De los 37 millones de personas que viven con VIH solo la mitad recibe tratamiento

Andrea Mejorada/Lainformación.com

Este martes 1 de diciembre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Sida. A finales de 2014 se registraron cerca de 37 millones de personas infectadas y se estima que en junio de 2015 había 15,8 millones de esas personas recibiendo tratamiento. Esto significa que la mitad de personas que viven con VIH no lo reciben, o bien porque desconocen que tengan el virus o porque aunque lo sepan no tienen acceso al tratamiento. Sin embargo, a pesar de que la cifra sea alarmante el número de personas que recibe tratamiento ha ido aumentando progresivamente en los últimos años Este año casi 16 millones lo reciben, pero hace cinco eran solo 7,5 millones y hace diez, únicamente, 2,2 lo estaban recibiendo.

«Cada cinco años hemos aumentado en más del doble el número de personas en tratamiento —dijo Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA—. Ahora tenemos que hacer lo propio solo una vez más para detener la epidemia de sida y evitar que repunte.»

Según la organización los países se están preparando para duplicar el número de personas en tratamiento para el 2020. El objetivo de ONUSIDA, '90-90-90', busca lograr que el 90% de las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico, que el 90% de las personas que sepan que tienen la infección estén en tratamiento, y que se suprima un 90% la carga viral de quienes lo reciben.

Además, un informe publicado por la entidad asegura que el objetivo es poner fin al sida en el 2030 a través de la Respuesta Rápida centrándose en cada ubicación y población. Reúne ejemplos de más de 50 países, comunidades y ciudades buscando llegar cada vez a más personas con servicios de prevención y tratamiento.

En 2013 se registró que el 70% de infecciones del mundo está en África Subsahariana, con un total de 24,7 millones de personas que viven con VIH. Además de que las muertes por causas relacionadas con el virus fueron 1,1 millones aproximadamente. Los datos han mejorado puesto que desde 2005, el punto más algido de la epidemia desde su inicio, han descendido en un 39%.

Estas cifras son preocupantes sobre todo si se comparan con las de Europa Occidental y Norte América, donde las personas que viven con VIH son alrededor de 2,3 millones. Aunque el número de nuevos diagnósticos registrados en Europa en 2014 fueron 142.000 y no se registraba esa cifra desde el comienzo de la epidemia en los años 80.

Por ello ONUSIDA ha elaborado un programa de prevención y tratamiento. Se identifica 35 países que tienen que adoptar la Respuesta Rápida, propuesta en el informe de ONUSIDA, que suman el 90% de las nuevas infecciones por el VIH. Centrándose en las poblaciones y su ubicación se prevé evitar 21 millones de muertes relacionadas con el sida.

En España

Según el Ministerio de Sanidad, con datos del 2014, el 92,3% de los pacientes diagnosticados con el virus están recibiendo tratamiento antirretroviral. Además, la mortalidad en pacientes con VIH ha disminuido un 54% en los últimos 13 años.

En 2014 en España se registraron 3.366 nuevos diagnósticos, aproximadamente cien más que el año anterior. Los niveles de la tasa global de nuevos diagnósticos de VIH en España actualmente está en niveles similares a los de otros países de Europa occidental. Aunque a pesar de la notable mejoría respecto a las décadas pasadas, la tasa en España es superior a la media de la Unión Europea.

El 84,7% de los casos son hombres, de una media de 35 años y la vía de transmisión más común es la sexual en un 80% de los casos, y de estos el 54% son de relaciones homosexuales entre hombres. Se estima que en la actualidad viven en España entre 130.000 y 160.000 personas con infección por el VIH, de las que entre el 25% y el 30% no están diagnosticadas.

Más en Sociedad