El sector agrícola no se ha desarrollado como se esperaba

Argelia trata de estimular la agricultura para garantizar la seguridad alimentaria

Mercado en Argel - PHOTO/AFP
photo_camera Mercado en Argel - PHOTO/AFP

Las autoridades de Argelia tratan de impulsar el sector agrícola después de que durante muchos años haya estado lejos de la atención del Estado en comparación con sus vecinos regionales debido a la excesiva dependencia de las importaciones del petróleo y gas. 

Con este objetivo, durante una reciente reunión del Gabinete, el presidente Abdelmadjid Tebboune subrayó la necesidad de dar más relevancia a agricultura, ya que representa el segundo sector más importante después de la industria de los combustibles fósiles. 

De acuerdo con la agencia oficial de noticias argelina, Tebboune pidió a las autoridades que se centraran en este sector que, al igual que ocurre en otros países árabes, enfrenta desafíos como la sequía y la escasez de agua debido al cambio climático. 

Esta decisión podría marcar una nueva dirección para desarrollar las inversiones en agricultura, un sector con un gran potencial al que las autoridades no habían prestado atención anteriormente.

Tal y como recuerda Al-Arab, desde 2001 ningún gobierno ha podido desarrollar una estrategia clara para desarrollar esta industria. Actualmente, el Ministerio de Agricultura está realizando un censo agrícola y ganadero integral en todo el país que se espera brinde datos precisos sobre el tamaño de los activos en este sector.

La primera fase del proceso censal, que comenzó a finales de 2021, incluyó cinco estados, entre ellos Ain Temouchent, Tipaza, Mila, Ghardaia y Adrar.

agricultura-marruecos-economia (1)
El Ministerio de Agricultura está realizando un censo agrícola y ganadero integral en todo el país - PHOTO/FILE

El censo general de áreas agrícolas y ganaderas del país se basa en la utilización de técnicas de digitalización y procesamiento de datos. Hace dos años, el Ministerio comenzó a utilizar drones para este proceso por primera vez, especialmente en el censo de explotaciones agrícolas y ganaderas en zonas desérticas.

Es probable que el proceso del censo ayude a recopilar todos los datos sobre las inversiones agrícolas repartidas en toda la nación, así como sobre la fuerza laboral, los seguros, los recursos hídricos, el ganado, la tasa de explotación de la tierra y todos los demás aspectos relacionados con el sector.

El economista Anwar Sekio -citado por el medio árabe- destaca que, tras el proceso del censo, es posible que se encuentre información especial con el objetivo de realizar futuras investigaciones.

Gente comprando en el supermercado en Argel, Argelia - REUTERS/RAMZI BOUDINAA
Supermercado en Argel - REUTERS/RAMZI BOUDINAA

Las autoridades argelinas redoblan los esfuerzos para que este proceso sea lo mas rápido posible ya que el aumento de los precios en todo el mundo ha ejercido una enorme presión sobre los de los productos alimenticios

Para enfrentar esta situación, el Gobierno busca establecer bases agrícolas modernas, eficientes, efectivas y competitivas que le ayuden a garantizar la seguridad alimentaria a corto plazo.

Se estima que Argelia tiene más de un millón de explotaciones agrícolas y ganaderas, pero parece que no son suficientes para alcanzar la suficiencia alimentaria, señala Al-Arab. 

Un grupo de personas compra verduras en el mercado central antes del mes sagrado de ayuno del Ramadán, en Túnez, el 6 de marzo de 2024 – PHOTO/FETHI BELAID/AFP
Se estima que Argelia tiene más de un millón de explotaciones agrícolas y ganaderas – PHOTO/FETHI BELAID/AFP

Los ingresos agrícolas constituyen el 13% del producto interno bruto del país, equivalente a 25 mil millones de dólares anuales, mientras que 2,5 millones de personas de una población de 44 millones trabajan en el sector, según estimaciones oficiales.

El sector también pudo lograr un crecimiento promedio en la última década de alrededor del 2,7%, logrando cubrir las necesidades alimentarias de la población en alrededor del 73%, según datos gubernamentales.

No obstante, este sector, que depende en gran medida de la lluvia, y cuyos salarios son bajos, no se ha desarrollado como se esperaba. Asimismo, apenas se utilizan tecnologías modernas que podrían estimularlo a seguir creciendo.