarán todos los aficionados. 

Logo del Mundial de Qatar 2022

Apoyo externo en materia de seguridad 

Qatar, sin embargo, es un país sin apenas experiencia en la organización de macroeventos de esta magnitud y es por ello por lo que ha precisado del apoyo de otros países para poder mantener las barreras de seguridad lo más elevadas posibles. 

Por ejemplo, desde el Ministerio de Defensa de Gran Bretaña, entre otros países, se ha confirmado que tanto la Royal Air Force como la Royal Navy contribuirán al ejercicio de seguridad en el Mundial. Los Eurofighter Typhoons del Escuadrón Número 12 apoyarán los esfuerzos antiterroristas durante la competición de la FIFA. 

Digitalización de la seguridad

Aspire Command and Control Center se ha creado para este evento deportivo como una moderna sala de control desde la que gestionar de forma remota todos los recintos. Este sistema incluye una medición exhaustiva de cada parámetro y de un sistema de digitalización que replica en 3D cada una de las infraestructuras. Hamad Ahmed al-Mohannadi, director del centro, ha explicado que “este sistema se suele emplear en centros de seguridad o relacionados con actividades militares”. 

Además, todos los sistemas de seguridad cibernética están unificados por una misma plataforma que es analizada al segundo por 80 trabajadores durante 24 horas al día. 

Por su parte, Niyas Abdulrahiman, jefe de Tecnología del Command and Control Centre, aseguró a la agencia de noticias EFE que, “el objetivo también es que todo funcione de la forma correcta sin interferir en los aficionados”. De hecho, ante la posibilidad de recibir ciberataques tanto internos como externos, Abdulrahiman considera que han elegido adecuadamente las herramientas para protegerse y a un equipo de expertos cualificados en la materia. 


Restricciones durante el Mundial en Qatar 

A pesar de ser hospedador de más de dos millones de turistas que acudirán al país tan sólo para participar del evento del Mundial de fútbol, Qatar ha impuesto unas normas que considera básicas e indiscutibles durante la estancia en su país como, por ejemplo: 

• La prohibición de beber alcohol en la calle ni estar ebrio en lugares públicos. Sólo se permitirá el consumo de bebidas alcohólicas en los bares de hoteles y zonas acotadas para los turistas. De no respetarse esta norma, el turista podría recibir una multa o hasta 6 meses de prisión. Respecto a las drogas, quienes compren o transporten estupefacientes y sustancias psicotrópicas peligrosas serán castigados con una pena de prisión de entre 7 y 15 años.

• Tampoco se podrá ondear la bandera LGBTIQ+, habiendo penas por ello de entre 7 y 11 años de prisión. 

• No se podrá mostrar afecto en los espacios públicos si las personas implicadas no están casadas (penas de hasta 7 años de cárcel) ni incurrir en agresiones verbales o físicas en la vía pública, contemplándose las discusiones de tránsito. 

• En ningún caso se podrá sacar fotos o vídeos sin autorización, especialmente en los espacios religiosos, militares o en construcción. 

• El Gobierno solicita además a los turistas adoptar un código de vestimenta como mantener cubiertos los hombros y hasta las rodillas en lugares públicos e incluso se solicita evitar el exceso de maquillaje. 

• La política nacional es de cero tolerancia y se aplica a aquellas situaciones como festejar o gritar en la vía pública. 

• La prostitución también conlleva elevadas multas o condenas penales. Además, según indica el Ministerio de Exteriores de España, queda prohibido entrar al país con libros religiosos o contenido pornográfico. 

• En ningún caso se permitirá profanar o blasfemar a la religión local (el islam). 

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato