La lucha contra las deficiencias visuales evitables como prioridad

Alejandro Velarde

El 90% de la población mundial que padece alguna deficiencia visual evitable - ceguera o visión reducida- reside en países de ingresos bajos y no posee los suficientes recursos para conseguir tratamiento, según la Organización Mundial de la Salud.

Son varias las organizaciones sin ánimo de lucro que, ante esta situación, trabajan para que se produzca un cambio en la vida de estas  personas.

La Fundación Iluminafrica es una de ellas. Desde el año 2007 ha organizado varias expediciones a  Chad, realizando intervenciones quirúrgicas y consultas de oftalmología y optometría. Otra de sus  acciones es la entrega de gafas graduadas a estas personas con deficiencias visuales.

También en África - en países como Senegal, Kenia, Etiopía y Uganda- se lleva desarrollando desde 2010 un proyecto denominado Healing Wings, de la ONG The International Help Alliance. Su misión es ofrecer  tratamiento continuado a más de treinta mil niños menores de seis años que desarrollaron su ceguera debido a carencia de Vitamina A. Otro grupo que lucha por la misma causa son el centro comunitario Kilimanjaro, en Tanzania y Seva, que lleva desde 1978 ofreciendo ayuda oftalmológica en diversos rincones del mundo.

Como reconocimiento a su labor, estas fundaciones recibieron el pasado 8 de septiembre el Premio Visión Anual de la mano de la Fundación Champalimaud. Un premio que quiere contribuir a curar este año a miles de niños y ancianos africanos.

Más en Sociedad