Opinión

El volcán ha terminado

photo_camera rey-españa-felipe-vi

Filomena, Cumbre Vieja, inundaciones periódicas en el Ebro, pandemia del coronavirus, aprobados sin esfuerzo, funcionarios sin oposiciones, blanqueo de Bildu-ETA, 4-M, indultos a los golpistas, Ley de eutanasia, y acoso nacional-socialista en Canet de Mar. Y, además, discurso del Rey. Once momentos para resumirlos en tres palabras: otro año perdido. Excepto en Madrid.

Felipe VI, voluntarioso. Solidaridad con los palmeros. Pidió consenso político, que las instituciones sean un ejemplo de integridad pública y moral y exigió a los partidos políticos que piensen en los ciudadanos. Defendió la Transición y a Constitución, “viga maestra del progreso y de la convivencia” y exhortó a cumplir las leyes. Prueba de que no se cumplen. En todo caso vimos a un monarca próximo a los canarios y a los sectores implicados por la pandemia (sanitarios, restauradores, hoteleros, víctimas del coronavirus). Bien. Pero… como en un segundo plano. Pareciera que el discurso había sido escrito en su totalidad –no revisado- por Moncloa. Menos bien.

 isabel-diaz-ayuso

Estado de Derecho

Si los políticos cumplieran la ley, habríamos desterrado el noventa por ciento de nuestros problemas. La lealtad constitucional es la asignatura pendiente de la democracia. El gobierno central, con tres revuelcos del Tribunal Constitucional por extralimitarse durante la pandemia, es el primero en no cumplir la ley de Leyes y nunca ruedan cabezas para regenerar la vida nacional.

Filomena nos enseñó en enero que somos un país muy vulnerable; tras la sexta ola del coronavirus, casi dos años después, no hemos aprendido nada. ¿Necesitamos otras seis para que este gobierno abandone el Real Decreto Ley y presente en el Parlamento una Ley de Pandemias con parámetros comunes a todos los españoles? ¿Es que el virus chino discrimina por territorios? Parapetado en el término co-gobernanza, el presidente Sánchez se ríe de todos nosotros, se lava las manos como Pilatos y nos trata como a los “plantaos” cubanos. 

La última conferencia de presidentes, presentada en Barcelona para entronizar a Salvador Illa como colaboracionista principal de ERC y justificar su asistencia en Falcon, sirvió para demostrar que la irresponsabilidad de este Gobierno en este y otros asuntos es como Cantabria: infinita. Llegó al Senado sin que los consejeros de Sanidad preparasen un mínimo orden del día, consiente que Aragonés dicte normas propias de una dictadura con toque de queda incluido y se saca da la manga el uso de la mascarilla obligatoria en las calles, sin ninguna base científica y sin el consentimiento mayoritario de las CCAA.

pcr-covid-españa

El doctor que nos manda, su ministra Darias y la portavoz Rodríguez  solo tienen que mentir a todos todo el tiempo para vender que 8 son más que 9. Y que el acuerdo era unánime. El comunicado oficial leído en el telepronter confirma que nuestro líder carismático no conocía ni lo que se aprobaba; en realidad todo estaba aprobado desde hace varios meses.

En definitiva: más incertidumbre, récord de contagios, caos autonómico y ruina para el sector del ocio nocturno, la restauración y la hostelería. Y de nuevo, la improvisación con ausencia de elementos esencial para parar a este virus con las vacunas: los antígenos. ¿Cómo es posible que nos pase lo mismo que con las mascarillas de la primera ola? Siempre chinas, deficientes, caras y reclamo de especuladores próximos al PSC. Los PCR inexistentes también chinos, con homologaciones falsificadas a veces, resultan carísimos en comparación con Portugal. No digamos en Gran Bretaña o en media UE, que los gobiernos las facilitan gratis al ciudadano. ¿Dónde está el ministro Garzón? ¿Jugando con las muñecas de Navidad? No, jugando con nosotros y callado como un muerto.  ¿Por qué no defiende a los consumidores y pacientes?  Por decirlo con un poco de humor: 17 CCAA, 17 Navidades distintas: unas pidiendo el toque de queda; otras, el estado de alarma, la mayoría echando la culpa a los sanitarios y en Madrid pidiendo una cerveza bien fría con calamares. Este gobierno con su inacción está destrozando el Estado de Derecho. De hecho, lo lleva haciendo desde junio de 2018. 

El volcán ha terminado

 Cumbre Verde ha sido el volcán más largo de Canarias desde el siglo XVI. Casi 90 días expulsando magma y gases, ensanchando la isla y dejando en la miseria a miles de palmeños. Hay que reconocer que Sánchez viajó allí 7 veces para prometer ayudas. Hoy, tres meses después y muchas lágrimas, el volcán oficialmente se ha cerrado… en falso. Los gases (que ni se ven ni se huelen) pueden ser letales todavía. La pregunta es simple: ¿Por qué no han llegado las ayudas? La burocracia. Nos alegró ver por Televisión a los responsables del seguimiento decir: el volcán ha terminado. Pero ¿cuándo terminará la incertidumbre y la inseguridad de las personas afectadas? ¿Cuándo podrán volver a sus casas y reanudar sus sueños? 

volcan-la-palma

Fuego y agua

Cumbre Vieja ha sido un espectáculo. Y una pesadilla. Las inundaciones, también. Del fuego a la lluvia. Del Atlántico al norte. El rio Ebro se ha desbordado una vez más. Gracias, Excmo. Sr. D. José Luís Rodriguez Zapatero por dinamitar el Plan Hidrológico Nacional (PHN) de J.M. Aznar, veinticuatro horas después de retirar cobardemente las tropas españolas de Irak, despedidas al grito de ¡gallinas, gallinas! ¡Qué humillación para nuestro Ejército! No, no se nos ha olvidado, ZP, embajador plenipotenciario de Nicolás Maduro y del narcopopulismo de Puebla. ¿Algo nuevo sobre la corrupción de su embajador Morodo? ¿Y de las maletas de Delcy-Ábalos? ¿Qué secretos guarda el Pollo Carvajal para que se retrase por tercera vez su extradición a USA? 

Cierto que nada hizo de 2011 a 2015 el registrador  Mariano Rajoy con su mayoría absoluta para que el PHN retomara el camino de regar el Levante y el Mediterráneo oriental. “Solo llegará el agua cuando la Comunidad Valenciana forme parte de los Països catalanes”, le escuché decir a un senador separatista. Don Mariano dejó en los Presupuestos de 2018 ocho millones para limpiar las márgenes del Ebro y evitar las crecidas. El Ejecutivo social-comunista no se gastó ni un euro en los últimos cuatro años. Y así seguimos: con unos costes tremendos en los social, económico y humano. ¿Sabían que la mayor parte de los agricultores de las vegas del Ebro y afluentes no encuentran aseguradores para sus cosechas? y, mientras, el agua se va directamente al mar. 

Un dato: con el agua que anegó centenares de huertas y arrasó casas y garajes y negocios a pie de calle, la cuenca del Ebro bien encauzada, podría abastecer durante cinco años todas las necesidades del Levante español, Murcia y Almería. Y evitar el 90 % de las catástrofes. Pero nadie mueve un dedo para “pensar en los ciudadanos”, como pidió el monarca en su VIII discurso de Navidad. Eso sí, Sánchez sin botas de agua, tomó raudo y veloz –nunca mejor dicho- el Falcon para presentarse tras un Consejo de Ministros solo en pueblos socialistas afectados –no siendo que lo abucheen- al recordar que había insultado como nadie a Rajoy en 2017 cuando éste llegó a las orillas del Pilar en Zaragoza, con cinco días de retraso.

El cielo lloró también sobre Cádiz hace unas horas, amargando estas Fiestas Navideñas a miles de personad decentes de Jerez, El Puerto, Vejer de la Frontera y La Barca. Aún están achicando agua de los garajes. Y encima la Lotería Nacional pasó de largo. Necesitamos un Pacto por el Agua. Y lo necesitamos ya. El fuego de la tierra no es previsible dominarlo. Pero nuestros militares de la UME y los expertos vulcanólogos han mitigado los daños colaterales; el agua, en este caso de nuestro río más grande, sí; se puede domesticar. Pero la falta de voluntad política lo ha impedido, precisamente, en democracia. Hoy, sin los pantanos del general Franco, España sería un erial. ¿Dónde está el proyecto de las desaladoras alternativas de la señora Narbona, doña Cristina, a la sazón presidenta del PSOE? En el limbo. ¿Dónde fueron a parar los 17.000 millones de presupuesto de su ministerio? Presumiblemente a los infiernos de la corrupción.

La luz del hambre

PSOE y UP se escandalizaban cuando en tiempos del PP la energía subía un 8 %. Los improperios de Irene Montero y Mayoral, que hoy callan como `vulpes`, resultan esclarecedores de su hipocresía: “No más cortes de luz; la pobreza energética es un delito social”. Invadieron las calles al grito de ¡Gobierno ultra capitalista y asesino! Hoy la luz y el gas se pagan un 500% más caros que hace cuatro meses; no un 8 o un 10%.

 Y la pobreza energética –excepto para los okupas que protege el gobierno- es el mayor peligro para las clases medias y bajas. Si lo unimos al casi 6% de inflación, la realidad es que somos un quince por ciento más pobres que ahora hace un año.  Los negocios, asfixiados; las pymes, los ganaderos, los agricultores, los camioneros, los vendedores de automóviles y los autónomos, al borde del abismo. La ministra de Industria callada y Sánchez, mintiendo urbi et orbi desde la Cámara Alta intentando vendernos la burra de que a final de año –quedan horas- pagaremos lo mismo que en 2018. Reconozcamos que él no paga nada como inquilino de La Moncloa.

Como conocemos la nula credibilidad del señor Sánchez Pérez-Castejón, sabemos que miente a sabiendas. Me he molestado en contabilizar los gastos del gas y de la electricidad en 2018 y los de ahora. La diferencia es de 360 euros más en este ejercicio. Aun descontando la inflación, pagaré 346 euros de más. Y eso que la subida estratosférica comenzó en septiembre. También saben ustedes que Sánchez elude sistemáticamente las ruedas de prensa. Él sólo vive para el espectáculo. En realidad, es muy bueno como malo.

Todo en este gobierno social-comunista es verde, ecológico, sostenible… pero esconden intencionadamente que nuestra dependencia energética exterior es del 68 por 100. Empezó González rindiéndose a ETA y paralizando Lemóniz tras el asesinato del ingeniero José María Ryan Estrada en 1981 y siguieron con el desmantelamiento de las centrales nucleares Aznar, Zapatero. Rajoy y, por supuesto el doctor-presidente. Ahora somos superdependientes de Argelia, y Francia está encantado de pasarnos una factura multimillonaria anual al suministrarnos energía de sus centrales atómicas de quinta generación. Al Pacto del Agua habrá que sumar el Pacto por las Energías (incluido el carbón) antes de que Putin cierre el grifo de sus gaseoductos a Alemania.

Únicamente París y Londres han entendido el problema. Como valientemente ha señalado hace unos días Ramón Arcusa, componente del inextinguible Dúo Dinámico, actor, cantante y compositor, “daré gustosamente mi voto al partido que incluya en su programa la construcción de centrales nucleares seguras”. Santiago Abascal avanzó dubitativamente en La Trece hace unas fechas que “Vox estaría dispuesto a apostar por la energía nuclear con las nuevas minicentrales de bajo costo y de escaso riesgo”, pero lo dijo con tan poca convicción que uno no puede tomárselo en serio.  La falta de debate político nuclear nos va a llevar a una “depedencia mayoritaria y permanente” y, por tanto, a la pérdida de soberanía.

presidente-españa-pedro-sanchez

Ni solidaridad con el agua, ni con las pensiones, ni con las energías: ese es el destino de este gobierno derrochón que, en palabras de un socialista disidente que acaba de abandonar el PSOE –Enrique Pérez, vicesecretario general de Extremadura- pide a Sánchez que se vaya antes de que destroce España, “por narcisista, falaz y antidemocrático”. Me limito a transcribir a un forofo sanchista de primera hora.

Yo-yolanda, expuesta

Después de la visita a Roma en Falcon para ver al papa Francisco hace dos semanas, -¡que no falte de ná!-, Yo-Yolanda se ha marcado un punto político importante, tras sacar adelante la reforma laboral –que no derogación de la del PP- con Patronal y Sindicatos. Hasta el rey leyó un párrafo de la recuperación que pareciera escrito por un amanuense de la ministra de Trabajo. 
La CEOE ha quedado tocada por mucho tiempo; los dos sindicatos corruptos UGT –investigado en Madrid tras la dimisión de su secretario general por dilapidar dinero del FOAGA-  y CCOO,  – con un pufo andaluz de decenas de millones-, que apoyan por un puñado de euros la inmersión lingüística y racista en Cataluña,  han vuelto a su poder de mangoneo en la negociación por sectores y ella, la señora Díaz Pérez  (Yo-Yolanda) ha provocado que Bildu y ERC (18 votos, 18 escaños en el Congreso) intenten derogar esa reforma descafeinada lo que sólo se arreglará con más dinero público. En suma, más chantaje a su jefe de Gobierno. Que Tezanos le otorgue un prestigio que no merece en el CIS puede ser una forma de hacerle creer que la chica del Ferrol (sin el Caudillo) “lo vale”.

yolanda-diaz-papa-francisco

Uno, que desde hace décadas se dedica a observar hechos y dichos no le conoce una idea ni original ni copiada. Lo más destacado de su cosecha última ha sido lo de “docentes y docentas” –otra coz a la RAE como todos, todas, todes-; pero lo más grave de esta comunista líder del PCE, pasada por el Vogue trasversal- es lo que repitió en sede parlamentaria: “Movilizaremos las calles si ustedes llegan al poder para que no puedan gobernar nunca”. Lo aprendió de quien la nombró digitalmente jefa de Unidas Podemos sin pertenecer ni siquiera al partido: el gurú Pablo Iglesias. Estos son los demócratas del presente y del futuro. Otra comunista que no es lenilista; otra totalitaria vestida de Prada que quiere olvidarse de Stalin y de Castro. Yolanda vive en Yoyolandia. Como esta vicepresidenta sea el relevo de Sánchez, apaga y vámonos.  Se lo deberemos a Pablo Casado y a su infantil envidia de ursulina filipina a Isabel Díaz Ayuso. Si ustedes me permiten la licencia, Yolanda tras su visita al argentino Jorge Mario Bergoglio “vive expuesta”, hasta que esos 9 fieles de su ministerio y el mago Redondo le transporten en silla gestatoria hasta el Palacio de la Moncloa en carretera de La Coruña.

En buena medida se lo deberíamos a Pablo Casado y a su infantil envidia de ursulina filipina a Isabel Díaz Ayuso. Si esto sucediese, los populares tendrían mucho mérito. La cúpula del PP está desquiciada. El Ómicron les está secando el cerebro. Y las encuestas, en un partido sin ideas ni ilusiones, apuntan a la baja semana tras semana. Don Pablo I de Palencia no va a gobernar ni con Vox después del golpe bajo a Ciudadanos en Castilla y León. A Mañueco no lo quieren tanto como los madrileños ya han amado desesperadamente en primavera a IDA. Ella es el camino, a verdad y la vida del centro derecha. Su lema será fácil: más libertad.

Envenenados de odio

Los “ongui etorri” a Anza y a Pla -éste ya en la nómina oficial de Bildu, es decir, cobrando de los Presupuestos públicos- delatan a un PSOE que depende de Otegui para sobrevivir. Aunque sea a costa de las víctimas del terrorismo. Pero, sin duda, uno de los episodios más vergonzosos de este año, lo hemos vivido en Cataluña. Horas antes de recluir a los ciudadanos de los 110 pueblos de más de 10.000 habitantes, el Escaso Honorable president los ha confinado, enviándolos al destierro y a la ruina. Aragonés ha cerrado Cataluña como si fuera Corea del Norte.

Otras Navidades sin alegría. Ningún problema para la Diada, ninguno para permitir que 17.000 palmeros acompañaran a Lluis Llach; ninguno para sacar a las manadas contra la familia de Canet de Mar que exigían que se cumpliera la ley de un 25% para poder estudiar en español en la Comunidad Autónoma.

Una sociedad mayoritariamente envenenada de odio ha sacado su fascismo contra un niño de cinco años (solo falta la estrella amarilla, -mejor una estelada)- porque sus padres pedían escolarizarse en ambas lenguas. Un escrache institucional en el que participó el president y los sindicatos corruptos de UGT, Comisiones y hasta USO. Ojalá esté informado mal sobre la participación de la Unión Sindical Obrera. Cabe resaltar que todos los altos cargos del Govern y del PSC llevan a sus hijos a la escuela concertada y a la privada donde sí se estudia en catalán, español e inglés (o alemán). Siempre engañando al pueblo.

rueda-prensa-generalitat

 El PSC, como siempre, mintiendo sin parar.  Illa lo sabe bien porque lo aprendió en Madrid como aventajado alumno de Pedro Sánchez. Primero dijo que defendía al niño pero luego votó en contra en el Parlament para que todo siguiera igual. Donde no hay justicia es un delito tener razón, decía Quevedo.  El Defensor del Pueblo, el padre Gabilondo, con tres semanas de retraso ha preguntado a la Generalitat qué trato le da al pequeño… Y no ha obtenido respuesta. Todavía.  Si esto no es desobediencia a los Tribunales,  ¿qué es desobediencia? Urge una ley que inhabilite política y económicamente a todos los cargos públicos y funcionarios que no cumplan las sentencias de los tribunales. Y a quienes no respeten y hagan respetar la Carta Magna.

Sabemos que mientras siga en La Moncloa el señor Sánchez esto no sucederá. Nos alegra que el volcán haya terminado en La isla de La Palma. Pero el tsunami Sánchez, continúa… Esta Bahía de Itaca  se despide deseándoles lo mejor para el año que viene. 
Lo que queda del año es una gran resignación ante la incertidumbre. No miremos atrás.  Nos gustaría salir cuanto antes de este túnel del tiempo sin salida; agarrarnos a la esperanza de la recuperación con fondos europeos. Y una sola súplica a nuestros gobernantes: que nos traten como adultos, no como imbéciles. Y, sobre todo, que no nos mientan. ¡Feliz Año Nuevo!

*Antonio REGALADO dirige BAHÍA DE ÍTACA en:
aregaladorodriguezblogspot.com