Tanto en el norte como en el sur del enclave palestino miembros del grupo islamista se han rendido a las fuerzas israelíes algo que, de acuerdo con las FDI, es “una señal de la desintegración del sistema”

El liderazgo de Hamás se tambalea a medida que Israel intensifica la presión sobre Gaza

PHOTO/AFP/MAHMUD HAMS - Un soldado israelí toma posiciones dentro de un edificio dañado para vigilar la carretera de Salaheddine
photo_camera PHOTO/AFP/MAHMUD HAMS - Un soldado israelí toma posiciones dentro de un edificio dañado para vigilar la carretera de Salaheddine

La guerra entre Israel y Hamás cumple ya dos meses sin perspectivas de un final cercano. Igualmente, tras la violación de la tregua temporal por parte de Hamás, las esperanzas de un nuevo alto el fuego se desvanecen a pesar de los esfuerzos de países como Qatar o Egipto. 

Israel ha intensificado su operación sobre Gaza desde entonces. De acuerdo con datos de las Fuerzas de Defensa de Israel, se han atacado más de 3.500 objetivos terroristas en la Franja de Gaza desde aire, mar y tierra durante los últimos 10 días.

Esta cifra se incluye dentro de los más de 22.000 objetivos alcanzados por las FDI desde el inicio de la guerra el 7 de octubre tras el ataque de Hamás contra Israel que dejó 1.200 muertos. Por otro lado, en Gaza, de acuerdo con el Ministerio de Sanidad -controlado por Hamás- más de 17.000 personas han fallecido desde el comienzo de la contienda. 

A medida que Israel aumenta la presión sobre Gaza, decenas de miembros del grupo terrorista se han rendido a las FDI tanto en Jan Yunis, en el sur de Gaza, como en Jabaliya, en el norte. "Estamos viendo a terroristas rendirse, esto es una señal de la desintegración del sistema y de que debemos presionar más", explicó el jefe de Estado Mayor, Herzi Halevi. 

El portavoz del Ejército, el contralmirante Daniel Hagari, ha confirmado las rendiciones masivas de miembros de Hamás durante el fin de semana, indicando que muchos de ellos revelaron información de inteligencia sobre el funcionamiento del grupo terrorista.

"En Shejaiya y Jabaliya, los terroristas que se rindieron entregaron sus armas y equipos”, declaró Hagari, confirmando así los vídeos que circularon en redes sociales de presuntos terroristas semidesnudos y maniatados que han provocado un fuerte rechazo por parte de opinión pública internacional.

El Ejército israelí ha asegurado que las personas que “no hayan participado en actividades terroristas serán liberadas”. Según el Canal 12 de Israel, el 60% de las 700 personas que han sido detenidas no son terroristas. Un informe de Haaretz también afirma que sólo entre el 10 y el 15% de los hombres arrestados están afiliados a Hamás.

“Desearíamos que todos los combatientes de Hamás llevaran uniformes porque eso haría más fácil identificarlos. Pero cuando [los miembros] de Hamás se disfrazan de civiles y luchan en zonas civiles, hacen que sea muy difícil encontrarlos”, explicó en este sentido a la CNN el portavoz del Gobierno, Eylon Levy. 

Hagari también ha revelado que muchos de los arrestados han afirmado durante los interrogatorios que “los dirigentes de Hamás no están al tanto de la difícil situación en la que se encuentran sobre el terreno”.

Estas declaraciones se producen poco después de que las FDI difundiesen un vídeo en el que se ve a miembros de Hamás golpeando a ciudadanos de Gaza en el barrio de Shuja'iyya y saqueando bolsas de suministros humanitarios. 

Netanyahu: “No mueran por Sinwar”

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha instado a los miembros de Hamás a continuar rindiéndose y entregando las armas. “Les digo a los terroristas de Hamas: se acabó. No mueran por Yahya Sinwar (líder de Hamás en Gaza)”, señala en un comunicado Netanyahu, quien asegura que “ha llegado el principio del fin” del grupo islamista. De acuerdo con el medio israelí Kan, Sinwar huyó del norte de Gaza al comienzo de la guerra escondiéndose en un convoy humanitario que se dirigía hacia el sur. 

Además de los que se han rendido, el Ejército estima que unos 7.000 miembros de Hamás han muerto en los ataques israelíes. Por otro lado, la cifra de soldados israelíes muertos durante las operación terrestre en Gaza ya asciende a 104. Los combates cuerpo a cuerpo contra combatientes de Hamás también han dejado más de 500 militares heridos, al menos 127 de ellos en estado grave.

El líder israelí también ha destacado que la guerra continúa “con más fuerza e intensidad” para lograr los objetivos: la destrucción de Hamás y el rescate de los secuestrados, así como “la promesa de que Gaza nunca más será una amenaza a Israel”.

Durante la semana de tregua, 105 rehenes fueron liberados -86 israelíes y 24 extranjeros, aunque todavía quedan más de 130 rehenes en Gaza, incluidas 20 mujeres y 11 extranjeros. No obstante, en los últimos días Israel ha anunciado la muerte en cautiverio de 18 de los secuestrados basándose en datos de inteligencia y hallazgos de las tropas israelíes en Gaza.

Estaba previsto que las 20 mujeres secuestradas por Hamás que todavía siguen en Gaza fuesen liberadas durante la tregua tal y como estipulaba el acuerdo. No obstante, Hamás no entregó la lista con sus nombres y rompió el alto el fuego. De acuerdo con el Departamento de Estado de Estados Unidos, el grupo islamista no quiere liberar a mujeres que tiene retenidas por temor a que denuncien casos de violencia sexual por parte de combatientes

Más en Política